miércoles, 12 de febrero de 2014

Kdramas y Doramas. Intento de razonamiento para sus seguidores.

Como ya comenté al iniciar este blog, hace ya algún tiempo me volví seguidora de las series (y ocasionalmente películas) coreanas y japonesas, mejor conocidos en occidente como kdramas y doramas respectivamente. Esto fue para mí todo un descubrimiento: todo un mundo para mis ojos y mente, tanto en lo visual, como en lo conceptual. Por supuesto que no es una afición muy común: normalmente la gente sigue las series gringas, aunque no comprendan la décima parte del inglés, se ve con subtítulos y ya, se está siguiendo la serie de moda, y por ende, hay tema de conversa para la siguiente junta de amigos o reunión con los compañeros de trabajo.

Pero, tristemente descubrí que, si uno cuenta que ve series coreanas o japonesas, la gente mira con cara de wtf?!. Para nosotros los egocéntricos occidentales, lo asiático es igual a chino y por lo tanto demasiado raro para ser aceptado. O sea, la primera pregunta que te hace es: y sabes hablar chino? (no coreano ni japonés, chino... como si todos los que ven series gringas hablaran inglés, Já!).

Bueno, luego de esa pateadura de perra, debo señalar en esta mi introducción a los kdramas o doramas, las razones del por qué me gustan, por su puesto lo más lógicamente posible.
  • Su limitada extensión. A pesar de que también producen dramas diarios o de fin de semana, en el caso de Corea los dramas más exitosos son de duración media: 16 capítulos por lo general, con extensiones de máximo 30 cuando son muy exitosos, con emisiones 2 veces por semana, en capítulos de 1 hora cada uno.  En el caso de Japón,son aún más limitados; 12 capítulos en promedio, 1 vez por semana, duración de los capítulos de 45 minutos a 1 hora. Muy digeribles, verdad? y te aseguras en 2 o 3 meses terminar el visionado.
  • Variedad conceptual: hay kdramas y doramas para todos los gustos: comedia, drama, melodrama, fantasía, misterio, históricos, acción, aunque normalmente nos encontraremos con una fusión de 2 o más de estos conceptos. Para mí, este último es su gran encanto: no hay blancos ni negros puros. 
  • Estructura argumental: a diferencia de la estructura de las series occidentales, en que su extensión en varias temporadas permite desarrollar distintos hilos argumentales, generando historias corales, en los kdramas y doramas usualmente hay una pareja protagonista, y otra antagonista, mas un reparto de secundarios, que desarrollan una trama central. Una gran ventaja, porque ayuda a la rapidez en el desarrollo de la historia. 
  • Sincretismo cultural: así es, porque por más orientales que sean, estas producciones (que son productos  de exportación de sus países) se encargan de dejar patente su sitial de países desarrollados, mostrándonos que a la par con su desarollo económico, mantienen y respetan sus tradiciones y costumbres. Imposible que una vez hemos visto unos cuantos dramas, no comprendamos que la religión, espiritualidad, la jerarquía familiar, laboral, y social en general, juegan un rol decisivo en la vida de las personas. La perfecta conjugación de lo occidental y lo oriental, creo yo es el principal atractivo de estos dramas: nos permite comprender que hay un mundo no tan lejano al nuestro, tan diverso en múltiples aspectos, pero semejante en otros tanto. 
  • Una magia indescriptible: estoy segura que, muchos de quienes comenzamos con la afición a los dramas, no sabemos explicar muy bien qué es lo que nos atrajo a ellos, fuera de las consideraciones un poco "técnicas" que di más arriba. Para mí, la explicación no tiene mucho razonamiento: simplemente los dramas me encantan. A veces puede ser la historia, los personajes, la fotografía, los giros argumentales... todo ello genera en nosotros emociones, sensaciones y pensamientos tan patentes que queremos repetir la experiencia, una y otra vez... algo parecido a una adicción, no?. 
Bueno, he aquí mis razones. Espero que quienes ven dramas se sientan siquiera un poco identificados con ellas, y quienes no están cerca de esta afición, o quieran iniciarse en ella, se animen un poco después de leerme. A la fecha, he visto cerca de 35 kdramas y unos 15 doramas, y contando. Espero ir reseñando, comentando o recomendando con el paso del tiempo los que he visto y veré en el futuro, para así poder intercambiar opiniones con quienes se animen a a acompañarme. Hasta entonces!. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario