domingo, 23 de noviembre de 2014

Un salto fuera de Asia: Death comes to Pemberley.



Bueno, como no todo en la vida pueden ser kdramas y doramas, nuevamente he regresado a mis raíces: los period dramas. Creo que ya lo he comentado cuando reseñé Lost in Austen, que las novelas de Jane Austen han sido la primera adicción de mi vida, y por extensión, las adaptaciones de sus obras, ya sean películas o miniseries, son siempre de visionado obligatorio para mí. Con lo que sí tengo mis serias reservas, es con los autores modernos que –teniéndose toda la fe del mundo, hay que decirlo- toman algún clásico y escriben su continuación, siempre novelado. Cómo es posible esto? Fácil, porque los derechos de autor están regulados por un tratado de derecho de carácter internacional, conocido como el Convenio de Berna, el que establece un plazo de expiración de los derechos de autor desde la muerte de éste, y que es de 50 años, aunque en Europa se extiende a 70 años desde la muerte del autor. Habiendo transcurrido dicho plazo, los derechos de autor en su vertiente patrimonial expiran y sus obras pasan a ser dominio público, y por lo tanto, cualquier persona puede tomar una obra o sus personajes, y continuarla, modificarla, o versionarla, incluso utilizando parte del título original. Esa es la razón que sea tan común que se publiquen novelas que en teoría continúan grandes clásicos, o bien los toman como base sustancial, añadiendo elementos diversos, dando origen a las siempre populares –para bien o para mal- secuelas o precuelas.

He tenido buenas y malas experiencias leyendo este tipo de novelas: una buena fue la lectura de “Scarlett”, la secuela de “Lo que el viento se llevó”, que supo tomar la historia original en un punto bastante difícil (ya saben, la famosa frase de Scarlett O’Hara “pensaré en ello en Tara, después de todo, mañana será otro día”), y continuarla en forma razonable y coherente. A mí me dejó conforme (por eso ahora voy por más: tengo en mi escritorio la novela “Rhett Butler” esperándome hace meses jejeje). Sin embargo, con las novelas que pretenden continuar la obra de Jane Austen no he tenido la misma suerte: comencé leyendo The Independence of Miss Mary Bennett con una mente abierta y dispuesta a entretenerme, sobretodo porque la autora tenía buena fama (Colleen Mc Cullough, célebre autora australiana de novelas románticas, entre ellas la más conocida, “El pájaro espino”), pero literalmente destrozó a los personajes principales de Orgullo y Prejuicio… fue como si hubiera decidido que todo lo que Jane Austen escribió acerca del carácter de los personajes hubiera sido una mentira. O sea, hubo cero respeto por la obra original, y eso no lo llego a tolerar. Así que de esa forma terminó mi aventura con estas novelas.

Por eso, cuando vi que publicaron Orgullo y Prejuicio Zombies, y Death comes to Pemberley, ni siquiera se me cruzó por la mente leerlos. Pero, hace algunas semanas, buscando lo último que había publicado BBC classics (mi Biblia en lo que se refiere a period dramas), me encontré con que versionaron la última novela a miniserie, transmitida por diciembre del año pasado. “Death comes to Pemberley”, título peligroso aunque atractivo, tuvo críticas bastante buenas, así que me decidí a verlo, pese a que no le di esa oportunidad a la novela (versionada por P.D. James, una leyenda viviente de la novela del género thriller, crimen y ficción distópica en el Reino Unido). “Death comes to Pemberley” es una miniserie de 3 episodios, 1 hora cada uno, y habiéndolo visto, debo decir que esa es la forma en que uno espera se homenajee un clásico casi intocable de la literatura. Con las dosis justas y necesarias de innovación en la trama argumental, pero siempre respetando la novela original, así se logra atrapar al espectador. Quieren saber un poco más de esta miniserie? Les dejo la reseña.

