Ir al contenido principal

Rebecca, o el encanto psicológico del misterio.

Y bien, continuando con las reseñas de libros, hoy he decidido presentarles Rebecca. Leí este libro, obra de la novelista inglesa Daphne Du Maurier el año 2011, llegué a él sin saber nada de la escritora ni del libro, mucho menos de (dicho sea de paso) la adaptación cinematográfica a cargo de Alfred Hitchcock que tuvo en su momento. Creo que eso fue lo mejor que pudo pasarme, el factor sorpresa hizo que disfrutara cada línea de este libro, sin poder sospechar absolutamente nada de la trama. Con este libro, créanme, descubrirán lo que es un giro argumental, y no podrán soltarlo hasta terminar de leerlo.  
Bueno, luego de mi altamente subjetiva introducción, paso a contarle detalles del libro. Rebecca fue publicado por primera vez en 1938, siendo la tercera novela de Daphne Du Maurier.  Para despertar su curiosidad, agregaré que la autora debió enfrentar una acusación de plagio en su contra, pues se señaló que había plagiado el argumento de la archifamosísima Jane Eyre, de su compatriota Charlotte Bronte. Lea ambos libros y juzgue por usted mismo. Si además de bibliófilo es usted cinéfilo, le interesará saber que esta obra fue adaptada al cine por el maestro del suspenso, Alfred Hitchcock, y que Rebecca ganó el Óscar a mejor película en 1940. La película definitivamente hace justicia a la historia, así que a no olvidar verla una vez leído el libro. 

En cuanto a la trama, nos presenta a una joven muchacha, poco más de 20 años, que careciendo de familia, se gana la vida como dama de compañía de una señora ya mayor, que pasa sus días reposando en Montecarlo, y próximas a embarcarse a Estados Unidos. Es en el hotel en que se alojan en Montecarlo donde nuestra joven protagonista conoce a Maxim de Winter, un adinerado viudo quien, de acuerdo a los chismes, se intenta recuperar de la trágica y reciente muerte de su esposa, Rebecca. El señor de Winter y la tímida joven (cuyo nombre ignoraremos a lo largo de toda la historia) inician una relación aparentemente de amistad, que acaba en matrimonio. Ya casados, regresan a vivir a Inglaterra, a Manderley, la mansión de Maxim de Winter. Es aquí donde se inicia realmente la historia. 

Enfrentada a su nueva vida, la señora de Winter comenzará a sufrir por su propia inseguridad y timidez, que la hacen cuestionarse constantemente su papel e importancia en este nuevo rol, frente a su esposo, y frente a quienes debe compartir esta nueva vida. Se inicia una batalla psicológica, profundamente descrita por la autora, en el que la señora de Winter se siente atormentada por el fantasma de la primera señora de Manderley, Rebecca. En esta batalla psicológica, crucial será el rol que juega la señora Danvers, ama de llaves de la mansión, y la más cruel custodia de la memoria de Rebecca, quien atormenta ( y hasta humilla) solapadamente a la joven señora. Esta arista psicológica es uno de los puntales de esta novela, pues no es simplemente un episodio el que tiene este componente, es toda la novela, narrada en primera persona por la señora de Winter, la que se construye en base a la descripción psicológica. 

Además de la arista psicológica, el otro gran puntal de la novela es el misterio: como ya mencioné, una vez que comienza su vida en Manderley, la señora de Winter comienza a razonar que prácticamente no conoce a su esposo, no logra establecer con él una relación de confianza, ni siquiera puede hablar con él acerca de su pasado. La actitud fría y distante que Maxim de Winter adopta una vez que comienzan a vivir en Manderley, no hace más que acrecentar la inseguridad de su esposa, y conforme transcurre el tiempo, alentar sus interrogantes. La tensión se siente a lo largo de toda la historia. Un trágico suceso desencadenará un profundo giro en las vidas de Maxim de Winter y su esposa, y en el recuerdo de Rebecca. 

No revelaré más detalles de la trama. Como verán, una historia sin grandes pretensiones, pero si piensan que por ello sin grandes complejidades, se equivocan rotundamente: Rebecca debe ser de las mejores  y más complejas novelas jamás escritas dentro del género psicológico y de misterio. Basta para ello decirles que, para mí, los verdaderos protagonistas son Rebecca, la esposa muerta, y Manderley, la mansión en que se desarrolla toda la historia. La joven señora de Winter, más que protagonista, adopta el rol de espectadora, mientras que Maxim de Winter, bien puede ser considerado un personaje secundario. Una gran obra, que ni siquiera me atrevo a encasillar como novela sin más, porque creo escapa a cualquier intento de calificación. Rebecca es de aquellas obras que trascienden géneros literarios: sirva como ejemplo que en psicología se bautizó el "Síndrome de Rebecca" en honor a esta obra. De lectura altamente obligatoria. 

  • Palabra que mejor lo describe: tensión. 
  • Una imagen que evoca: Una mansión entre tinieblas. 
  • Nota: 10 perfecto. 









Comentarios

Entradas populares de este blog

Marriage Contract: un drama sobre el amor abnegado.

