Ir al contenido principal

Ashita,Mama ga Inai: un hermoso dorama sobre la infancia, el abandono y la familia.



Como ya viene siendo costumbre cada semana, hoy nuevamente traigo la reseña de un drama japonés, el último que ví  y que inesperadamente se colocó ahí entre los 3 mejores que he visto este año (los otros son Boku no ita Jikan y Fated to love you). La verdad es que en estas semanas que he estado sin ver kdramas, tenía la intención de encontrar algún dorama que me entusiasmara, aunque si muchas expectativas. Y para mi sorpresa, los 3 que he visto (Smile, Biblia Kashodou y Ashita mama ga inai) han sido excelentes,  por la diversidad de sus premisas argumentales, por la creatividad o profundidad de sus guiones, y por actuaciones memorables. “Ashita, mama ga inai”, traducido como “Mañana, mamá no estará aquí”, un drama sobre la infancia, el abandono, y la búsqueda de la familia, es el último dorama que me ha impresionado, aunque creo que en ello no estuve sola: al ser transmitido en Japón a principios de este año fue un éxito de sintonía, pero lamentablemente estuvo también acompañado de una de las polémicas más grandes en las que se ha visto envuelto un drama japonés este año (al menos de los que yo tengo conocimiento). ¿Las razones? Ya se las contaré.

Ashita mama ga inai es una drama que se centra en un mundo casi ignorado en la ficción retratada por los dramas, como es la infancia. Sí, hay muchos dramas en los que hay actores infantiles, y muchas veces vemos cómo los niños actores que interpretan a los protagonistas en su niñez son mucho mejores  que los propios protagonistas… pero quedan relegados a ese espacio. Sólo recuerdo unos cuantos dramas con personajes infantiles algo más protagónicos: “Stars falling from the sky”, “The suspicious houskeeper”, “The queen of classroom” (esta última no la he visto). Pero Ashita mama ga inai  es el primer drama que veo en donde los niños son los protagonistas, y en función de ello se intenta retratar la infancia de forma realista, sin idealizaciones ni visiones simplistas limitadas a la inocencia que se atribuye normalmente como símbolo de la niñez.: se intenta mostrar un vívido retrato, en parte psicológico, y en parte emocional, de los niños que han visto trastocadas sus vidas por el abandono, de diversa especie, y nos muestra también la forma en que ellos son capaces de construir un pequeño mundo en el que refugiarse. Personajes entrañables, un guión durísimo, cinematografía impecable, hacen de Ashita mama ga inai un drama memorable.

