sábado, 27 de septiembre de 2014

Smile, una historia de amor, justicia, y humanidad.



Hoy traigo una recomendación desde lo más profundo y sincero de mi corazón y consciencia, lo digo muy seriamente, y es que acabo de terminar este dorama, que fue una de las experiencias más bellas que he tenido desde que veo dramas, y por eso quiero recomendarlo tan fervientemente como soy capaz.

No les ha pasado a ustedes que a veces se preguntan por qué han elegido esta afición, el seguir los dramas producidos en el otro extremo del mundo, por personas y en sociedades que poco y nada tienen que ver con nosotros mismos o nuestras sociedades?. Yo lo hago todo el tiempo, sobretodo cuando estoy consumiendo algún drama que me hace cuestionar si vale la pena el tiempo que invierto en él. Sin embargo, excepcionalmente, uno descubre verdaderas joyas que rompen cualquier esquema preestablecido para los dramas (y me refiero tanto a los coreanos, como los japoneses, que son los que yo más sigo), y nos traen historias que impactan y dejan huella, no tanto por el sentido del espectáculo visual o de producción técnica, sino por la historia que nos presentan, su guión o personajes que se atreven a ir más allá de la simple entretención y disfrute visual, dejándonos un mensaje, haciéndonos cuestionar lo que aceptamos y tenemos por establecido, reflexionar sobre ello, presentándonos personajes tan reales y humanos que a veces uno puedo identificarse en ellos. Me pasó eso con el primer dorama que vi, Ritoru no namida; volví a experimentarlo con Thank You; con Soulmate; con 14 sai no haha; y este año con Boku no ita jikan. Y ahora, Smile se agrega a ese pequeño grupo de dramas que por siempre tendrán un significado especial para mi, porque me ha hecho reflexionar sobre la vida. Smile es el último drama que me ha impactado, y ha hecho replantearme la forma en que yo misma pienso y actúo, ha producido un torbellino de emociones que no creí que volvería a experimentar. Smile es, como en cada capítulo nos recuerda la voz de uno de sus personajes protagonistas “la historia de amor y justicia de un hombre que vivió su vida heroicamente”, pero es, ante todo, un drama sobre la vida.

Reseña: Vito Hayakawa (Matsumoto Jun) es un joven hijo de padre filipino y madre japonesa. Sus padres se separaron siendo Vito muy pequeño, por lo que jamás llegó a vivir fuera de Japón, ni a conocer el idioma de su padre. Vivió su infancia marcado por la soledad: el abandono de su padre, y los negligentes cuidados de su madre, lo hicieron sufrir en soledad el estigma de ser tildado de “filipino” por el resto de la sociedad, pese a que jamás puso un pie fuera de Japón, ni reconocía como lengua propia otra que no fuera la japonesa. Vito tiene un pasado oscuro, del que se avergüenza y quiere olvidar, y para ello ha logrado comenzar una nueva vida, trabajando como ayudante cocinero en una pequeña fábrica de alimentos familiares, Machimura Foods, cuyo propietario y su esposa lo recibieron a él y otros 2 muchachos como trabajadores, pero también los acogieron como su familia. 


Vito tiene además otro  trabajo de tiempo parcial como mesero en un bar, con la esperanza de reunir el dinero necesario para cumplir su gran sueño: abrir un restaurant de comida internacional, en el que todas las personas, sin importar su idioma o color de piel, puedan compartir y disfrutar su comida. Eventualmente, Vito conoce a Mishima Hana (Aragaki Yui), una joven que sufre de afonía debido a un trauma emocional que sufrió algunos años atrás, y quien llega a trabajar a Machimura Foods como ayudante. Ella no puede comunicarse mediante su voz, pero puede compartir y comunicarse a su manera perfectamente con esta nueva familia que la acoge. Entre ella y Vito se establece un lazo que los unirá profundamente en el transcurso de sus vidas. Tenemos, por otra parte, a Ito Kazuma (Nakai Kiichi) un abogado que es además jefe de Shiori, la única hija del matrimonio Machimura. Él es un abogado promedio, algo flojo y sin mucha pasión por su oficio, delegando constantemente su trabajo en la agobiada Shiori, sin embargo, acontecimientos inesperados harán que deba involucrarse con la familia Machimura primero, cuando son involucrados en un caso de alimentos contaminados, y luego con Vito, cuando éste se vea nuevamente en problemas con la justicia, causados por el regreso a su vida de Hayashi Seiji (Oguri Shun), quien formaba parte de la misma pandilla juvenil en la que estuvo Vito cuando joven. Desde el punto de vista del abogado Kazuma, muchos de los conflictos de Vito se explican muchas veces por la discriminación y prejuicios de la sociedad. Él se involucrará fríamente al principio, y luego con toda la creencia que tiene en la justicia y en las personas.

