sábado, 18 de mayo de 2013

El principio

Cómo debo comenzar? Habrá acaso una forma menos trillada que preguntarse uno mismo cómo hacerlo? no lo creo, pero en este caso, la frase muletilla utilizada sólo refleja que estoy siguiendo la corriente de pensamientos de mi consciencia. 

Supongo que lo lógico es comentar por qué he emprendido esta aventura. Puede no ser necesario, pero siento que le dará consistencia a lo que escribiré de aquí en adelante. Bueno, la verdad es que me considero buena con las palabras, y tengo tantos intereses y temas en mente que frecuentemente no tengo con quién discutir o comentar como quisiera, que me parece que hacerlo por este medio me va a liberar un poco esa frustración o espinita que siento por no poder compartirlo. 

Ahora a lo consistente. No tengo un plan de trabajo definido, sólo muchos (y muy variados) intereses: desde siempre lectora compulsiva, novelas sobretodo  que llenaron mi mente e imaginación desde la niñez y hasta hoy, y espero hasta siempre. Creo que las ansiedades más grandes de mi vida las he experimentado en el transcurso de lectura de un libro, por la expectación del desarrollo de la historia... acaso eso no es la prueba más fiel de que la lectura  es una fuente de vida para los humanos? un tesoro por cuidar. He recorrido distintos caminos desde que aprendí a vivir con las letras: creo recordar que fue con Jane Austen la primera vez que experimenté emociones tan vívidas a través de un libro. Luego llegué a escritores rusos, Dostoievski y Tolstoi, y ya no sólo fueron emociones lo que experimenté, sino también profundas interrogantes y cuestionamientos de consciencia. Creo que esta será una primera parte de lo que deseo escribir: reseñas y comentarios personales sobre los libros que he leído, o que pretendo leer, y que valgan la pena ser compartidos. 

Debo confesar que hace poco más de 1 año descubrí un mundo totalmente nuevo para mí, y que llenó aún más mi fuente de intereses: comencé a ver dramas japoneses, y luego llegué a los coreanos, para luego continuar con uno que otro taiwanés. De ahí en adentrarme de lleno en estas culturas, fue cosa de tiempo. Llegó la música, el cine, ahora hasta la actualidad nacional de estos países me interesa. Ha sido una linda experiencia,  ya que yo era de las personas que veía todo lo proveniente de Oriente como "cosas chinas". Hoy, aunque estando muy lejos de conocer siquiera la décima parte de estas culturas, me confieso una admiradora de las mismas. Creo que es la diferencia cultural lo que las hace tan atrayentes, como ocurre con la gran mayoría de personas que siguen ya sea la música, los dramas. El hecho de existir valores y costumbres predominantes tan disímiles en sociedades contemporáneas es aún increíble. Y bueno, aquí está la segunda parte que deseo trabajar: he visto muchos dramas, de distintos países como ya dije, y también quiero compartir mis humildes pensamientos sobre ellos. 

Y como dije, son tantos y tan variados los intereses que me rondan la cabeza, que escribiré en definitiva de lo que más quiera en X momento. Sólo el tiempo dirá si este proyecto funcionará... de mi parte, estoy dispuesta a darle vida!.