Good morning call temporada 2: Nada nuevo bajo el sol


Y bien, como lo prometido es deuda, hoy por fin! Traigo la primera reseña desde la reapertura oficial del blog, je. Como sé que es lo que más esperan, hablaremos sobre un dorama, que vi durante mis vacaciones en febrero, pese a que estaba disponible en Netflix al menos desde octubre si mal no recuerdo, y se trata de Good morning call season 2, también subtitulada “Our campus days”. Hay muchísima gente que llega al blog enamorada de este drama, así como también hay quienes quieren algo más de información antes de aventurarse a verlo. Para contextualizarlos un poco, este drama es la adaptación de un manga (era que no), y se lanzó vía Netflix el 2016, con su primera temporada. La historia va de un montón de tópicos de dramas mezclados entre sí: Tópico 1: chica torpe y algo tonta, pero corazón de oro, se enamora de chico guapo, inteligente y arrogante. Tópico 2: Por esas casualidades de la vida, terminan viviendo bajo el mismo techo. Tópico 3: chica y chico tienen cada uno su respectivo primer amor, que deciden hacerse presentes de diversas formas. Triángulo amoroso? No!! Casi un pentágono amoroso por todos los involucrados que llega a haber. Tópico 4: Chico se va enamorando, muy a su pesar, de chica torpe. Resultado: una comedia romántica escolar repleta de malosentendidos, amistades extravagantes pero adorables, persistencia en el amor, etc. Bueno, todo eso condensado pasó en la temporada 1, siguiendo la vida de nuestros protas durante su último año de secundaria.

RESUMEN: En esta nueva temporada, Nao Yoshikawa (Haruka Fukuhara) y Hisahi Uehara (Shunya Shiraishi) ya llevan un año juntos, y han comenzado una nueva etapa en sus vidas: la universidad. Ya no comparten techo, pero viven en departamentos vecinos, por lo que sus rutinas continúan relativamente unidas. Para desgracia de Nao, no quedaron en la misma Universidad, aunque la de Uehara está al frente de la suya, Nao se siente muy insegura ante la perspectiva de que su amado conozca nuevas chicas y deje de interesarse en ella. Las cosas empeoran cuando descubre que Uehara ha sido nombrado “Mister Campus” al ser el más guapo e inteligente y genial de los nuevos estudiantes, y tal como en laa escuela, tiene una pléyade de mujeres siguiendo sus pasos. Y bueno, en este contexto es que Nao conoce a un nuevo muchacho que asiste a la misma facultad que Uehara, pero en un curso superior: se trata de Natsume (Sugino Yosuke), un mujeriego consumado, pero quien rápidamente toma interés en Nao, la única chica que se resiste a sus encantos. Por supuesto, Uehara y Natsume terminan siendo muy amigos, por lo que la cercanía con Nao da pie a una amistad entre los 3 pero que puede devenir en algo conflictivo.


Por otra parte, Uehara comienza a trabajar a tiempo parcial como ayudante de laboratorio en su universidad, donde tiene como jefa a una investigadora joven, bastante obsesiva con su trabajo, y de pocas luces en el aspecto social. Un comienzo difícil es reforzado gracias a la eficiencia y ayuda de Uehara, y pronto esta mujer cobra interés en su nuevo ayudante.

Adicionalmente, Nao se reencuentra en el campus con Daichi (Sakurada Dori) su primer amor y ahora gran amigo, quien tiene por su parte una admiradora que le pondrá las cosas difíciles a Nao.