Comentario Personal: Según la reseña, la trama de Smile puede parecer algo densa y bastante compleja… nada más lejos de la realidad. Smile debe ser uno de los dramas más “reales” y sinceros que he visto alguna vez. Esto refleja en los personajes, que son parte del mundo real: ninguno de ellos es un multimillonario, ni un supergenio, ni un héroe todopoderoso. Todos son personas que intentan vivir sus vidas dignamente, superando la historia y el pasado de cada uno de ellos, persiguiendo sueños que se ven aún lejanos, sufriendo e intentando superar los pequeños desafíos de la vida: los conflictos financieros familiares, la discriminación social, los prejuicios de las personas, el surgimiento del amor, la construcción de confianzas en el núcleo familiar, el comienzo de la vida laboral, la reinserción en la sociedad luego de un pasado delictual… es probable que  cualquier persona haya experimentado uno o más de estos conflictos en su vida, qué más real que eso?.

Por otra parte, Smile se hace cargo de un tema bastante controversial, considerando que efectúa una crítica abierta a  la sociedad japonesa: la discriminación de todo tipo, pero sobretodo racial que sufren muchas personas en el país, y los prejuicios con los que lamentablemente se castiga a quienes tienen la desgracia de ser marcados con esa discriminación. El protagonista, Vito, es el máximo ejemplo de las consecuencias que producen estos comportamientos sociales, pues él, siendo mitad japonés, es tratado como si fuera un extranjero de la peor calaña. Para el resto, eso poco importa: Vito tiene un nombre extranjero, un color de piel ligeramente más oscuro al común, y eso lo hace distinto y sospechoso a los ojos de los demás.

Qué fue lo que me hizo reflexionar tanto sobre este drama? Pues ese retrato honesto y sincero de la naturaleza humana, que nos hace ser tan débiles y temerosos frente a la vida, cuando nos enfrentamos a una sociedad o a nuestros iguales que pueden ser tan fríos y crueles con quien parece más débil, o con el que por el solo hecho de ser distinto nos parece una amenaza a nuestra posición en la vida. Pero al mismo tiempo, Smile es un llamado a la fe y confianza en las personas, a la creencia de que aún en los momentos más difíciles, hay personas que llenan su vida entregando a los demás: entregando su apoyo, su confianza, su cariño, una palabra de aliento, un voto de confianza… o simplemente una sonrisa. Porque como frecuentemente nos recuerdan en el drama, los seres humanos somos criaturas débiles, y como tales, no podemos vivir solos: el hombre no es más que un animal social, y el saber vivir con ello condiciona el ser capaces de vivir una vida plena. En Smile se reflejan perfectamente cada uno de estos retratos: en la bondad de la familia Machimura, quienes creyeron que esos muchachos podían vivir una vida recta, a pesar de su pasado. En la hermandad de esos 3 jóvenes que querían construir recuerdos dignos, para dejar atrás su pasado, y ser capaces de perseguir sus sueños. En el amor honesto que nace entre Vito y Hana, ignorando ella todos los prejuicios sociales.
Para que nadie diga que no lo advertí, hacia la segunda parte del drama se produce un cambio muy importante, que hace que elementos legales cobren mucha importancia: Vito es acusado de un delito, y su vida queda pendiente del proceso judicial en el que se decidirá su futuro. El drama se encarga, inteligentemente, de mostrarnos todas las visiones involucradas en este proceso: la de Vito como acusado, la visión de la fiscalía, la defensa dirigida por el abogado Kazuma, la visión de la sociedad representada en los miembros del jurado elegidos para decidir el caso de Vito. Esta parte del drama no se hace para nada difícil de ver, principalmente gracias a un guión de lujo, que pone en boca de los miembros del jurado los razonamientos, temores y dudas más  generalizados en la sociedad.

