A love so beautiful: un drama sobre la juventud, la amistad y el amor, esos divinos tesoros.



Hola hola!! No pensé que tan prnto tendría material de volver a escribir sobre la temática central que da vida a este blog: dramas. Pero lo cierto es que, inesperadamente, estuve cerca de 1 semana y media atrapada por uno, y más sorprendente aún: mi primer drama chino, pues en todos estos años de dramadicta, sólo había visto japoneses, coreanos, y un par taiwaneses, pero chinos, jamás. Ycundo digo atrapada es que volví a mis mejores tiempos, viendo en un solo día 6 capítulos, un logro que no pensé volver a alcanzar alguna vez jaja. Pero sorpresas nos da la vida, la vida nos da sorpresas, y A love so beautiful fue una bellísima sorpresa para mí, un bálsamo entre tanta dificultad del día a día. Un drama adolescente, escolar, sobre primeros amores, amistad y esas cosas, muy en el estilo de Itazura Na Kiss en principio, pero que a poco andar se alza con su propios méritos. Fueron 24 capítulos que disfruté de principio en fin en sus 45 minutos de duración aprox, en que reí, me emocioné, y lloré, sí, lloré como magdalena como desde el cap+itulo 15 en delante de aalegría, de emoción, de pena, de tantos sentimientos provocados por un drama. Había olvidado lo hermosa que es esa sensación.

En fin, para tratar de dar algo de seriedad a esta entrada, haré una pequeña reseña, pero lo demás será todo manifestación de mi amor eterno e infinito a este drama, quedan advertidos, no esperen objetividad, porque no la tendrán. He dicho.  

Reseña: Chen Xiao Xi (Chen Yue) y Jiang Chen (Hu Yi Tian) crecieron juntos desde su más tierna infancia. Fueron compañeros en el parvulario, en la enseñanza elemental, luego en la secundaria, y en el Bachillerato. Xiao Xi es una joven con mucha energía y que tiene dos pasiones en la vida: su amor por el dibujo, y su amor por Jiang Chen, su muy serio, esquivo e inteligente vecino, compañero de toda la vida. Ambos son compañeros de clase en su Escuela, y pese a que Jiang Chen parece no soportar a Xiao Xi, pronto se ven unidos gracias a un grupo de amigos poco convencional: Wu Bo Song, el alumno recién llegado, nadador profesional, y quien de inmediato sigue a Xiao Xi como su Jefa; Lin Jing Xiao, una de las alumnas más inteligentes de la clase, fuerte y decidida, quien no teme defender lo que cree justo, y una enamorada de la astronomía; y finalmente Li Shu, el alumno poco aventajado, fanático de los videojuegos, de quien nadie quiere ser amigo, y que encuentra en estos 4 los primeros amigos de su vida… y en Jing Xiao a su musa de alguna manera. Estos 5 chicos con tan poco en común entre sí terminan forjando una amistad que conocerá de lealtad, competencia, celos, compañerismo, apoyo, y muchas risas… y amores. Así, durante un lapso de 10 años vemos crecer a los personajes, y cómo sus vidas van tomando rumbos separados, y como vuelven a unirse inevitablemente.

Opinión Personal: Amé todo de este drama: amé a cada uno de los personajes. A Xiao Xi porque, pese a parecer la típica protagonista enamorada e idiotizada por ese amor, ella es fuerte e independiente, ama con locura a Jiang Chen, pero también ama a sus amigos, divertirse y encontrar su lugar. Durante sus años de estudiante, Xiao Xi se enfrentará a numerosos retos que, aunque parecen todos motivados por su afán de agradar a su amor no correspondido, terminan siendo pruebas que se pone a si misma por superar sus capacidades. Es así como termina audicionando para un programa de talento, compitiendo para ser líder de su clase, compitiendo en una carrera de atletismo, participando como miembro de un equipo de debates. En fin, Xiao Xi es encantadora, y su enamoramiento no la hace ser empalagosa en absoluto. Y bueno, la actriz que la interpreta estuvo genial en su interpretación, eso ayuda mucho también.

