lunes, 19 de diciembre de 2016

Antireseña de un drama: Oh Hae Young again

Hola hola a todos!  Me han extrañado? Espero que sí, porque eso significa que, pese al más de mes y medio que llevo sin publicar, hay gente que sigue interesada en los desvaríos a los que doy desahogo por aquí jeje. Ojalá que estén pasando un muy buen fin de año, increíble que ya se nos va el 2016!. El mío ha sido bastante agitado, y fin de año intenso sobretodo, así que estos días prenavideños trataré de ponerme un poquito al día con el blog, porque no saben lo mucho… muchisimo que tengo pendiente de estos meses de comentar y recomendar!. Ha sido un año muy productivo en libros y dramas, así que siendo buenas historias o que valgan la pena al menos, me siento con el deber de compartirlas y difundirlas.



En fin, entre los varios dramas que tengo pendiente de comentar, está uno que transmitieron hace tiempo ya por tvN (la cadena de tv más cool y que produce los contenidos de mejor calidad en Corea, hay que decirlo!), que fue un exitazo de audiencia, de revisiones y que fue muy amado entre los fans internacionales. Estoy hablando de Oh Hae Young again que, seré sincera, es el drama que me ha producido mayor sensación de rechazo en mucho tiempo, el que terminé de ver con un desagrado tremendo, y lo terminé sólo para mejorar mi estadística… y porque esperaba que algo mejorara. Un drama que no recomendaría, nunca jamás. Por qué se preguntarán ustedes? Ahora les cuento.

Reseña: Oh Hae-Young (Seo Hyun-Jin) trabaja como asistente de Gerente para una empresa de restaurants. Está comprometida para casarse con  Han Tae-Jin (Lee Jae-Yoon), el amor de su vida, pero el día antes de la boda, él termina con ella. El motivo? No soporta verla comer. Destrozada y sin encontrar explicación a lo ocurrido, Oh Hae Young es incapaz de decirle la verdad a nadie, y finge que fue ella quien terminó la relación. Viviendo en casa de sus padres, quienes tratan de lidiar con la vergüenza ante su círculo social por lo que ellos creen un idiotez de su hija, y su hija cada vez más inestable y hundida en su dolor, sus padres deciden echarla de casa, para que viviendo sola, sea capaz de superar lo sucedido. Oh He Young, que por tener un nombre tan común ha lidiado toda su vida con la comparación de otras Oh Hae Youngs, especialmente la Oh Hae Young bonita de sus años de escuela, quien demás de bonita era inteligente, muy amable y popular, se siente nuevamente derrotada, humillada y ofendida.

Por su parte, Park Do-Kyung (Eric) es un exitoso ingeniero en sonido, que tiene una compañía dedicada a la producción de sonido para cine. Un año atrás, se casaría con  Oh Hae-Young (Jeon Hye-Bin), pero ella no apareció el día de la boda. Desde entonces, él ha tratado de lidiar con el dolor y luego la amargura de verse abandonado por la mujer que amaba. Cuando  Do Kyung descubre que tiene la oportunidad de destruir al hombre con quien Oh Hae Young estaba por casarse, consigue que ello suceda y llevar a este hombre a la ruina, y en consecuencia, a prisión. En medio de todo esto, Oh Hae Young renta un cuarto al que se va a vivir, descubriendo al poco tiempo que tiene un vecino muy particular, nada de agradable: Park Do-Kyung. Pronto, él comienza aa tener visiones de una mujer que jamás ha visto. Pronto descubre que la mujer de sus visiones es la otra Oh Hae Young.

 Comentario personal: Que no se malentienda: Oh Hae Young again es un drama de muy buena calidad, con elementos técnicos de lujo, un guión muy sólido y personajes complejos, muy bien definidos y construidos. Entonces, si la principal trinidad de todos los dramas (dirección-guión-actuación) por separado destacan por su excelencia, ¿por qué los 3 juntos no funcionaron?. Destaco que lo que aquí diré es mi comentario muy personal, opinión que probablemente no comparta casi nadie de quienes lean esto porque… sé que el drama fue muy popular.