Personajes Principales:

Vito Hayakawa (Matsumoto Jun): Matsujun, el eterno niño bonito de Japón, se ha lucido con el personaje de Vito, y ha demostrado su calidad actoral en uno de sus mejores (si es que no el mejor) papeles. La actuación de Matsumoto Jun no puede ser descrita sino como natural y tremenda: logra transmitir perfectamente los estados emocionales (una verdadera montaña rusa por los que atraviesa Vito a lo largo de la historia, que nos permite verlo como el hombre temeroso y servicial del principio, a uno dominado por la frustración y la ira que lo lleva a involucrarse en el hecho que cambiará su vida, lo vemos también como un hombre agradecido y humilde al máximo, enamorado, y en algún punto resignado al que él cree su destino. Smile es un drama muy duro de ver, justamente por la carga emocional que tiene, y la mayor parte de ella recae sobre el personaje de Vito, que vuelvo a repetir, transmite de una forma que pocos actores lo logran.

Mishima Hana (Aragaki Yui): Como decía en la reseña, Hana padece afonía debido a un trauma emocional vivido cuando era adolescente. Eso se traduce en que no llegamos a escuchar la voz de Hana más que un par de líneas, y en que a lo largo de los 11 capítulos del drama, se logre expresar de otra forma. Y lo logra a la perfección: Hana utiliza el lenguaje gestual y no verbal, su mirada, lenguaje corporal, todos los elementos que le permitan comunicarse con su entorno. Porque a pesar de su trauma, Hana es una muchacha que vive con alegría la vida que le ha tocado, positiva por naturaleza, lo que trata siempre de entregar a Vito y a la familia Machimura. Hana es fuerte cuando logra mantener esa alegría y vitalidad, pero hay momentos en los que se quiebra totalmente, y eso es ante el sufrimiento de las personas que ella quiere, y por eso se involucra tan fuertemente con Vito, porque logra ver que él necesita fuerzas para enfrentar la vida. La actriz Aragaki Yui realiza un estupendo papel como Hana-chan, considerando lo difícil que debe ser para un actor protagonista no tener más que un par de líneas, pero ello se resuelve siempre satisfactoriamente en este drama.


Kazuma Ito (Nakai Kiichi): Senséi, como lo llama Vito, el abogado que se involucra con la familia Machimura y con Vito, en forma fría al principio, sin muchas convicciones, para luego darse cuenta de hasta qué punto él mismo se ve reflejado en la historia de Vito. Es un personaje que me gustó mucho, aporta toda la cuota de racionalidad necesaria en un drama dominado por las emociones. La voz de Kasuma Senséi va relatando ciertas partes de los capítulos, anticipándonos de cierta forma, o preparándonos mejor dicho para lo que está por venir. Este personaje se ha convertido automáticamente en el mejor personaje abogado que he visto en algún drama, porque es real, es un retrato sincero de lo que se busca cuando hablamos de justicia. El alegato final que efectúa en el juicio en defensa de Vito, debe ser uno de los mejores discursos sobre justicia humana que he visto alguna vez.

Hayashi Seiji (Oguri Shun): En términos estrictos este no es un personaje protagonista, pues aparece sólo entre los capítulos 3 y 8, pero su presencia es constante a lo largo de todo el drama, básicamente porque su existencia ha condicionado la vida de Vito… y de qué manera. La vida de Seiji está retratada como el polo opuesto de Vito: ambos comparten el mismo pasado de violencia, pero cada uno tuvo una dispar suerte en el rumbo que tomó su vida: mientras Vito pudo comenzar a rehacer su vida. Seiji estuvo en prisión por años, sólo llenándose de rencor para el momento en que fuera liberado. Y cuando ese momento llega, sólo puede pensar en acabar con la tranquilidad en la vida de Vito. Algo interesante en la construcción de este personaje es que pese a la enemistad manifiesta que tiene con Vito, se muestra que entre ambos existe un vínculo que es muy difícil de romper, pues escapa a la voluntad de ambos: hay un control y coacción psicológica muy fuerte de Seiji sobre Vito, y es realmente angustiante ver de qué forma esa coacción avanza y cambia el rumbo de la vida de Vito y todos sus cercanos. Gran papel de Oguri Shun, hizo un villano totalmente despreciable en sus acciones, pero de quien nos compadecemos luego, conforme conocemos su historia.