RESEÑA: En el sexto año de su matrimonio, Elizabeth y Darcy han conseguido una pacífica y feliz vida para su familia en Pemberley, la propiedad de la familia Darcy. Ya tienen un hijo, los padres de Elizabeth son visitantes regulares, la hermana de Elizabeth, Jane, y su esposo Bingley viven cerca, y las perspectivas de matrimonio para la hermana menor de Darcy, Georgiana, son favorables. La historia nos sitúa en los preparativos para el baile anual de otoño que los Darcy organizan tradicionalmente, pero en la víspera del baile, el caos desciende sobre Pemberley. Lydia Wickham, la hermana menor de Elizabeth, y quien cayera en desgracia al casarse con Wickham, teniendo ambos prohibido el ingreso a Pemberley, arriba inesperadamente en un estado histérico, gritando que Wickham ha sido asesinado. Las horas demuestran que los hechos no son como lo suponía Lydia: ha habido un asesinato en los terrenos de Pemberley, efectivamente, pero la víctima no es Wickham, incluso más, iniciada la investigación, éste aparece como el principal sospechoso del crimen. De esta forma, nuevamente la vida de los Darcy es interrumpida por causa de George Wickham, tal como ocurriera años atrás. Ante la perspectiva de ser condenado a la horca, en caso de demostrarse su culpabilidad, Elizabteh y Darcy se ven insertos en la seguidilla de teorías, secretos, y descubrimientos que han rodeado este crimen, sacando a la luz verdades no reveladas del aparentemente apacible Pemberley, así como viejas rencillas y remordimientos por el pasado de los involucrados. El honor, el buen nombre, la confianza y las apariencias nuevamente entran en juego. La vida de los propietarios de Pemberley, sus familias, y servidumbre, podría no volver a ser la misma desde entonces.     

OPINIÓN PERSONAL: Debo decir que disfruté y me entretuvo mucho esta adaptación. Es decir, la comencé viendo con mis reticencias naturales por las razones que comenté antes, no esperaba mucho más que una serie de misterio que se valía de los famosos nombres de Orgullo y Prejuicio para hacerse del reconocimiento del público, pero la serie consiue mucho más que eso. Vamos por partes: en primer lugar, se plantea a si misma como una miniserie bastante bien equilibrada, su base esencial lo constituye el mundo de Pemberley, y los personajes ya conocidos por todos quienes hayan leído Orgullo y Prejuicio, y ojo, expone un retrato bastante coherente de cada uno de esos personajes, de modo que uno logra identificarlos como aquellos viejos conocidos de la novela original. Creo que el único punto bajo en este sentido fueron 2 personajes: la madre de Elizabeth, y Lydia. Sí, sabemos que ambas eran mujeres de poco juicio y menor prudencia, pero el retrato que nos exponen de ellas en Death comes to Pemberley francamente raya en lo vulgar (para los estándares de la épica en que está situada la historia, por supuesto), con una falta de decoro y cortesía insoportable. Pero bueno, tomé esos 2 casos como un detalle, porque el abanico general de personajes está muy bien caracterizados, sobretodo los más importantes: Elizabeth y Darcy. Me sorprendió sí el protagonismo que le dieron a Georgiana Darcy, y al Coronel Fitzwilliam (primo de Darcy, si no lo recuerdan), volviéndose éste último casi un antagonista, como jamás hubiéramos pensado al leer Orgullo y Prejuicio.  La primera, por su parte, nuevamente retrata los cuestionamientos sobre el amor y el deber en la búsqueda de la persona adecuada para contraer matrimonio. Cuento aparte es el protagonismo de George Wickham: sólo con la premisa argumental ya saben que su destino es el eje central de la serie. Vemos que, en esos 6 años, el carácter de Wickham no ha cambiado ni un ápice, o si lo ha hecho, ha sido para peor. Pero pese a todo, no es un personaje que se haga odiar, más bien genera compasión. Sobre Elizabeth y Darcy, hablaré un poco más en detalle luego. 
Darcy y Elizabeth
Georgiana Darcy
Lydia Wickham
George Wickham
El señor y la señora Bennet, padres de Elizabeth
La investigación del crimen

En segundo lugar, creo que lo que hace más atractivo a Death comes to Pemberley es el fantástico dominio del género de misterio que imagino tiene la autora de la novela (y que el director supo captar muy bien). Los continuos juegos por develar secretos a medias, dejando entrever motivaciones de los posibles culpables, así como los cuestionamientos morales y éticos de quienes están involucrados de alguna forma con el crimen o el posible culpable, logran mantener la ansiedad por las nubes. Hay un foco constante en la investigación del crimen (es de chiste ver los modernos sistemas de investigación utilizados en el siglo XIX), y la forma en que logra mezclar esta investigación con el diario vivir de Pemberley y sus habitantes es notable. Puede que sea una idea mía, pero sentí además que en la dirección hubo especial influencia del period drama más famoso del último tiempo en el Reino Unido: Downtown Abbey. Si en Orgullo y Prejuicio la servidumbre fue siempre un personaje colectivo y accidental casi, aquí tiene voz propia a través de personajes que juegan un rol decisivo en el misterio. El tránsito constante entre el mundo de lujo perpetuo de Pemberley y el mundo de trabajo constante e inacabable de su servidumbre, son retratados magistralmente. Me gusta que sea Elizabeth el personaje que logra unir ambos mundos.