OPINIÓN PERSONAL: Y bueno, eso es en resumen el escenario con el que comienza esta nueva temporada. Tal como ocurrió con la primera, en el aspecto técnico el dorama es impecable: tiene un ritmo ágil, divertido, no decae en ningún minuto, los diálogos son fluidos, los escenarios visualmente muy atrayentes. En cuanto a las actuaciones, hay de todo: algunas muy buenas, como ocurre con la actriz que interpreta a Nao, muy sólida pese a su juventud, sobretodo considerando la gran carga emocional de su papel, pese a lo cual su limitada capacidad de expresiones faciales resulta muy frustrante. El actor que interpreta a Natsume, también muy correcto en su papel: transmite muchas emociones, con su mirada sobretodo, y pese a que su personaje es en apariencia la ligereza en persona, tiene un ángel que traspasa la pantalla. Daichi, por su parte, es interpretado por un actor que joven con mayor trayectoria que sus compañeros de reparto, y eso se hace notar para bien. Otros, creo que tienen un desempeño sólo regular: Uehara, por más protagonista que sea, no tiene más que una expresión facial, poca presencia e impacto visual. Rescato sí que en las escenas en que se muestra con la guardia baja gana simpatía; la actriz que interpreta a la investigadora, es péeeesima! Sobreactuada, hiperventilada, y un personaje muy desagradable no contribuyen en nada al panorama general.

  Ahora, vamos a lo esencial: qué tal estuvo la historia de esta nueva sesión? Me he preguntado mucho esto, pues no tenía muy claro cuál fue la sensación global con que terminé el dorama, pero creo que pese a todos los aspectos positivos que mencioné antes, narrativamente es una historia que se quedó en el pasado, sin conexión real con la vida actual de los jóvenes sobretodo. No se trata de ser grave, pero mientras veía los capítulos, esperaba a cada momento que Nao despertara, se rebelara, tomara las riendas de su vida y mandara todo al diablo, e hiciera por fin algo por y para ella, no para Uehara. Entiendo que se trata de una historia romántica, pero, es necesario que para retratar un romance se deba recurrir a la sumisión de la mujer, a una supuesta falta de objetivos propios, a una devoción permanente hacia el objeto de su amor? Creo que la respuesta es clarísima: No, ya no estamos en esos tiempos. Resultó muy frustrante ver nuevamente la historia de la primera temporada repetida: Nao siguiendo siempre a Uehara, éste rechazándola, ella culpándose, él decidiendo sobre su vida. Demasiado.

Insisto, no quiero ser grave, pero me incomoda muchísimo ver que continuamos con la normalización e incluso romantización de ciertas formas de violencia (no sólo física) en las relaciones de pareja. Me molesta muchísimo el retrato estereotipado de la mujer, y aún más la nula capacidad de adaptar un contenido exitoso, pero de ideales retrógrados, a una sociedad de derechos como la que vivimos hoy en día. Sé que a muchos les parecerá hipócrita mi postura, puesto que disfruto inmensamente de las historias románticas, pero también sé que la plataforma a través de la cual se está difundiendo este drama es gigantesca, y tiene la capacidad tremenda de consolidar ciertas lógicas de poder y categorizaciones que son poco sanas, considerando sobretodo que la gran mayoría del público de este contenido son jóvenes e incluso niños.

Pero bueno, ya me extendí mucho, quise dejar este comentario-reflexión porque es algo que no me pude quitar de la cabeza. Como sea, la decisión final la tienen ustedes. El dorama entretiene, es ligero, divertido e incluso tierno, así que si se deciden, seguro pueden disfrutarlo. Me encantaría leerlos! Un saludo!





Comentarios

  1. Realmente es dorama que tiene su lado gracioso pero que raya en la baja autoestima de Nao. Es como q uehara es su obsecion y perdición. Por q no RS paso a nadie mas chicos q la han tratado bien tres buenas oportunidades con chicos lindos y caballerosos y ella ni los ve x estar obsesionada con el brusco, patán,simplón e insencible. La verdad pare de verla en tres ocasiones x q aun q si tiene su gracia y es un dorama me rebasaba el trato tan feo de el a ella y la extrema falta de amor propio de nao. He visto muchos dioramas y en la mayoría ese es el contenido la chica boba y rogona y el chico patán q ella prefiere. Pero este caso creo se extendió mucho de lo mismo y me dejo un disgusto

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cheese in the trap: reseña del que pudo ser un gran drama (y sólo fue bueno)

Primeras Impresiones: Good Morning Call, enredos y amores bajo el mismo techo.

Fated to Love You, un drama todo corazón.