Qué más puedo decir… sólo que es un drama maravillosos, muy duro de ver, por la carga emocional que tiene, por la realidad y crudeza con que nos presentan los acontecimientos y personajes, pero que aún así tiene un enfoque positivo, optimista, de fe en las personas, de segundas oportunidades en la vida. Lloré y me emocioné durante todo el drama, pero lo terminé con una sensación de alegría por todo lo visto. Smile nos enseña que cada ser humano es único, que nadie está condicionado a ser de una determinada forma sólo porque el resto de la sociedad busque categorizar siempre al otro para sentirse seguros. Sólo quiero terminar con la frase que constantemente el abogado Kazuma repite en cada capítulo: ésta es una historia de amor y justicia de un hombre que vivió su vida heroicamente. Smile nos enseña que el heroísmo no significa hacer algo extraordinario en la vida, sino simplemente vivir esa vida de la forma más digna que cada uno puedo lograrlo. Porque en cierta forma, todos los humanos son héroes por el hecho de lograr sobrevivir al difícil camino de la vida.  
Smile está repleto de frases para ser recordadas, les dejo algunas:
  • “Puede ser una habilidad el cambiar tus recuerdos a algo bueno, ya que nada se puede hacer para cambiar el pasado”.
  • “Incluso si alguien se ríe de mi sueño, por favor no estés triste. Incluso si alguien trata de destruir nuestro sueño, por favor no te preocupes. Porque lo importante es invisible a los ojos de las personas. Cuando me vaya, por favor no estés triste, porque siempre estaré en tu sonrisa. Nuestro mundo está lleno de sonrisas”.
  • “Aunque ahora estamos riendo, cuánta pena sufrimos antes de poder recobrar esas risas?. Desde esa peor noche de nuestras vidas, cuántas noches sin dormir pasamos?.
  • A ti, quien siempre trabaja tan duro, realmente te amo. A ti, que eres tan amable, realmente te amo. A ti, quien hablas y persigues tus sueños, realmente te amo. Tu sonrisa, realmente la amo”.


Datos finales.
  • Smile se transmitió en la cadena TBS, entre abril y junio del año 2009. Son 11 capítulos, de un promedio de 45 minutos cada uno.
  • En la temporada de su emisión, fue ganadora de los premios 13th Nikkan Sports Drama Grand Prix, en las categorías de Mejor drama, actor (Matsumoto Jun), actriz secundaria (Aragaki Yui) y actor secundario (Nakai Kiichi).
  • Es el tercer drama en el que Matsumoto Jun y Oguri Shun, grandes amigos en la vida real, comparten pantalla: primero fue en Gokusen (2001); luego en Hana Yori Dango como los recordados Domyouji Tsukasa y Hanazawa Rui, y finalmente en Smile (2009).
  • Dónde ver online?. La verdad a mi me costó horrores encontrarlo (supongo que porque no e sun drama muy popular que digamos): con sub en español sólo lo encontré en youtube, pero la calidad de imagen es muy mala. Por eso, me decidí a verla con sub inglés en dramago.com, la única página con una mejor calidad de imagen.  




sábado, 20 de septiembre de 2014

Temptation, un melodrama sin pasiones.



