martes, 11 de febrero de 2014

"El profesor de inglés" o la belleza de las palabras

Bueno, y vergonzosamente, después de casi 9 meses de la nota con la que pretendía inaugurar este blog, escribo nuevamente. Tengo muchas ideas en mente para reseñar o divagar, pero me decidí por esta última: las sensaciones (y emociones) que me produjo el último libro que me enamoró: El profesor de inglés, de Wang Gang. 

Curioso, que siendo una fanática casi talibana del realismo decimonónico ruso o inglés, me haya decidido por esta novela, pero es que desde su llegada a mis manos hasta que terminé de leerlo, fue como una auténtica aventura. Lo compré en una picá que tengo en el centro de Santiago, una Librería en que desde $2000 a $10.000 se pueden llevar desde clásicos hasta contemporáneos, chick lit y novela rosa incluída. Hace tiempo, desde que comenzó mi gusto audiovisual por lo asiático, quería leer a algún libro de ese lado del mundo. Como este era barato ($2.000), corto (250 páginas) y trama sencilla, lo elegí para arriesgarme. Resultado: quedo entre mis libros favoritos (fuera del reinado de los clásicos, por supuesto). 

La historia está ambientada en alguna provincia perdida del noroeste de la gran China, durante los años 70, la última década de Mao. La trama nos lleva hasta la vida del pequeño Amor Liu, un niño de 11 años, quien vive su vida bajo la disciplina (u opresión) del régimen comunista, hasta que se produce una auténtica revolución en su existencia con la llegada a su escuela del nuevo profesor de inglés, Segundo Premio Wang, y la rivalidad que desencadena con la pequeña Amanecer Huang. Una historia sencilla a más no poder, con un trasfondo político terriblemente complejo, pero cuya fuerza radica precisamente en esa sencillez. Porque el relato en voz del pequeño protagonista, compensa esa sencillez con la grandiosidad de sus descripciones de las emociones, pensamientos, y situaciones que experimenta. La amistad, lealtad, solidaridad, ambición, egoísmo y traición son algunos de los tópicos que trata la historia, aunque a mi entender es ante todo una historia de humanidad. 

La belleza de las palabras, que da título a esta entrada, es precisamente porque "belleza" fue el calificativo que más frecuentemente venía a mi mente con el avanzar de las páginas: bellleza en la descripción de los paisajes de Urumqui, la ciudad perdida en que se desarrolla la historia; belleza en la descripción de las relaciones humanas que nuestro Amor Liu vive: el amor filial, la amistad y el compañerismo, incluso la admiración hacia el Presidente Mao; belleza en las reflexiones que sobre la vida inspira esta novela. 

Mientras leía este libro, recordaba frecuentemente una pequeña novela que leí hace tiempo de Anton Chéjov, llamada "La Estepa". De la historia no recuerdo mucho, sólo que trataba del viaje que un niño emprendía hacia Moscú, para iniciar sus estudios. En las casi 200 páginas, no ocurría casi nada, era simplemente una descripción constante de los paisajes y emociones que este pequeño vivía en su viaje. En El Profesor de Ingles ocurre lo mismo: su fuerza no radica en lo que se narra, sino en cómo se narra. Los personajes principales, Amor Liu, Segundo Premio Wang y Amanecer Huang, parece que cedieran su lugar a las emociones como los auténticos protagonistas de esta historia. 

Una pequeña gran joya, que merece ser leída y disfrutada palabra a palabra, porque en esta historia nada sobra ni está escrito al azar. Para quienes quieran reencantarse con la lectura, o estén pasando por un momento difícil en sus vidas, es una auténtica terapia.

  • Palabra que mejor lo describe: belleza. 
  • Una imagen que evoca: un atardecer de verano. 
  • Nota: 9,8 (Sólo porque no tuvo unas 100 páginas más para disfrutar tanta belleza jejeje). 


2 comentarios:

  1. Estaba paseando por tu blog, porque me encanta como escribes, sólo quería decir que una vez fui a una librería y vi este libro y lo tuve que comprar!!! Pero se lo regalé a una prima.... jejejjeeepero ahora lo voy a pedir para leerlo!

    Por cierto Gaeli, ya que estás relativamente cerca, en huérfanos con Mac iver, hay varias librerías, pero la mejor (y es donde compre el libro) es una que se llama, creo, Librería chilena, quizás la conozcas... pero queda justo en la verede del frente de donde están las otras... Ahí he comprado muchos libros, hay muy baratos porque tienen precios fijos, sección de 2000, 3000, 4000, 5000 y así... Creo que es la librería más económica de Santiago, de libros nuevos, claro.

    Abrazos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susu!! tienes que leerlo, definitivamente :D La verdad he tenido buenas experiencias con autores chinos recientemente, y como me encanta el trasfondo histórico en que muchas de estas se desarrollan, no dejo pasar la oportunidad si puedo leer algo parecido.
      Y la librería que mencionas es justamente mi picá literaria favorita de Santiago :D siempre voy a hurguetear, porque como dices, hay de todos los precios, y siempre algo interesante. Quien sabe y nos hemos topado alguna vez jajaja.
      Besos! :)

      Eliminar