En fin, recuerdo Oh Hae Young, y sólo puedo pensar en una cosa: romantización de la violencia. Es que, en serio, a nadie más le hizo ruido que la relación que entablaron Oh Hae Young (la otra) y Park Do Kyung fuera tan enfermiza? Les juro que traté de ser comprensiva, y de ver la representación del drama con ojos lo más objetivos posible, pensando y esperando que esa violencia que veía en los primeros capítulos era parte del proceso que debían superar los personajes en sus historias de vida, pero llegado un momento en que vi que esa violencia era una constante, y que no era sólo que en la casa de Oh Hae Young todos se gritaran (en nuestras familias probablemente eso ocurre también) y hasta que se golpearan, sino también (y mucho peor, para mí) que nuestros protagonistas repetían esas conductas y patrones de violencia. Así, tuvimos a una Oh Hae Young superada por el “amor” que sentía hacia Do Kyung, destrozándole ventanas a piedrazos porque… lo amaba. O un primer beso que más parecía un ataque sexual (el beso más incómodo y desagradable de ver de la historia de los dramas para mí). En fin, estos son sólo ejemplos de violencia física, pero lo que sentí más difícil de tolerar no fue eso, sino la construcción del carácter y mecanismos de defensa de Oh Hae Young. Sí, era una mujer dolida, tal vez humillada incluso, con el corazón roto. Sí, tal vez tenía un trauma no tratado de sentimiento de inferioridad, que la hacía sentirse menospreciada siempre. Sí, tal vez pudo superar ese amor profundo que la destrozó rápidamente y sustituirlo por un no menos dañino amor obsesivo hacia Do Kyung. Sí, es posible que, en su estado de cadenas históricas de frustraciones no superadas, haya sentido y pensado que sólo si ese amor era correspondido, sólo así podría ser feliz. Puedo aceptar todos esos hechos, pero no los puedo comprender, compartir y difícilmente tolerar.
Porque si a lo largo del drama Oh Hae Young hubiera aceptado o se hubiera representado tan sólo que tenía un problema afectivo importante, que el amor no es la cura infalible para todo, que ella es una persona valiosa por sí misma, sin necesidad de humillarse ni rogar por el amor de quienes no están obligados a amarla, habría sentido que valía la pena todo ese proceso de castigo y lamentaciones y autoindulgencia.

Pero no, nos dieron una Oh Hae Young que, más que evolucionar, fue involucionando, de ser una mujer real, con más defectos que virtudes, pasó a ser una caricatura de mujer sometida. En ello no puedo ver romance, por más que me digan que es un retrato fiel de la realidad de muchas mujeres, siento que en tiempos tan convulsionados como los que vivimos, en que la lucha por los derechos de la mujer continúa y crece cada día, producto de formas de violencia tan terribles, de discriminaciones de nunca acabar, los contenidos que entrega la televisión deben ser elaborados muy cuidadosamente, porque la imagen es el mejor transmisor de mensajes. Tal vez mi crítica parezca muy exagerada: muchos dirán que estoy exigiendo una autocensura o estándares de moralidad que no son exigibles de un producto de tv, que esos análisis quedan para el espectador, etc. Pero, en serio, jamás vi en el drama un atisbo siquiera de autocrítica en los personajes a su actuar: la ficción desconoció absolutamente las representaciones de la realidad que un retrato fiel de sus personajes debieron haberse hecho. Pero bueno, el personaje fue construido de esa forma, hizo sus propias elecciones y tomó sus propias decisiones. 
En fin, podría decir muchas más cosas, pero creo que todas serías negativas, así que mejor comento lo que destaco del drama: en primer lugar, su cinematografía y fotografía, bellísimas! Siento que muchas escenas estaban rodeadas de un halo como de ensueño, tal vez vinculados con los momentos de paz y tranquilidad de los personajes. Fue algo que disfruté a lo largo de todo el drama. Por otro lado, pese a todo lo que dije y me molestó sobre el personaje, reconozco que la actriz protagonista hizo un gran trabajo, pues Oh Hae Young fue un personaje de emociones muy intensas y contradictorias: de la tristeza y dolor máximo, (con llanto demasiado seguido, debo decir) pasaba a la euforia y alegría destemplada. De la frustración a la ira no contenida (y por ahí se escapaban sus arrebatos violentos). En fin, todos esos estados emocionales fueron plasmados muy marcadamente, y es un gran mérito. En general, todo el elenco tuvo una actuación muy buena. No destaco especialmente a Eric porque: 1° su personaje fue el peor protagonista d ela vida. 2° Fue mucho ruido y pocas nueces (si terminaron como yo con el temita de las visiones entenderán).  