Día de reseña para Temptation, drama que sin haber sido un derroche de originalidad, ni de talento interpretativo, ni de diversión o emoción constante como tantos otros dramas que logran engancharnos, me tuvo expectante por cada uno de sus capítulos las pasadas 10 semanas. Creo que la experiencia que tuve viendo Temptation fue una de las más extrañas desde que veo dramas: como decía antes, es un drama que carece de todos esos elementos que hace “especial” a un drama, y sin embargo atrapa. No sé como explicarlo, pero tengo la sensación que este es un drama pensado y hecho “con olor a viejo”, todo en él produce esa impresión: desde la OST (en su mayoría piezas instrumentales, de ritmos pausados, o bien baladas); el vestuario, los colores en general… la fotografía, mejor dicho; pero por sobretodo el ritmo del drama: pausado, lento, un drama contemplativo me atrevo a decir, en el sentido que observamos comportamientos, situaciones, reacciones de los personajes, que no va a la par necesariamente de una progresión argumental constante. En Temptation no hay grandes sobresaltos, casi siento que no hubo un clímax… prueba de ello es que llegamos al capítulo 20, como si se tratara de un capítulo más y no del final. Como preámbulo, hasta aquí llego, les presento ahora reseña y opiniones finales… para que quienes lo hayan visto me comenten si quedaron con la misma impresión mía u otra distinta, y para quienes no lo hayan visto puedan formarse una idea y decidir si comenzarlo o no.


Sinopsis: Yoo Se Young (Choi Ji Woo) es la exitosa CEO de Dongseng Group, una gran compañía coreana. Ella heredó su posición de su padre, como su hija mayor. Se Young ha llegado al final de sus 30 años dedicada absolutamente a su trabajo, sin haberse dado jamás la preocupación ni el espacio para buscar el amor. Por razones de negocios, viaja a Shanghai, donde accidentalmente conoce al matrimonio conformado por Cha Seok Hoon (Kwon Sang Woo) y Na Hong Joo (Park Ha Sun). Esta pareja es un sólido matrimonio, llevan 7 años juntos, ella enfermera, pero dedicada a su hogar, y él un pequeño empresario, que ha comenzado un negocio junto a un socio… el que de la noche a la mañana huye, dejando a Seok Hoon enfrente de las numerosas deudas contraídas para este negocio. Informado de que este socio ha huído a Shanghai, Seok Hoon decide seguirlo, viaje en el que lo acompaña Hong Joo. Por otra parte, tenemos a Kang Min Woo (Lee Jung Jin), el CEO de la compañía rival de Dongsang Group, un hombre mujeriego y cínico, quien pese a estar casado y ser padre de 3 niñas, no abandona sus viejas costumbres liberales. Mientras su mujer se encuentra aún en el hospital luego de dar a luz a su hija menor (ante la profunda decepción de la madre de Min Woo, por no haber sido capaz de darle un heredero varón), Min Woo decide viajar a Shanghai, a un supuesto encuentro de negocios… aunque en realidad viaja a reencontrarse con una antigua amante. En Shanghai, de distintas formas, se cruzan los destinos de estos cuatro protagonistas: Na Hong Joo intenta suicidarse, pero Se Young lo impide. Al conocer al marido de la mujer que ha rescatado de la muerte, y frente a la aparente relación perfecta que los une, se despierta la curiosidad e intriga en Se Young por saber qué tan fuerte es esta relación. Sabiendo los aprietos económicos por que están pasando, decide hacerle una propuesta al marido, para probar la confianza que junto a su esposa se tienen: Seok Hoon debe permanecer 3 días junto a Se Yeong a cambio de una gran suma de dinero, que puede solucionar los problemas económicos que están enfrentando. Por supuesto, Hong Joo se niega rotundamente. Se Young desea ser la ola que azota el castillo de arena que eest este matrimonio. Min Woo, por su parte, llega a Shanghai y allí descubre no sólo que la mujer  a quien busca ha muerto, sino que además ha dejado un hijo suyo, de 5 años, a su cuidado. Min Woo conoce a Hong Joo, y se siente atraído por ella. Los destinos de estas 4 personas se cruzan en Shanghai, y ello condicionará el curso de sus vidas.