Reseña:
La pequeña Maki (Rio Suzuki), de nueve años, ve cómo su mundo se viene abajo cuando, por motivos de violencia doméstica, ella es derivada al cuidado de una institución para niños sin familia, Kogame no Ie, un lugar oscuro, tenebroso ante sus ojos, pero que sirve de hogar a un grupo de menores que, como ella, han quedado desprotegidos: ya sea por abandono de sus padres, violencia o abusos, o por las más diversas razones. El hogar es dirigido por Mao (Hiroshi Mikami), un hombre de carácter agrio, violento al principio, que no demuestra ninguna consideración hacia los niños como se esperaría de una persona dedicada a su labor. Bajo su custodia, viven Post (Mana Ashida), una niña de diez años, que fue abandonada cuando era un bebé en la casilla postal del hogar, y quien se caracteriza por su carácter fuerte, con una madurez que la hacen destacar y  ser una líder entre sus compañeros. Junto a ella están Piami (Hiyori Sakurada), quien debe su apodo a su talento con el piano y sueña con recuperar el antiguo esplendor del que gozaba con su familia, que solía ser adinerada; Bombi (Konomi Watanabe), otra pequeña, muy soñadora, cuyo mayor anhelo es ser adoptada por Joripi (la pareja conformada por Angelina Jolie y Brad Pitt); Pachi (Hinata Igarashi), un niño de 3 años quien ve a Post como a su madre; Otsubone (Suzuka Ohgo), una muchacha de 17 años, pero con alma de 9, que vive con la angustia de jamás haber logrado ser adoptada, y pensando en su futuro fuera del hogar una vez que cumpla los 18 años; y unos gemelos de 8 años, que viven haciendo travesuras. En el hogar también vive Locker (Shohei Miura), el primer niño que llegó a vivir a Kogame no Ie, y que ya como adulto trabaja allí como cocinero y cuidador; y frecuentemente está también allí Misuzawa (Fumino Kimura), a quien los niños llaman Ice Doll, que es una asistete social encargada de la llegada de los niños al hogar, y de gestionar la idoneidad de los matrimonios que piensan adoptarlos.
El dorama retrata las vivencias, temores y sufrimientos de estos pequeños que, en cierta forma, han quedado con sus vidas a merced del destino, y del mismo modo, entrelaza sus existencias con las vidas de las personas que cuidan de ellos (Mao, Locker, Misuzawa), así como con las parejas que buscan convertirse en sus padres. En Kogame no Ie todos los niños son susceptibles de ser adoptados, y en ese proceso ellos se van relacionando con quienes son sus potenciales familias a través de las llamadas visitas de prueba, en las cuales vamos conociendo las heridas que los pequeños guardan de su pasado, así como sus sueños y temores por encontrar a la familia que los acoja, y del mismo modo, vemos las distintas motivaciones y esperanzas de las parejas que han decidido adoptarlos. El conjunto nos lleva a un viaje de 9 capítulos por la mente y el corazón de estos pequeños.

Comentario Personal: Ashita, mama ga inai ha sido la gran sorpresa que he tenido de entre los dramas que sean emitido y que he visto este año. Como casi todo buen drama japonés, es uno que no llama la atención a primera vista, ni es muy popular, con decirles que a mi me interesó por los pósters promocionales, que se veían más bien oscuros para lo que son las típicas promociones de dramas. Pero una vez comenzado, el drama capturó mi atención al instante, y no lo dejé hasta acabar los 9 capítulos. Una cosa que me gustaría aclarar es que, desde mi punto de vista, si bien es un drama que trata de retratar en cierta forma el abandono de los niños, de ninguna forma es un reflejo fiel de la realidad de la adopción de menores en Japón, sino que se centra en la vida y las dificultades del mundo vistos desde los ojos de los niños, que por razones argumentales se ubica en un hogar de menores. Por qué la aclaración?, por la polémico que hubo en Japón a la que me refería al principio. Como les comenté, una de las niñas protagonistas tenía por apodo en el drama Post, debido a que fue abandonada en una casilla postal. Da la coincidencia que en Japón existe un Hospital que tiene un “correo” (Post), ofreciendo el servicio para que los padres “dejen” (abandonen) allí a sus niños, anónimamente, funcionando luego la institución como un orfanato. Este Hospital estimó que el drama utilizaba el nombre del personaje de Post como una referencia directa a ellos, y que mostraba una incorrecta y prejuiciosa representación de los niños y del personal del orfanato, por lo que solicitaban su cancelación. A ello se sumaron acusaciones de diversas organizaciones de orfanatos del país que reclamaban la representación de tortura psicológica y vulneración a los derechos humanos de los niños en el drama, lo cual era una representación distorsionada de la realidad. Como resultado de las críticas y las voces que criticaban la violencia en el drama, ya cuando se transmitió el capítulo 3 la totalidad de los patrocinadores del dorama habían quitado su auspicio. Pese a ello, la sintonía continuó fuerte (tal vez debido al ruido generado), el organismo estatal encargado de la regulación de contenidos televisivos se hizo parte de la investigación contra el dorama, y éste continuó sus transmisiones hasta el final, como estaba planeado.

Si bien estoy muy lejos de comprender un poco la mentalidad de la sociedad japonesa, al ver el drama siento que la batahola generada fue un poco exagerada para lo que realmente mostró el dorama: yo siempre tuve claro que estaba viendo una historia sobre la infancia y el abandono, nunca vi un intento por representar la organización administrativa o el funcionamiento interno del sistema de adopción japonés. Sí es cierto que el primer capítulo sobretodo, tuvo un guión y escenas muy fuertes para estar involucrados niños, pero no creo que eso se haya extendido más allá de los 2 primeros capítulos. Luego de ello, el drama se vuelve mucho más emocional y no tan psicológico, no sé si porque el guión estaba preparado de esa forma, o por presión debido al ruido mediático, pero el caso es que se suaviza bastante para lo que son sus inicios. Y ahora sí que voy a hacer una crítica así a ciegas, porque repito, desconozco la realidad de Japón, pero siento que las críticas fueron una forma de  proteger el propio orgullo: molestó no que se representara toda la carga y soledad a la que están sometidos los niños en el proceso de adopción, sino que se dejara entrever que las instituciones de acogida o su personal no funcionaban o comportaban como se supone lo deben hacer. Para mí eso es una interpretación antojadiza de la ficción, y una forma de tapar el sol con un dedo: creo que el tema del abandono y adopción de menores es un conflicto universal, y teniendo cada país su propio sistema, todos tienen conflictos y aspectos negativos, que muchas veces los hacen no ser los lugares más idóneos para decidir el futuro de los niños.


En fin, me tomé el tiempo de dar la lata con este tema porque es probable que les pase como a mi, que al ver el primer capítulo me impresioné con lo fuerte de algunas escenas y diálogos, al buscar en internet, lo primero que encontré fueron noticias sobre la polémica. Siento que eso eclipsó bastante la excelente calidad de este drama, tanto en su premisa argumental como en su guión, e interpretación de los personajes. En Ashita, mama ga inai no hay héroes ni villanos, ni siquiera los niños son inocentes palomitas, sino que se les muestra tal cual son los niños: con una imaginación desbordante, con su propia visión de la realidad y el mundo adulto, a veces con sentimientos negativos (envidia, rabia, decepción), pero la mayor parte del tiempo con una fuerza y resiliencia como sólo ellos logran desarrollar. Pese a que por su premisa argumental puede dar la impresión que es un dorama tristísimo y que llorarán mares, no es tan así: es cierto que lloré mucho, pero no siempre de tristeza, creo que la mayor parte del tiempo fue de emoción. Hay un perfecto equilibrio de las emociones, porque así como hay llanto, hay risas por montones también, y por supuesto hay también reflexión, porque el drama nos lleva a preguntarnos durante toda su duración qué es la felicidad. Para los niños de Kogame no Ie, la felicidad sería que sus padres regresaran por ellos, o que alguna familia los adoptara… pero como muy bien comprende la pequeña Bombi, “Si la felicidad significa tener un padre y una madre y un hogar, por qué hay familias infelices y que se separan?”. Me gustó mucho el enfoque que se le dio a la soledad y abandono de los niños: como dice Post cuando Maki recién llega (y una vez que le asigna el apodo de Donki) “Nos somos niños desafortunados por haber sido abandonados, somos afortunados porque podemos elegir a nuestros padres”. Pese a la situación que les ha tocado vivir, estos niños han creado su propio mundo, en el que se apoyan mutuamente y persiguen sus sueños, en los cuales lo central es encontrar el amor verdadero de una familia.   

Sumamente positiva para disfrutar el dorama es también el sólido guión que tiene, que como ya he mencionado, se intenta aproximar a la mente y el alma de los niños de la forma más realista posible. Es particularmente notable el hecho que se le de voz a los reproches que los niños hacen, hacia sus padres o quienes los han abandonado, al ser conscientes de la situación en que las decisiones de ellos los han puesto. Es importante que todos los personajes que habitan el hogar tienen la misma importancia, y el desarrollo del dorama se encarga de hacernos saber los motivos que llevaron a los niños y los adultos a la situación en que se encuentran, los pensamiento de ellos sobre dicha situación, y finalmente el proceso por el  que cada uno de ellos debe pasar para encontrar su lugar en el mundo. Finalmente, debo destacar también la hermosa cinematografía que se observa durante todo el dorama, así como también el trabajo de ambientación y dirección: como ya he dicho, se trata de mostrarnos el mundo desde los ojos de los niños, y cuando ellos tuvieron miedo, pudimos sentirlo gracias a este trabajo.

