Ir al contenido principal

El principio

Cómo debo comenzar? Habrá acaso una forma menos trillada que preguntarse uno mismo cómo hacerlo? no lo creo, pero en este caso, la frase muletilla utilizada sólo refleja que estoy siguiendo la corriente de pensamientos de mi consciencia. 

Supongo que lo lógico es comentar por qué he emprendido esta aventura. Puede no ser necesario, pero siento que le dará consistencia a lo que escribiré de aquí en adelante. Bueno, la verdad es que me considero buena con las palabras, y tengo tantos intereses y temas en mente que frecuentemente no tengo con quién discutir o comentar como quisiera, que me parece que hacerlo por este medio me va a liberar un poco esa frustración o espinita que siento por no poder compartirlo. 

Ahora a lo consistente. No tengo un plan de trabajo definido, sólo muchos (y muy variados) intereses: desde siempre lectora compulsiva, novelas sobretodo  que llenaron mi mente e imaginación desde la niñez y hasta hoy, y espero hasta siempre. Creo que las ansiedades más grandes de mi vida las he experimentado en el transcurso de lectura de un libro, por la expectación del desarrollo de la historia... acaso eso no es la prueba más fiel de que la lectura  es una fuente de vida para los humanos? un tesoro por cuidar. He recorrido distintos caminos desde que aprendí a vivir con las letras: creo recordar que fue con Jane Austen la primera vez que experimenté emociones tan vívidas a través de un libro. Luego llegué a escritores rusos, Dostoievski y Tolstoi, y ya no sólo fueron emociones lo que experimenté, sino también profundas interrogantes y cuestionamientos de consciencia. Creo que esta será una primera parte de lo que deseo escribir: reseñas y comentarios personales sobre los libros que he leído, o que pretendo leer, y que valgan la pena ser compartidos. 

Debo confesar que hace poco más de 1 año descubrí un mundo totalmente nuevo para mí, y que llenó aún más mi fuente de intereses: comencé a ver dramas japoneses, y luego llegué a los coreanos, para luego continuar con uno que otro taiwanés. De ahí en adentrarme de lleno en estas culturas, fue cosa de tiempo. Llegó la música, el cine, ahora hasta la actualidad nacional de estos países me interesa. Ha sido una linda experiencia,  ya que yo era de las personas que veía todo lo proveniente de Oriente como "cosas chinas". Hoy, aunque estando muy lejos de conocer siquiera la décima parte de estas culturas, me confieso una admiradora de las mismas. Creo que es la diferencia cultural lo que las hace tan atrayentes, como ocurre con la gran mayoría de personas que siguen ya sea la música, los dramas. El hecho de existir valores y costumbres predominantes tan disímiles en sociedades contemporáneas es aún increíble. Y bueno, aquí está la segunda parte que deseo trabajar: he visto muchos dramas, de distintos países como ya dije, y también quiero compartir mis humildes pensamientos sobre ellos. 

Y como dije, son tantos y tan variados los intereses que me rondan la cabeza, que escribiré en definitiva de lo que más quiera en X momento. Sólo el tiempo dirá si este proyecto funcionará... de mi parte, estoy dispuesta a darle vida!. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cheese in the trap: reseña del que pudo ser un gran drama (y sólo fue bueno)

Luego de una semana alejada del blog, hoy traigo al fin la reseña de Cheese in the trap, el último drama en emisión que terminé de ver apenas ayer. Creo no aventurarme al decir que este drama fue la primera sensación del año, al menos de los dramas venidos de Korea, por el nivel de anticipación, expectativas, y producción que tuvo. Ese bastión ha sido tomado ahora por Descendants  of the sun, drama que está teniendo excelente acogida tanto entre los espectadores koreanos como en los seguidores internacionales. Pero volviendo a lo que nos convoca: Cheese in the trap. Mucho se esperó de este drama, mucho se habló antes, durante y después de su emisión. Antes porque, al estar basado en un famoso webtoon del mismo nombre, obra de la autora Soon Ki y que viene publicándose desde julio de 2010 a la fecha, de una tremenda popularidad, hizo que de inmediato los fanáticos de la obra exigieran y esperaran un drama a la altura del webtoon, y por supuesto en tal rango de exigencias la elección de…

Fated to Love You, un drama todo corazón.