Opinión Personal: Bueno, ya les adelanté algo de mis impresiones de este drama, aunque en términos más bien “técnicos” (según yo, :p). Ya más personalmente, puedo decir  que Temptation es un drama atípico, totalmente atípico para los efectos de Dramalandia, donde al parecer ya hemos visto de todo, y en mi opinión ello se debe principalmente los protagonistas no se hacen querer, en algunos llegan a ser detestables (Hong Joo… lo siento!), o totalmente incomprensibles (Seok Hoon sobretodo). Lo cierto es que eso se debe a una elección del guión, creo yo: nos presentan protagonistas que no son nobles, ni sinceros muchas veces, tampoco son abnegados ni entregados al bien del prójimo, como suele ocurrir con los protagonistas de dramas. En Temptation cada protagonista hace sus elecciones y toma sus decisiones pensando en si mismo, sus deseos, sus suposiciones, en su popia búsqueda de la felicidad. Ello se manifiesta en cada uno de los protagonistas, como revisaremos someramente a continuación:

Yu Se Young: si alguien más vió en emisión este drama, sabrá hasta qué punto llegó a ser polémico este personaje. Se Young es la protagonista absoluta, sobre sus hombros carga buena parte del desarrollo de los acontecimientos del drama, y sorpresa! No es la heroína a la que estamos acostumbrados (ni siquiera es heroína), partiendo por el ligero detalle que es la mujer que pone a prueba un matrimonio ya consolidado, enamorándose eventualmente del marido, y declarándole abiertamente su amor, sin temor al vínculo que los separa. Se Young es una mujer exitosa, lo tiene todo en términos profesionales y materiales, ha llegado a un punto de la vida e que la mayoría de las mujeres están casadas y con hijos… pero ella no. Ha sido su elección, no necesita un hombre o un hijo para definir su identidad como mujer. Ha puesto la racionalidad sobre la emocionalidad toda su vida, y sólo cuando conoce a Seok Hoon y su esposa comienza a experimentar por primera vez de forma real la fuerza de la atracción por otra persona. Personalmente, y pese a que en términos dramáticos Se Young sería una villana, me gustó su personaje. Creo que de los 4 fue el más consciente, consecuente y sincero en relación al sus sentimientos y deseos, aunque ellos causaran un quiebre, dolor o miseria en otros. Al ver el comportamiento de Se Young, como espectadores nos vemos asaltados por las dudas: estamos ante un capricho, un enamoramiento, o ante el nacimiento del amor?. Más allá del reproche moral que se pueda efectuar a sus acciones, ella busca su propia forma de encontrar el amor. Para muchos que vieron el drama esto fue fuente de un rechazo tremendo hacia el personaje, pues aquí los actos malos,  equivalen a actos incorrectos moralmente, y sabemos que eso despierta rechazos de por sí casi irreconciliables. Pese a ello, el personaje me pareció bien construido, la actuación de Choi Ji Wooo por su parte estuvo muy correcta… tal vez extrañé más expresividad, pero creo que de eso debo culpar a la cirugía plástica XD.

Cha Seok Hoon: El más débil de los 4 protagonistas, de principio a fin. Seok Hoon comienza felizmente casado con Hong Joo, pese a sus dificultades económicas su relación es fuerte, él está profundamente enamorado de su esposa… o eso creemos. Porque sus acciones dicen algo completamente distinto. Seok Hoon es el prototipo perfecto de como no debe ser un hombre (y menos si eres el protagonista de un drama XD): indeciso, no sólo en los asuntos triviales de la vida, sino también en las decisiones trascendentales de la misma, e incluso en sus sentimientos. Pese a esta indecisión, él vive una vida… despreocupada. Porque las veces que se atreve y toma las decisiones que debe, lo hace sin medir mucho sus consecuencias. Pese a ello, puede no ser tan negativo si lo vemos en el contexto que está planteado el drama: Seok Hoon también busca ser feliz, aunque ello signifique mostrarse volátil frente a las 2 mujeres con quienes acaba relacionado. Hay sí un gran cambio en la forma que entabla ambas relaciones, y eso puede ser shockeante para muchos, porque hace pensar, por qué no se comportó de esa forma cuando debió haberlo hecho?. Otro personaje que ignora completamente las convenciones o limitaciones sociales, en busca del amor… o eso esperamos. Muchas veces, con su comportamiento, nos enfrentamos a la interrogante de si Seok Hoon se siente atraído hacia Se Young por su personalidad, por su poder y dinero, o por qué diablos. La actuación de Kwon Sang Woo… pareja. La única forma en  que se me ocurre describirlo. Es el primer trabajo que veo de él, por lo que no estoy segura se di normalmente cuesta tanto captar las emociones que intenta demostrar, pero aquí definitivamente quedó al debe. Por cierto, que la química que tuvo con Choi Ji Woo estuvo perfecta, no así cuando estaba con Park Ha Sun.