No podía dejar fuera un comentario sobre la factura técnica de esta miniserie: de lo mejor. Se nota que BBC no escatimó en gastos para su producción. Como todo buen period drama, parte de su fuerza debe residir necesariamente en el retrato solemne y majestuoso casi de los ambientes en los cuales se desarrolla la historia, y el Pemberley que se nos presenta aquí no desentona. El background, sutil y fuerte en los momentos precisos, como debe ser.

PERSONAJES: Sólo describiré brevemente a los que tienen más protagonismo, para que tengan una idea.
Elizabeth Darcy (Anna Maxwell): Parece que la consigna al reclutar a esta Elizabeth Darcy fue “lo mejor de lo mejor”, porque no es menor que la protagonista sea la 2 veces ganadora del BAFTA Anna Maxwell, quien tiene ya recorrido en las lides de los period dramas: hace casi 10 años fue la protagonista de Bleak House, otra superproducción de la BBC, adaptación de la novela de C. Dickens. La primera idea que vino a mi mente en cuanto la vi fue: tiene todo para ser la Anne Elliot perfecta de Persuasión, pero Elizabeth Darcy??.... Mis dudas se disiparon pronto: su personaje es ciertamente una Elizabeth Darcy 7 años más madura, más segura, y más consecuente de lo que fue antes. Me encanta que se muestre su relación con Darcy natural y no idílica, así como también está muy bien logrado el retrato de ella como madre y señora de Pemberley. Elizabeth sigue siendo tan sagaz y perspicaz como siempre, y ello generará una nueva etapa de conflictos entre ella y Darcy, por las diferencias que ambos tienen en la apreciación del carácter y motivaciones de sus cercanos, siempre vinculados con la resolución de crimen.

Mr. Darcy (Matthew Rhys): Me pasó algo extraño con este personaje: lo reconozco como Mr. Darcy? Sí, su carácter manifiesta la evolución que logró gracias a su unión con Elizabeth, pese a que la fortaleza de sus propias convicciones y responsabilidades siguen intactas… pero no tiene el encanto de Mr. Darcy, no es carismático como otros Mr. Darcy que ya hemos visto (el insuperable de Colin Firth, por supuesto, y el encantador de Matthew Mc Fadyen). En resumen: no me volví a enamorar de Mr. Darcy, es más, le habría dicho a Elizabeth: “Mujer, ya eres una adelantada a tu época, adelántate un poco más y divórciate del señor sin sangre en las venas”. Ok, Elizabeth jamás me habría hecho caso (teniendo todo Pemberley, yo también aguantaría jajaja), pero lo que trato de decir es que Mr. Darcy se demuestra muy bipolar durante la serie: parte perfecto, como el hombre enamorado y sereno en que se convirtió en orgullo y Prejuicio, pero en cuanto la desgracias cae sobre Pemberley, involuciona a una especie peor d elo que era al conocer a Lizzy. En fin, por suerte eso se soluciona a tiempo, pero aún así fue un personaje menos acabado que el de Elizabeth. No es un Mr. Darcy para nada memorable, pero cumple con el mínimo. 
No me extiendo más en cuanto a los personajes, y sólo quiero agregar que esta miniserie es un muy buen producto, vale la pena verlo ya sea porque eres aficionado a Jane Austen, a las historias de época, al misterio, o a la estética de la Regencia. Siempre habrá un buen motivo por el que darle una oportunidad a esta miniserie, así que veánla!. Ojo, que a los puristas de la novela puede que no les guste y sienten que es un crimen contra ella, pero como en cuestión de gustos, no hay nada escrito… vale la pena darle el beneficio de la duda razonable. Ah! Y si les interesa, no tengo intenciones de leer el libro jejeje. Me basta con haber visto esta adaptación, mi opinión sobre las secuelas no cambia :p.

DATOS FINALES:
  • Basado en la novela del mismo nombre por P.D. James, publicada en 2011, el libro fue un best seller instantáneo en el Reino Unido.
  • La miniserie está dividida en 3 partes, cada una de 1 hora de duración, que fue transmitida por BBC One entre el 26 y 28 de diciembre de 2013, con una audiencia estimada entre 4 y 5 millones de espectadores para cada capítulo, situándolo en el primer lugar de su franja horaria.
  • Encontré este blog donde subtitularon al español los 3 capítulos. El inglés de acento british, y con los modismos decimonónicos eran un desafío demasiado grande para mi oído poco entrenado en el inglés (http://mailvideoteca.blogspot.com/2014/05/death-comes-to-pemberley-2013-cap-1-al-3.html).