En cuanto a Jiang Chen, es el típico arrogante, engreído y don perfecto de todo drama adolescente que se precie de tal, pero le dura poco… esa capa de frialdad hacia Xiao Xi se derrite pronto, y vemos como secretamente, va necesitando la presencia o cercanía constante de Xiao Xi para sentirse vivo. De pocas palabras y menos expresiones, cuando llegado el momento demuestra que también puede amar, ahhhhhhhh! Es hermoso, y sin duda el personaje que tiene el cambio más radical en esos 10 años.

Wu Bo Song, el perfecto representante del síndrome del segundo protagonista. Es que, en serio, por qué los tienen que hacer tan perfectos? Es guapo, simpático, espontáneo, amistoso y considerado a más no poder, su amistad hacia Xiao Xi pronto se transforma en un amor que transita entre la ternura, la entrega máxima y el dolor.   

En cuanto a Jing Xiao, la chica perfecta: amiga de sus amigos, inteligente, decidida, fuerte y valiente, y muy guapa además! Con Xiao Xi pronto se vuelven amigas inseparables, cada una alentando a la otra en sus momentos difíciles, y al tiempo que Li Shu la admira y ama con devoción, ella ve en el médico de la Escuela a su primer amor.

Li Shu, finalmente, es el personaje más adorable de todos: no hubo una sola escena suya  que me sacra una carcajada, una sonrisa o una lágrima. Al principio lo vemos muy dueño de las situaciones siempre, pero pronto vemos sus heridas, y sus esfuerzos por ocultarlas. 

Uno de los puntos fuertes del drama es que la historia tiene como eje central el amor, pero la amistad, el compañerismo y la familia son desarrollados de forma muy completa, entregándonos escenas conmovedoras en forma constante. Así, por ejemplo, la relación entre la Profesora Jefe de la clase y sus alumnos es enternecedora, o como se abordan las consecuencias de la alta exigencia escolar.

En cuanto a su estructura, la historia comienza en 2004 o 2005, cuando los personajes están en Secundaria tienen cerca de 15 o 16 años; pasamos el 2006 y hasta el 2008, cuando ingresan a la Universidad. De ahí saltamos al 2009, cursando a universidad, luego al 2012 en que se encuentran por titularse, y terminamos en 2015, cuando hay un reencuentro importante. Ahora, de los capítulos 1 al 14 aproximadamente se enfoca en los años de la Escuela, por tanto en solo 9 capítulos restantes ocurren todos los acontecimientos posteriores a la salida de la Escuela, lo que me pareció un poco apresurado. Y es que claro, disfruté mucho viendo esa inocencia de la juventud, pero habría querido ver un poco más del crecimiento que tuvieron los personajes en su tránsito de la juventud a la adultez, y  no tantas pinceladas.
La historia de amor entre Xia Xi y Jiang Chen fue muy linda en la forma que se desarrolló, aunque reitero, me habría gustado un par de capítulos menos dedicados a la Secundaria para haber visto el desarrollo de la relación ya adultos. La ternura, la preocupación y la compañía constante en principio parecen sólo ser de parte de Xiao Xi, pero pronto es Jiang Chen quien retribuye todo estoy  doblado. Aunque de adultos y ya convertido en médico, sigue siendo un idiota que no sabe expresarse, como manifiesta luego su amor es digno de disfrutar. Y bueno, la pareja es hermosa, la química entre los actores es notable, y las siguientes imágenes así lo prueban. 

Aunque, por otra parte, Xiao Xi y Bo Song también son bellos... bellos, adorables y perfectos. Tengo pruebas: 

Bueno, los 3 juntos son perfectos de todas formas.
Por otra parte, en el aspecto más técnico, el drama fue hermosamente grabado. En serio!, la gama y paleta de colores utilizados es bellísima, la ambientación de las distintas épocas y caracterización de los personajes es perfecta. Nada negativo que decir en ese aspecto.

En fin, un drama con el que les juro que derramé lágrimas de emoción, que me hizo encariñar con cada uno de los personajes, y querer saber qué fue de sus vidas. Pero en realidad no quiero saberlo: no quiero que una segunda temporada arruine el final perfecto que tuvo, con cada personajes como y donde debía estar. Una historia sencilla, básica, pero con una magia, un encanto difícil de encontrar. Por favor, véanla, estoy segura que la disfrutarán tanto como yo.

Comentarios

Entradas populares