lunes, 23 de noviembre de 2015

She was pretty: O cómo dejar de ser un personaje secundario en tu propia vida.

Hola hola todos como están!. O mejor debiera decir, a los sobrevivientes que aún creen en la existencia de este blog jejeje. Y es que sí, lo he tenido en el olvido, y mis continuas y reiteradas promesas de retomarlo no se han cumplido en absoluto, básicamente por una razón: mi vida el último se ha vuelto (o la he sentido) muy caótica, por lo que el tiempo que tengo para mí escasea, y cuando lo tengo lo he ocupado en actividades más outdoor (y no se crean que estoy de deportista). Y ustedes se preguntarán, eso qué tiene que ver con el blog?, pues que prácticamente no he visto dramas, esa actividad intelectual y emocionalmente superior que nos convoca a todos en este pequeño espacio, por lo que no he tenido material suficiente para publicar entradas con cierta regularidad.

Y bueno, la pereza también hace su parte: hace más de un mes terminé el drama japonés Koinaka, y fue tan decepcionante que no he escrito la reseña respectiva porque no me da la gana. Terminé hace poquito She Was Pretty, el último de los dramas que pude ver en emisión. Tengo a medio ver Twenty Again, y DEBO terminarlo, porque ya me vi 10 capítulos, no pienso perder esas 10 horas!. En fin, como sólo estoy intentando justificarme (sospecho que en vano, probablemente no me crean), vamos con la entrada de hoy.

A ver, She was pretty fue un drama muy popular durante su emisión, por lo que difícilmente alguien llegará buscando una reseña propiamente tal para decidir si ver o no el drama, es por este que más que una reseña, daré mis impresiones finales y globales sobre el drama, a ver si generamos un poquito de discusión. Y lo primero que debo decir, es que pese a sus altos y bajos, este fue un drama que me dejó inesperadamente conforme, básicamente porque no esperaba nada de él, más bien no esperaba el drama para nada, a diferencia de muchas personas que veían prontamente cumplido el deseo de ver reunidos como pareja romántica a Hwang Jung Eum y Park Seo Joon, los hermanos Oh de Kill me Heal me que hicieron suspirar nuestros corazones con su bella relación.


RESEÑA: Bien, la premisa central de este drama era demasiado básica y trillada como para esperar algo bueno de él: Cuando Sung-Joon (Park Seo-Joon) era niño, era uno no muy agraciado y gordito. No tenia amigos, pero la niña más bonita y popular de la  escuela, Hye-Jin (Hwang Jung-Eum), se convierte en su amiga un lluvioso día en que Sung Joon está pasando un momento difícil, iniciando así una bella amistad que se ve interrumpida cuando el niño y su familia se vana a vivir a USA. 15 años más tarde, y con el recuerdo de su amiga (y primer amor) fresco en su memoria, Sung-Joon regresa a Corea, y contacta a Hye Jin para reunirse después de tantos años. Pero en estos 15 años, las cosas han cambiado para ambos: Hye Jin ya no es la belleza que solía ser de pequeña, mucho menos tiene la popularidad de su juventud, y encima de ello está desempleada. Sung Joon, por el contrario, se volvió un hombre guapo y exitoso, aunque frío y exigente. Llegado el día que ambos acordaron para reencontrarse, Hye Jin es incapaz de mostrarse a si misma, pues advierte lo exitoso y guapo en que se convirtió Sung Joon, a diferencia de su cambio menos positivo. Y ante la premura del momento, no tiene mejor idea que enviar a su mejor amiga de la vida (y compañera de habitación), Min Ha-Ri (Go Joon-Hee) a reunirse con Sung Joon, haciéndose pasar por Hye Jin. Y es que Hza Ri es todo lo opuesto a su amiga: alta, esbelta, elegante, exitosa con los hombres, con una carrera, una belleza en todo el sentido de la palabra. Y para Hye Jin, la imagen perfecta para no romper el recuerdo que Sung Joon tenía de su amiga de infancia.

Pero las cosas se complican una vez que Hye Jin es aceptada como interna en una importante revista de modas, y cuando Sung Joon asume como Editor Jefe en la misma revista, y más aún cuando el juego de identidades iniciado por Hye Jin sea continuado por su amiga Ha Ri, con consecuencias insospechadas para todos.   