Na Hong Joo: Difícil describir a este personaje… y es que parece que los guionistas se ensañaron con Hong Joo, porque al menos a mi se me hizo insoportable la mayor parte del drama, digamos hasta… el capítulo 17. Pero estoy segura que mirado desde otro punto de vista, el comportamiento de Hong Joo fue totalmente justificado. Ella se nos presenta como una mujer amable, dedicada esposa e hija, quien pese a ser enfermera ha dejado su trabajo. Carga con el dolor de haber perdido un hijo años atrás, pese a lo que tiene una relación muy estrecha con su marido. Todo esto comienza a desmoronarse una vez que se involucra en sus vidas Se Young: las inseguridades, miedos, y desconfianzas se apoderan completamente de ella, comienza a experimentar las primeras recriminaciones con su esposo sobre las decisiones que han tomado en sus vidas, cuestionándose incluso el hecho mismo de su matrimonio. Esta relación ya debilitada se profundiza aun más una vez que Min Woo contrata a Hong Joo como niñera del hijo que tuvo fuera de su matrimonio, y a quien se lleva a Corea a espaldas de su esposa. Min Woo se siente atraído hacia Hong Joo, y busca la forma de ganarse su confianza, generando por supuesto una arista más de conflicto en la ya conflictuada relación entre Hong Joo y Seok Hoon. Para mí, el gran problema con Hong Joo no fue tanto su inseguridad, sino que no luchó jamás por nada: asume las cosas que quiere asumir, y se condena a si misma (y a su matrimonio) a vivir infelizmente. Llegado determinado punto del drama, toma la decisión más incomprensible y ridícula que alguna mujer ha tomado alguna vez en un drama, y sacrifica su felicidad (y tranquilidad) por la búsqueda de venganza, eligiendo vivir una vida miserable. Creo que hacia el final del drama, es el único personaje que reflexiona un poco sobre lo que han sido sus acciones, lo que es de agradecer. Park Ha Sun cumple bien con su papel, el que por lo demás tiene una carga emocional tremenda, porque es ver a esta mujer y deprimirse en el acto XD.

Kang Min Woo: El hombre cínico sin solución del drama. Debo decir que tuvo toda la vibra de protagonista absoluto que le faltó al personaje de Kwon Sang Woo. Siento que Min Woo, como personaje, fue mucho más complejo y bien desarrollado que Seok Hoon. Por lo demás, la interpretación de Lee Jung Jin le gana por goleada a la de Kwon Sang Woo. Qué decir dde Min Woo? Es un hombre sin principios, o más bien de principios bastante relajados, que adapta a su propia conveniencia. Su máxima es el disfrutar la vida, porque aún cuando él está casado, y tiene 3 hijas, continúa viviendo una vida casi paralela a este rol de padre de familia, a vistas de su esposa. Se involucra con otras mujeres y no lo oculta, aún cuando ello supone la humillación constante de su esposa. Al conocer a Hong Joo, despierta en él la curiosidad por esta mujer que es todo lo opuesto a él, de principios y moralidad fuertemente arraigados. Y pese a que ambos son casados, busca de todas las formas posibles que Hong Joo se apoye en él, ante la crisis que está pasando ésta en su matrimonio. Qué tan lejos está dispuesto a ir por Hong Joo? Bastante, y sorprende un poco cuando lo vemos en el desarrollo del drama, porque el hombre fuerte, cínico y seguro queda completamente desarmado, utilizado como un títere por Hong Joo. Quiero resaltar además, la estupenda interacción que se estableció con Se Young: ambos son rivales en los negocios, pese a que sus familias son amigas, y en el pasado el mismo Min Woo fue pretendiente de Se Young. Ambos llevan al máximo grado la relación puramente de cordialidad social que los une, con un cinismo e hipocresía evidentes al principio, para transformarse ya luego en pugnas empresariales utilizando métodos cuestionables por uno y otro.

Destacan también entre otros personajes, Lee Jung Shing, perfecto (de CNBlue entiendo) como Hong Kyu, el hermano menor de Na Hong Joo; Kim So Young como Yu Se Jin coma la hermana menor de Se Young, y que establece una línea amorosa con Hong Kyu; Yoon Ah Jung como Han Ji Sun, la esposa obsesiva y controladora de Min Woo; entre otros.

Como pueden ver de la descripción de los personajes, ninguno se hace especialmente querible, pese a ello, es un drama que atrapa, justamente por lo imprevisible de las decisiones y el curso que van tomando los acontecimientos capítulo a capítulo. Destacar además, que en medio de todos estos conflictos de traiciones, infidelidades, venganzas, se le da una gran importancia a las intrigas de negocios que se dan entre las compañías de Se Young y Min Woo… pues las rencillas personales que los enfrentan a ambos de una y otra forma acaban manifestándose en la rivalidad de ambas compañías.

Hay, por otra parte, una constante que se repite en las 3 mujeres que tienen mayor protagonismo en el drama: Se Young, Hong Joo y Ji Sun, las 3 experimentan dificultades relacionadas con la concepción de los hijos. Una crítica velada a la maternidad, el retraso voluntario de la misma, o la dificultad para experimentarlo? No llega a quedar claro, pero es un punto interesante que pudo haber sido mejor desarrollado. La confianza, y las consecuencias de la falta de ella, por otra parte, es otro punto en torno al cual gira buena parte de la historia. Nos enfretamos también como espectadores, a un dilema que puede sonar bastante básico, pero que pensado en profundidad produce una dificultad enorme: qué implica la fidelidad? o más bien, es sólo una cuestión carnal, o también de consciencia?. En resumen, es un drama atípico, pues nos presenta a personajes tremendamente imperfectos, casi destacando todo el tiempo más sus defectos que las pocas virtudes que llegamos a apreciar. Sin embargo, nos enfrenta a discusiones de orden moral bastante interesantes. Siento eso sí, que la trama pudo dar para mucho más: tengo la impresión que los guionistas se conformaron con plantear un tema polémico y adulto como es la infidelidad, pero no pasó de ser lo que dice el nombre del drama, una “Tentación”. Si hay una palabra que puede describir este drama, es “melancólico”: pese a que se nos presentó como melodrama, no es uno donde haya una exacerbación de las pasiones, como ocurre en el común de los melos. Hay, por el contrario, una disposición pesimista y hasta depresiva hacia los cambios de la vida que experimentan los protagonistas. Pese a todos estos peros, quedé con una grata sensación al haber visto este drama, lo que al parecer no fue compartido por la audiencia coreana, que por lo que pude leer pedía las penas infierno para la destruye hogares XD. Lo volvería a ver? Probablemente no. Lo recomiendo? Sí, pero con reservas: miren los 3 primeros capítulos, si les gusta lo que ven, sigan, si no les gusta, déjenlo, porque hasta el capítulo final no cambia en nada el tono ni el ritmo del drama.

Ideas finales a destacar:
  • La OST es bellísima, perfectamente elegida para trasmitir esa sensación de melancolía que inspira el drama. Me gustó especialmente “One summer night”, dueto de Fei (Miss A), y Jo Kwon (2AM); y el tema de la obertura: “Tears Rain”, de Seo Young Eun. En el primer capítulo, hubo una canción china que tocaron, recuerdo que me encantó la melodía, pero ni idea como se llama L
  • El vestuario de que te asignan en un drama dice mucho de tu personaje: Hong Joo todo el tiempo con ropa ligera, holgada, diseños simples y colores pálidos: sin fuerza, como su personaje. Se Young, por el contrario, lleva un vestuario de infarto en cada capítulo, modelos preciosos, con colores vivos y llamativos. Primera protagonista tan bien vestida que veo en un drama.  
  •  Fei de Miss A, hace un cameo en el episodio 1: actúa como la antigua amante de Min Woo, y madre del niño a quien su padre acaba de conocer.
  • Aunque la actuación de Kwon Sang Woo no logró convencerme, sí que lo hicieron sus músculos: qué cuerpazo se gasta este hombre!. Desde ya, ese cuerpo escultural tiene una fiel admiradora :D.

Espero que esta reseña les ayude a decidir si ver o no el drama, y si alguien lo vió, me encantaría saber qué les pareció :D