Hola a todos! Después de un mes entero alejada de las pistas, vuelvo con nueva entrada a este rinconcito, espero que los alegre tanto como a mi :D La verdad el alejamiento por este tiempito fue en parte voluntario y en parte involuntario: lo primero porque estuve de vacaciones, así que también quise darme un respiro del “trabajo” que significa mantener el blog, porque aunque sea un pasatiempo, me gusta escribir entradas que sean de calidad y no simple relleno, lo que implica dedicar buenas horas a escribir, editar, etc. La seaman pasada regresé al trabajo, y esa misma semana me llevé el susto más grande que he experimentado en mi vida bloggera: entro a mi mail y veo una notificación que informa que mi blog ha sido eliminado por infracción de las políticas de seguridad. No lo podía creer, y con mi natural pesimismo, pensé que había perdido todo, lo que me daba una pena infinita porque aunque humilde y sin saberlo manejar mucho, le tengo un gran cariño a mi blog. En fin, el caso es que …

Cheese in the trap: reseña del que pudo ser un gran drama (y sólo fue bueno)

Luego de una semana alejada del blog, hoy traigo al fin la reseña de Cheese in the trap, el último drama en emisión que terminé de ver apenas ayer. Creo no aventurarme al decir que este drama fue la primera sensación del año, al menos de los dramas venidos de Korea, por el nivel de anticipación, expectativas, y producción que tuvo. Ese bastión ha sido tomado ahora por Descendants  of the sun, drama que está teniendo excelente acogida tanto entre los espectadores koreanos como en los seguidores internacionales. Pero volviendo a lo que nos convoca: Cheese in the trap. Mucho se esperó de este drama, mucho se habló antes, durante y después de su emisión. Antes porque, al estar basado en un famoso webtoon del mismo nombre, obra de la autora Soon Ki y que viene publicándose desde julio de 2010 a la fecha, de una tremenda popularidad, hizo que de inmediato los fanáticos de la obra exigieran y esperaran un drama a la altura del webtoon, y por supuesto en tal rango de exigencias la elección de…

Primeras Impresiones: Good Morning Call, enredos y amores bajo el mismo techo.

Hola hola!! Espero que aún queden lectores por aquí, aunque no me sorprendería si han abandonado este rincón, porque más de un mes y medio sin publicar es mucho para un blog que pretende sobrevivir. Pero como podrán imaginar, por más que armar este rincón me relaja y entretiene mucho, lo cierto es que también consume mucho tiempo, del que he estado escasa los últimos meses. El ritmo de trabajo está siendo tan agotador, que las fuerzas me dan para llegar a mi casa y dormir, así que poco he visto de dramas, mucho he leído, pero la inspiración para volver a escribir no llegaba. Pero este fin de semana decidí que será mi comeback al bloggeo, así que haciendo memoria tengo mucho material pendiente con el que espero ponerme al día las siguientes semanas: La reseña de los dramas que he terminado (Oh my venus, Please love the useless me, Oh Hae Young again, Juhan Shuttai (<3); reseñas de libros que he leído estos meses (El patriota, El extranjero, Crónicas Marcianas, El bebé de Rosemary), …

Recomiendo: Doramas japoneses vistos.

Bueno, tenía ganas de escribir alguna reseña de drama hoy, pero no me decido por ninguno. Así comencé a revisar los dramas que he visto, los que he comenzado pero no terminado, y los que tengo pendientes de ver, y me dí cuenta que son muchos. Muchísimos más de los que pensaba. Lo que significa que ha llegado la hora de armar mis propias listas, yey!!. Cuando comencé a ver dramas, y a guiarme por los blogs expertos en la materia, sabía con seguridad a dónde tenía que ir para decidir qué ver: las listas de favoritos, y aunque hace ya tiempo que dejé de guiarme por estas listas porque, salvo excepciones, suelo seguir el trabajo de determinados actores, o directores o guionistas (o cadenas: SBS me tiene como público cautivo hace tiempo jajaja). Pero creo que las listas aún son un buen instrumento para ordenar, y/o planificar las prioridades de futuros visionados, así que aquí comienza mi primera lista oficial!.
En ésta primera lista incluiré sólo los dramas japoneses que he visto íntegrame…

"Flesh and Bone": cruda y oscura historia sobre el lado más brutal del ballet.

Hola, hola gente!! Qué tal les va en esta penúltima semana de diciembre? ha sido muy de locos para ustedes?. La verdad yo he sentido, más que ningún otro año, lo acelerada que se ha vuelto la vida. Sé que es por las fechas previas a fiestas de fin de año, navidad y año nuevo, pero en serio que adonde sea que voy es una locura!. La gente parece desquiciada, con las compras, el comercio, el consumismo de lo que sea, y creo que en el camino nos olvidamos de observar y disfrutar el minuto que estamos viviendo. En fin, dejando a un lado el intento filosófico, les cuento que estos pasados días estuve disfrutando mi último descubrimiento: la serie “Flesh and Bone” de la cadena norteamericana Starz, sí, leyó bien, gringa, cuya primera temporada de ocho capítulos, fue transmitida entre noviembre y diciembre de este año. Contra todos mis prejuicios e ideas preconcebidas, le di una oportunidad a esta serie porque su sólo afiche bastó para convencerme: lo vi y pensé: ¿ballet? Entonces me tuvo ase…