OPINIÓN PERSONAL: Si debo enumerar lo positivo de este drama, sin duda serán diversidad de aspectos, pese a tener también aspectos negativos (y algunos importantes), serán más los primeros, así que vamos por ellos:

1° Sismance, al fin!!: Y sí, lo primero que me conquistó y maravilló de este drama fue la profunda y bella amistad entre Hye Jin y Ha Ri, una rareza en dramalandia, donde las damiselas suelen tener más enemigas que amigas. Las dos espositas como se llamaban ambas, nos presentaron una amistad idílica, de esa que todas quisiéramos tener alguna vez en la vida: la amiga junto  la que creciste, junto a la que vives, con quien has compartido dolores, tristezas, alegrías y dificultades, quien siempre está ahí, conociéndose la una a la otra como si fueran una madre, simplemente queriéndose. Hye Jin y Ha Ri son LA pareja de amigas que he disfrutado en un drama, porque nunca había visto una amistad de este tipo entre dos mujeres en un drama. Estamos acostumbradas (extrañamente, creo yo), al bromance, esa rareza en que la amistad entre dos hombres limita en lo romántico, pero un sismance, primera vez en dramalandia que veo. Y sabemos que avanzado el drama, las cosas de la vida ocurrirán y pondrán a prueba esta relación casi de hermanas… y eso vaya que duele.

2° Personajes adorables: Todos los personajes, en serio, todos son adorables en este drama: Desde nuestra pequeña protagonista, Hye Jin, con ese estilo tan alborotado y despreocupado del principio, siendo simplemente feliz siempre, siendo trabajadora y a la vez torpe, hasta su esposita, Ha Ri, con todo su glamour lléndose al tacho de la basura una vez llegada a casa, el reportero Kim (Siwon), con su continua faceta de humorista y compañero políticamente incorrecto, y el staff de la revista Most (la pareja Joon Woo y Han Seoul, mi favorita). Y la jefa, Kim Ra Ra, con sus atuendos de diva, absolutamente genial!. Todos los personajes queribles, sea por lo divertidos, por lo inocentes, por lo torpes, por lo sencillos en general.


3° Ausencia de melodramas innecesarios: Bueno, el que Hye Jin pasara medio drama ocultando el hecho de ser ella la amiga de infancia de Sung Joon no cuenta como melodrama, sino como torpeza, así que ello no fue especialmente molesto como suele ocurrir en muchos dramas. Como sería el nivel de sugestión entre el público de que algo malo podía ocurrir que SPOILER------- En algunos foros (coreanos, según leí) se comenzó a especular, cerca de los últimos capítulos del drama, que Hye Jin habría muerto, y se señalaban una serie de “pistas” como prueba de tal teoría. No pasó de ser una teoría infundada, pero da cuenta del temor al fantasma eternamente rondante del melodrama en todo drama que se precie de tal. FIN SPOILER.

4° Ambientación, diseño, vestuario, colores: Tengo una especial fascinación por la moda, por lo que disfruto de las películas, series o libros ambientadas o relacionadas con la moda: El diablo se viste a la moda es mi biblia, aunque creo que fue Yo soy Betty, la fea, la primera vez que rayé en televisión con ese mundillo. Y bueno, The Most, la revista más importante de modas en Corea, en crisis el último tiempo, fue el escenario perfecto para disfrutar del siempre glamoroso (o no tanto para nuestra protagonista) mundo. Disfruté mucho admirando los outfits que tenían en cada capítulo las mujeres del staff de The Most (la rubia y la chica de lentes redondos se vestían a maravilla). No disfruté tanto con los outfits de Ha Ri, porque, en serio…con esas microfaldas yo me podría hacer muñequeras. Hye Jin: pese a todo pronóstico considerando su horrorosa forma de vestir inicial, creo que fue superándose en cada capítulo, y no sé si yo tendré mal gusto o qué, pero me gustaron la mayoría de sus looks (del antes y el después). 

