miércoles, 7 de septiembre de 2016

Watashi wo hanasanaide: un oscuro drama sobre el significado de la vida.

Hace ya algunos días que tenía la intención de publicar esta entrada, pero no es sino hasta hoy que puedo concretarlo. Watashi wo hanasanai de fue un drama japonés emitido a principios de año, enero o febrero (no recuerdo bien), pero que no pude terminar de verlo sino hasta esta semana. Las razones? El proyecto estuvo paralizado varias semanas en la página desde la que descargaba los capítulos, así que, no queriendo arriesgarme a ver algo en inglés de lo que no iba a comprender totalmente, preferí esperar a que estuvieran los capítulos doblados. Y bueno, en su momento escribí mis primeras impresiones de este drama, y allí les contaba las razones por las que había tanta expectativa al comenzar su emisión: primero porque se trataba de la adaptación de la obra del novelista Kazuo Ishiguro, Never let me go, adaptada ya al cine hace algunos años; y segundo porque el drama reunía a dos de los protagonistas más cotizados de la industria en Japón, Ayase Haruka y Miura Haruma. Y bueno, hay que reconocer también que el género mismo del drama y su argumento ya era de por sí atractivo porque, cuántas veces tenemos oportunidad de ver una historia que no es puramente comedia, ni romance, ni melodrama, ni tan siquiera fantasía sino más bien ficción distópica? Muy pocas la verdad. Y aquí quiero destacar algo: me parece muy positivo que, al menos en Japón, se estén arriesgando en adaptar al formato drama obras literarias, y ya no sólo mangas como ha sido la tónica los últimos años. Nada más el 2015 se adaptó el libro, también de ciencia ficción, Flowers for Algernon bajo el nombre del drama Algernon ni hanabata, y este año tenemos el drama que hoy reseñaré.


Reseña: Kyoko (Haruka Ayase), Miwa (Asami Mizukawa) y Tomo (Miura Haruma) tienen cerca de 10 años, los 3 son compañeros en el internado Yoko y han vivido una infancia relativamente normal. Sin familia ni contacto con el mundo exterior, sus vidas transcurren al interior de los muros de la escuela, bajo un sistema de vigilancia intensivo que los insta a dibujar e todo momento. Saben que no pueden arriesgarse a ir más allá de esos muros, pues cosas terribles pueden suceder en el bosque contiguo. La vida aparentemente tranquila y normal que vivían todos los estudiantes de Yoko se ve interrumpida cuando la directora del internado les cuenta su verdad: los alumnos de Yoko no son igual que los demás niños, ellos son especiales han venido con una misión a este mundo y esa misión es darle vida a las personas que lo necesitan… en otras palabras, son ángeles.
La verdad que no les explica es que no son precisamente ángeles, sino clones que carecen de dominio sobre sus propias existencias y sobre su cuerpo, pues su destino es servir de donantes cuando el ser humano de quien son clones lo necesite. Tampoco les dice que en su vida, sólo podrán realizar un máximo de 3 donaciones, pues después de la tercera sus cuerpos estarán tan irremediablemente deteriorados que no habrá forma de que sigan con vida. No les informa tampoco, que como clones, no están facultados para tener vidas independientes ni libres: no pueden estudiar n conseguir un empleo común, ni menos formar familia… como clones, sus únicos posibles caminos en la vida son ser donantes o ser cuidadores de donantes. Están condenados a no tener una vida.
Kyoko, Miwa y Tomo son amigos que crecen con las interrogantes que les deja esa verdad que se les revela, y viven en ese enclaustramiento hasta que cumplen 18 años, cuando por primera vez abandonan Yoko para vivir en hogares comunitarios con otros jóvenes como ellos, en espera de iniciar su misión en la vida. Cada uno aprenderá a vivir de distinta forma con esa verdad, batallando con un destino que parece inevitable, y con los sentimientos y pensamientos que van moldeando su carácter y las relaciones interpersonales.

Opinión Personal: Creo que la primera advertencia que debo hacer a quien se disponga a ver este jdrama es que es denso, oscuro, depresivo a veces, pero también muy profundo. Porque bueno, el tema no es menor, el conflicto central discurre sobre la identidad y la aceptación, la existencia y el fin de la vida humana, cuestiones todas que precisan una seriedad en orden a ser comprendidos lógicamente, más aún cuando el formato es un drama para televisión.

Ahora, no he leído el libro por lo que no puedo opinar sobre la eterna disputa de qué es mejor, el libro o la adaptación, pero siento que el guión fue adaptado en forma muy inteligente, respetando los tiempos y formas precisos, de modo que en ningún momento, pese a lo denso que es el tema, el drama jamás se sintió lento o complejo en su planteamiento. Tal vez ello radica en que la historia (al igual que el libro, supongo) da por hecho la existencia de lo que resulta más complejo para nosotros como espectadores: la clonación humana. La historia no pretende explicar cómo o por qué o desde cuando se comenzaron a clonar seres humanos, sino que se enfoca en el proceso interno que estos 3 individuos viven desde el momento en que saben la verdad de su existencia. Y eso es un gran acierto, en todo sentido.