Y llegó el día que no quería que llegara. Porque todo lo bueno tiene siempre un final, llegó el momento de decir adiós a Fated to Love You, el drama que se robó por completo mi corazón (y mis buenas horas de sueño). Acabo de ver el capítulo final, y siento la necesidad de escribir con urgencia todas las emociones que sentí en este recorrido de 20 capítulos. No esperen una reseña objetiva, porque no la tendrán XD. Ok, la sinopsis será objetiva, pero el resto serán sólo mis impresiones y emociones y desvaríos varios, lo que es todo menos objetivo. Y lleno de SPOILERS. Bueno, aquí vamos.


Sinopsis: Lee Gun es el presidente de una empresa química que fabrica productos de belleza. Él tiene una novia bailarina, Kang Se Ra, de la que está profundamente enamorado, con quien lleva 6 años de relación. Por su parte Kim Mi Young es una joven tímida y servicial que trabaja como secretaria en un bufete de abogados. Su apodo es "Post-it", apodo que se ganó debido a su incapacidad para decir …

Million yen women: misterios y secretos de una casa.

Hola! Hace algún tiempo que no traía una recomendación de Netflix, así que en esta ocasión justamente reseñaré lo último que vi en el portal y que, afortunadamente, es un dorama japonés, así que cuando se comenzó a anunciar su emisión mis expectativas se elevaron de inmediato. Se trata de Million yen women, dorama que, ya en su tráiler, nos engancha con el aparente misterior que rodea a 5 misteriosas mujeres que acompañan al protagonista. Mi experiencia en Netflix viendo contenido japonés ha sido escasa y algo disímil: Atelier fue un dorama perfecto y hermoso; Good morning call fue adorable pero mediocre. Cuál suerte fue la que corrió Million yen women? Ahora les comento.

Primeras Impresiones: Good Morning Call, enredos y amores bajo el mismo techo.

Hola hola!! Espero que aún queden lectores por aquí, aunque no me sorprendería si han abandonado este rincón, porque más de un mes y medio sin publicar es mucho para un blog que pretende sobrevivir. Pero como podrán imaginar, por más que armar este rincón me relaja y entretiene mucho, lo cierto es que también consume mucho tiempo, del que he estado escasa los últimos meses. El ritmo de trabajo está siendo tan agotador, que las fuerzas me dan para llegar a mi casa y dormir, así que poco he visto de dramas, mucho he leído, pero la inspiración para volver a escribir no llegaba. Pero este fin de semana decidí que será mi comeback al bloggeo, así que haciendo memoria tengo mucho material pendiente con el que espero ponerme al día las siguientes semanas: La reseña de los dramas que he terminado (Oh my venus, Please love the useless me, Oh Hae Young again, Juhan Shuttai (<3); reseñas de libros que he leído estos meses (El patriota, El extranjero, Crónicas Marcianas, El bebé de Rosemary), …

Kuzu no honkai (live action): primeras impresiones.

Por fin, luego de un tiempo considerable y más extenso de lo normal, hoy comencé a ver un drama japonés y de él vengo a darles mis primeras impresiones. Antes que entrar al tema de lleno, me gustaría compartir una apreciación que tengo sobre los dramas japoneses del género “escolar”, y esto nada más basado en mi experiencia viendo doramas de este tipo. Han notado la bipolaridad que existe entre dichas producciones? Porque del universo de doramas escolares, las posibilidades de desarrollo se reducen básicamente a: o bien comedia hilarante rayana en lo absurdo –Mei chan no shitsuji, o Hanazakari no kimitachi e, los más claros ejemplos- o bien melodramas nivel supremo en lo cebollero –Akai ito, por ejemplo- en los que claramente se les pasa la mano en lo emo y termina siendo inevitable no reírse de las “tragedias” de los personajes que buscan, por el contrario, conmover nuestros resecos corazones. Pero, independientemente de cuál sea la categoría a la que se identifica un dorama escolar,…