4 comentarios:

  1. Gaeli !!
    lei tu entrada hace varios dias , pero ahora puedo decirte ! tengo que verla lo antes posible!
    Yo también temía que me desilusionara, por eso no me quería arriesgar, pero con tu comentario ( que me encantó y lei dos veces) , la veré y te cuento
    Aunque ... no me calza la Lizzy de Jane con la actriz que eligieron . Especificamente ella la describe con ojos alegres y brillantes . En fin, solo fue un comentario quisquilloso

    Al margen.... no sé si estas viendo "Pride & P" , yo al fin ya la tengo al día ( cap 9) y realmente el escritor se basó en O&P de Jane Austen

    Un abrazo !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ceci!!! tienes que verla, no tiene desperdicio! Claro, yo tenía el miedo típico dde que fuera un asesinato a P&P, pero me di cuenta que buscaron un enfoque distinto respetando siempre las raíces de la historia, y funcionó muy bien!. Creo que ees en parte como está armada la historia y en parte como está contada... leí en alguna parte que es como si Jane Austen y Agatha Christie su hubieran reunido en una sola obra, y no puedo estar más de acuerdo!.
      Sobre la actriz, pensé lo mismo que tu: la vi y dije "esta no puede ser Elizabeth, tiene que ser Anne de Persuasion", pero al final es clarísimo que la eligieron por lo buena actriz y porque retarta muy bien el carácter ya conocido de Elizabeth, antes que por la semejanza física. Sólo Mr. Darcy me quedó corto, en físico y en carácter, pero se supera asi que no es tan terrible.
      No esty viendo P&P, pero he visto muy buenas opiniones, asi que puede que en algun momento le de un vistazo. Mi reticencia no es la historia, sino que esté ambientada en el mundo de los abogados, que me suele tirar para atrás (no aguanto mucho a mis compañeros de profesión jajaja)
      Me cuentas como te va con Death comes...
      Qué tal va el clima por allá? acá estuvimos con november rain, tal cual Gun's, y ahora ya sofocándonos de calor otra vez jajaja
      Cariños y gracias por comentar :)

      Eliminar
  2. hola
    Primera vez por aquí, llegue por los doramas pero me encanta ver los otros temas también, te felicito por tu trabajo. Yo por supuesto también soy fanática de jane austen y de las series de época. Siempre he creído que toda mujer debe leer Orgullo y prejuicio, Jane Eyre y Mujercitas por obligación... por supuesto los hombres inteligentes también ja ja.
    Me vi esta serie por las mismas razones que expones pero la verdad no me cautivo, en especial porque no me dan los protagonistas, es una gran actriz indudablemente sin embargo físicamente no siento que sea apropiada. Con respecto al misterio creo que lo intuí todo el tiempo, desde que vi que un personaje estaba cerca de la muerte pensé.... ummm ya sé por dónde va, no lograba imaginar que realmente fueran a colgar a alguien. Por cierto la pequeña trama del joven ejecutado fue la parte que mas me gusto, junto con el descarado de Wickham que nunca deja de sorprender.
    Le rescato el intentar se fiel a la trama original y todo el trabajo de ambientación, es muy cierto que a este clásico le han sacado muchas continuaciones de pacotilla, ejemplo de ello una película llamada “austenland”, aunque si tengo que escoger creo que el Diario de bridget jones –la primera parte- es de lo mejor que han hecho teniendo en mente O y P, y tiene la ventaja de que cuenta con el perfecto señor Darcy, Colin firth.
    Saludos y buena vibra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kinirokay! muchas gracias por pasar por aquí, y me alegro que te guste el trabajo que hago, eres bienvenid@!!
      Totalmente de acuerdo con las lecturas que mencionas, siempre he creído que estos ayudan a desarrollar mejor la sensibilidad :D
      Sabes que también tuve el pero ese de la previsibilidad de la historia... pero en mi caso no resultó porque lo que yo imaginaba que había pasado no era XD Mi imaginación es escasa así que puedo ser sorprendida fácilmente :P
      Como tu dices, esas pequeñas tramas fueron muy interesantes, y claro, es una adaptación que entra primero por la vista... es decir, el trabajo de ambientación es magnífico, es lo primero que te convence, pero para mi los personajes estuvieron bien caracterizados.
      Claro, O&P debe ser de los clásicos más incombustibles que hay, jamás pasará de moda, eso hace que intenten adaptarla de todas las formas habidas y por haber. Me vi también Austenland... sólo reí como WTF jajaja. Igual hay algunaas rarezas que disfruto, como me pasó con Lost in Austen. Y bueno,Bridget siempre tendrá la ventaja de que tuvo al verdadero Mr. Darcy :D
      Saludos a tu también, y cariños!! :)

      Eliminar