En relación  a las actuaciones, debo decir que pese a ser planteada con 3 protagonistas, son los 2 personajes femeninos quienes se roban toda la atención, especialmente el personaje de Miwa, que Dios mío qué intenso!: mientras Kyoko resulta el personaje central, es el personaje de Miwa quien plantea todos los conflictos de la historia, y esos conflictos tienen siempre su origen en la amistad-enemistad que tiene con Kyoko. Miwa es un personaje complejo, cuyas emociones se manifiestan en todo un rango de matices, pasando de la liviandad absoluta a la ira, o de la dependencia total al desprecio en cuestión de minutos (o escenas).
Aquí destaco tremendamente el trabajo que hizo la actriz encargada de interpretarla: a Asami Mizukawa ya la había visto antes de protagonista en Ghostwriter, pero siento que recién en Watashi wo hanasanai de fui testigo de la tremenda capacidad actoral que tienen esa mujer. El más mínimo cambio en las emociones de Miwa se manifestaba ya fuera en sus miradas, gestos o expresión facial… sentí incluso que opacó el trabajo de Ayase Haruka como Kyoko, un personaje mucho más contenido, estructurado, racional y contemplativo, y por ello es quien más se cuestiona su existencia. 


Sobre el personaje de Tomo, lo sentí como el más débil, recién hacia los 2 capítulos finales sentí que explotó todo lo que necesitaba que hubiera dicho mucho antes. Ahora, nuevamente ello no fue defecto de adaptación, pues entiendo que el personaje fue escrito de esa forma: un chico ingenuo, positivo, de mente simple en general, cuyo mayor suelo es convertirse en futbolista profesional. Fue un personaje que me agradó y me dolió ver sufrir, pero habría deseado tener más oportunidades de ver la intensidad dramática que es capaz de manifestar Miura Haruma. Respecto de las relaciones que existen entre estos 3 personajes, digamos que pasan por etapas de amistad, enemistad y relación sentimental entre uno y otras en distintos momentos, algo propio también de la forma en que está planteado el desarrollo argumental.
Ahora, volviendo al tema del guión, todo el drama estuvo plagado de diálogos tremendos, o de reflexiones que nos daban luces sobre como los personajes vivían con su condición, y si reaccionaban de alguna forma o simplemente se entregaban al camino ya trazado para ellos. Aquí les dejo unas cuantas frases que encontré dignas de destacar:

Nos crearon para dar futuro, esperanza y una nueva vida a la gente que lo necesita. Enorgullécete de esa misión”
“Ustedes terminan siendo privados de sus cuerpos, pero no pueden quitarles sus recuerdos”.
“La vida termina irremediablemente sin saber para que hemos nacido. Nosotros nacemos con una caja de los tesoros vacía. Mientras caminamos dia a dia, la llenamos”.


En general, el drama fue muy bien hecho, de ello no hay duda. Mención especial merece la bellísima dirección, casi a la par con la intensidad y el dramatismo del guión. Lo recomiendo con toda confianza, PERO: si son de emociones inestables, tal vez sería bueno que buscaran un momento propicio para ver el drama. Tanta divagación sobre la existencia humana da para pensar y mucho. Alguien más vió este jdrama o piensa verlo? Me cuentan!.  

6 comentarios:

  1. Hola, primeramente reciba un afectuoso saludo. Su blog me parece muy interesante, solo me surgió una duda: En que pagina usted mira los doramas como este? Le pregunto por que no he logrado dar con el, y en las suscripciones que tengo no existe. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ignacio, muchas gracias por visitar mi blog! tu duda es la eterna pregunta para quienes seguimos doramas japoneses: dónde verlos. A diferencia de los dramas coreanos y chinos, que se encuentran traducidos en multitud de páginas, encontrar los doramas japoneses y en emisión con subs inglés ya es un trabajo complicado, pero hay 2 páginas que siempre tienen novedades: dramanice.to y kissasian.com.
      Ahora, si queremos subs español, ahí si que es difícil, y lo cierto es que haciendo un trabajo de rastreo casi de hormiga logré dar con un fansub maravilloso que hacen un trabajo de lujo, se llama crazyasianlove.forosactivos.net. Ahí descargué todos los capitulos con subs español del drama reseñado. Mucho suerte!

      Eliminar
    2. Hola nuevamente, te agradezco la información, me será de mucha ayuda. La verdad es que por ejemplo para conseguir "Un litro de lagrimas" fue algo complicado. Espero seguirte leyendo, saludos.

      Eliminar
    3. Ojalá te haya servido la información!. Te entiendo perfecto, incluso hoy es muy dificil conseguir doramas japoneses. Yo vi Un litro de lágrimas, que fue mi primer dorama, allá por el 2012, y la única forma en que lo encontré fue en youtube y por partes. Por suerte hoy hay más fansubs y mejores plataformas y páginas donde verlos. Cuesta encontrar, pero las hay. Saludos!

      Eliminar
  2. ¡¡Me encantó!! Aunque no supera a los actores occidentales y tampoco la pasión que transmitieron sobretodo en la parte final después de pedir el aplazamiento... en mi vida he llorado tanto y a pesar de las limitaciones de los japoneses, debo decir que ha sido muy bello recordar ciertas partes y me ha gustado la adaptación. La recomiendo, es un drama diferente. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! gracias por comentar. La verdad la película está muy bien hecha, y las actuaciones son buenas como bien dices sobretodso en la parte final. Pero a mi el drama me encantó, sobretoedo la actuación de la "villana", creo que tuvo a su cargo la actuación más emocional del drama. El protagonista siento que fue poco atractivo como personaje, y la protagonista, por el contrario, estuvo muy bien, pero a mi gusto bajo la antagonista. En fin, creo que fue una excelente adaptación, el sentimiento de soledad, abandono, angustia y desesperanza que transmite fue muy patente. Y la fotorgrafía, creo que fue otro de sus puntos fuertes. Cariños!!

      Eliminar