Bien, eso sería lo que quería comentar. Y como espero con esta reseña ponerle punta y final a mi historia con este drama, y olvidarme que lo vi, hasta aquí dejo mis opiniones. Comenten con confianza quienes quieran hacerlo! Alguien más que haya terminad tan frustrada como yo al ver este drama? Nos leemos!. 

4 comentarios:

  1. Ohh! Debo decir que sin querer hice click en el marcador que tengo del blog y zas! publicación!

    Pucha que decir sobre este drama, a mi me provoco las mismas sensaciones que a ti, al principio estaba encantada, porque como dices todo en la trabajo realizado en el drama iba para bueno, pero hubo un hecho que cambio toda mi visión del drama: EL Apedreamiento de Ventana. Ese momento pulso un interruptor en mí que me produjo un gran "Qué?" que persona en su sano juicio le apedrearía la ventana a alguien, no hay razón que justifique tal acto de violencia, a demás la reacción del apedreado con una nada sana actitud de sólo callarse y limpiar. A partir de eso, todo fue para mal, el problema no creo que esté en querer mostrar una realidad que sí sabemos que existe sino que en normalizarla, se veía casi correcto que se celaran enfermizamente, insultarán, humillaran, golpearan, porque ninguna de las otras personas que rodeaban a nuestros enfermos protagonistas lo cuestionaba, ni siquiera un comentario solapado.

    Para mi los protagonistas eran personas tóxicas, enfermas de si mismos y sus lamentos, no tenían autocritica, capacidad de superación, nada que los hiciese salir del autocompadecimiento, y justo por esas cosas de las vidas se encuentran e hicieron que todos esos sentimientos que tenían de si mismo se complementaran, aumentaran y nutrieran su relación.

    Además de todo eso nos dan un final como el que nos dieron sin antes hacer que nuestros queridos protagonistas pasaran por un psicológo, machitun o lo que sea! Daba esa sensación de "por favor que no queden juntos o se matarán!"

    eso sería, mi aporte, saludos! espero otra publicación pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jaz!!muchas gracias por tu comentario, me hace sentir acompañada en mi rechazo hacia Oh Hae Young XD.
      Concuerdo en todo contigo, esos arrebatos violentos de verdad no eran para normalizarlos, también me pregunté cómo nadie de su entorno se cuestionaba lo enfermiza d ela relación que tenían. Hacia la segunda mitad, hubo muchas escenas en las que, sólo en base al comportamiento de Oh Hae Young (rogar por el amor del otro, decir que no le importaba humillarse, hacer alarde de su falta de amor propio), imaginé a Oh Hae Young como una futura mujer maltratada psicológicamente... pero que pese a ello ama a su agresor. Terrible.
      Y pensé igual que tu, en serio, ESE FINAL, sin una terapia previa?? ni una separación de 1 año (típico de drama) o un viajecito ppor el mundo para encontrarse a ellos mismos?? .
      En fin, se me cayeron feo. El drama pintaba para excelente, pero no puedo compartir ni tolerar una historia en la que se normaliza y hasta romantiza la violencia de la forma en que aquí se hizo.
      Garcias por comentar! :D

      Eliminar
  2. Tengo en lista de espera este drama pues me lo recomendaron, ahora no se si debo darle una oportunidad!! jajaja
    te aviso que nominamos a tu blog para responder un tag de conociendo a Luz en el horizonte y mas, ojala puedas darte una vuelta por Señorita Doramera. Saludos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dann!! perdona que se me pasara responder a tu comentario, pasaré por tu blog para responder el tag, qué emoción!! :D
      Y anímate a ver el drama, técnicamente está muy bien hecho, lo demás es subjetivo, a muchos les gustó así como a mi no, ya sabes que en cuestión de gustos no hay nada escrito! jeje gracias por comentar, cariños!!

      Eliminar