5° Sentido romántico encantador y nostálgico: No sé de que forma explicarlo, pero el drama tuvo una especie de aura que lo hizo especial para mí: esa asuencia de melodramas, de pasiones violentas y negativas le dio un cariz amable, acogedor y cálido. Esos recuerdos que loss protagonistas tenían de su infancia juntos, los momentos en que comenzaron a acercarse, siempre con música de The Carpenters de fondo, fueron encantadores. Un amor algo infantil para muchos, para mi un amor idealizado. Que es un drama, no todo tiene que ser tan obscuro como la vida misma.
Como verán, no destaco entre los puntos fuertes del drama cuestiones más técnicas, como la dirección o el guión, porque la verdad ambos fueron muy normales, sin destacarse demasiado. Ahora, de que tuvo aspectos negativos, los tuvo, aquí alguno de ellos:
1° Falta de profundidad en la historia: sip, porque la mitad del drama se redujo a ver a Ha Ri haciéndose pasar por Hye Jin (a espaldas de ella), y Sung Joon odiando a Jye Jin, y luego enamorándose de ella sin saber quien era. Pero resuelto este conflicto central, nos quedamos sin historia! Y ahí el foco pasa a ser la salvación de The Most, la identidad del escritor superventas mundial Ten, y la identidad del sobrino de la editora jefe. Muy poca historia para los capítulos que se invirtieron en ella.

2° Desequilibrio en el desarrollo de los personajes: Me pasó en la primera parte del drama que sentía como si Ha Ri fuera la protagonista: se desarrolló muho más su relación fmiliar que la de Hye Jin, pese a que hacia la segunda mitad de equilibró la cosa. Lo mismo con Sung Joon y el reportero Kim, jamás supimos mucho de ellos, salvo el evento traumático que vivió el primero y que lo convirtió en aamigo de Hye Jin.

Bueno, creo que esos fueron los puntos débiles más notorios y que me hicieron ruido al menos. Como les dije antes, sin ser un drama perfecto ni mucho menos original, tiene un encanto inexplicable, que lo hace ameno de ver y disfrutar. Porque todos debemos vivir nuestra vida como protagonistas de ella, pese a que parezcamos personajes secundarios en la misma, la enseñanza simple pero sincera que me dejó este drama.
Lo recomiendo? Absolutamente sí!.   

   

7 comentarios:

  1. Debo admitir que también me sujestione con este drama, pensé que en cualquier ratito ib a ocurrir algo malo muy malo, y al final no hubo nada de eso...
    Si también sentí que les falta profundizar en las historias, pero bueno.
    A mi en lo personal me encanto el cap final, me encanto de lo más lindo que pudo terminar en serio fue de esos finales que e dejan con un gran alivio, y no solo con "se quedaron juntos y ya" si no que pudimos ver mas haya fue hermoso <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Azuza!! gracias por pasarte por aquí :)
      Estuve igual que tu los últimos 2 capítulos... ya veía llegar cualquier tragedia en cualquier minuto jajaa
      Creo que el tema de la profundidad fue porque se centraron demasiado en esta confusión de personas, y se resolvió muy pronto... no hubo mucho más.
      El capítulo final fue muy bello!!se cerraron todas las historias y bien. Sonreí todo ese capítulo <3
      Cariños!

      Eliminar
  2. Hola.
    Este es uno de mis doramas favoritos. Será una historia simple pero encantadora y positiva. Personajes adorables y y una amistad entre mujeres hermosa. La relación romántica entre los protagonistas es una de las más tiernas que he visto. Y el final...aish puro amor ja ja. Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, me gusta la nueva imagen del blog :).

      Eliminar
    2. Hola Laura!! mmuchas gracias por el cumplido, y gracias por visitarme :)
      Lo que me encantó de She was pretty fue precisamente lo que tu dices, que pese a su simpleza, fue siempre una historia positiva y encantadora: nada de malos muy malos ni buenos muy buenos. Y al fin una relación de amistad entre mujeres fuerte y hermosa!! nos tienen acostumbrados al bromance, como si las mujeres no fueramos capaces de tener amistades profundas jejeje. El final, de los mejores que he visto en comedia romántica. Redondito todo el drama!! Cariños!

      Eliminar
  3. Me gusto leer tu análisis, en realidad creo que el fondo de la historia era esa la de que en nuestra vida siempre debemos ser los protagonistas aunque parezcamos personajes secundarios en la misma y creo que por ello se paso una historia en la cual te quedas enganchado con cada uno de los personajes y el drama logro el objetivo de transmitir ello... si falto un poco mas de historia pero creo fue suficiente para encantarnos. XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! gracias por visitar y comentar! :)
      Lo que dices sobre el fondo de la historia es justamente el mensaje que el drama dejó más claro, y lo hizo de una forma muy bella: todos nos hemos sentido personajes secundarios en nuestras propias vidas, y creo que el crecimiento que demostró Hye Jin es un reflejo de como superar esa autolimitación. Los personajes todos son inolvidables, pero no hay duda que Jackson, y el reportero loco calaron hondo en mi kokoro! :D

      Eliminar