Personajes: Dado que todos los personajes tienen más o menos la misma importancia, me centraré sólo en los personajes de las cuatro pequeñas cuyas historias más destacan.

Post (Mana Ashida): Gran personaje, y la pequeña Mana Ashida una prometedora actriz. Creo que es la actuación que más destaca entre todos los personajes del dorama. Post es una niña fuerte, dura y conflictiva a veces, pero con una preocupación innata y sincera hacia sus compañeros, quienes son como una familia para ella. Ha pasado toda su vida en Kogamo no Ie, no conoce a sus padres, pero peso a ello, asume muchas veces el rol de pequeña madre, particularmente con Pachi, y también ejerce un liderazgo entre sus compañeras. Con el transcurso de la historia vamos descubriendo que pese a su fortaleza, Post sigue siendo una niña en busca del amor de una madre.


Maki (Rio Suzuki): Llamada luego por sus compañeros Donki, es a quien más difícil le resulta comprender el cambio que ha ocurrido en su vida. Solía tener una vida normal dentro de lo que se puede, tenía al menos a su madre, pero circunstancias de la vida primero, y la decisión de ésta luego, la hacen comprender que ha sido abandonada. Pese al dolor e incomprensión que experimenta al principio, logra adaptarse a la nueva vida que le ha tocado, gracias a su carácter dócil y amable. Pero las heridas causadas por lo que le ha tocado vivir no tardan en salir a la luz.


Piami (Hiyori Sakurada): La pequeña dama del hogar: lo único que ha podido conservar de su antigua vida es su talento para el piano, con el que espera algún día recuperar a su padre. Es la mayor de las 4 niñas que se vuelven inseparables, pero pese a ello es la más inestable emocionalmente. Es muy dependiente de Post, pero a la vez desarrolla una fuerte rivalidad hacia ella, que las hace chocar constantemente.

Bombi (Konomi Watanabe): La niña más adorable de todos cuantos hay en el hogar. Ella es una soñadora, y como tal ha decidido que sus padres perfectos serían Angelina Jolie y Brad Pitt, a quienes llama Joripi, pues ellos se dedican a adoptar niños del mundo y hacerlos felices. Sin embargo, el dolor por la pérdida de sus padres le impide enfrentar la realidad y aceptar que para continuar con su vida, deberá hacerlo junto a otra familia. Cuando conoce al matrimonio que ella considera los Joripi japoneses, hará todo lo que sea posible para que ellos la adopten.

Los personajes de estas 4 niñas son los que más destacan, sin dudas. Mientras veía el drama pensaba en qué gran talento debe tener cada una de ellas para haber logrado personificar personajes tan complejos como los de este dorama. Creo que las 4, pero especialmente Mana Ashida y Rio Suzuki, están llamadas a ser unas grandes actrices si continúan en el futuro. Creo necesario destacar también al personaje de Mao, el director del hogar: un personaje enigmático, despreciable al principio por la forma en que trata a los niños, pero de quien vamos conociendo más conforme avanza la historia y nos enteramos de su pasado y sus motivaciones para crear la casa hogar, así como también comienza a aflorar sus verdaderos sentimientos. Su personaje sufre un giro en 180 grados, y termina siendo verdaderamente entrañable. Otsubone también es otro personaje que se hace querer durante toda la historia: como ella dice, es una joven de 17 años con el alma de una niña de 9. Vive atormentada por la soledad en que le tocó crecer, y pese a ello, siempre ilusionada de que algún día encontrará una familia. Los personajes más débiles, sin duda son Locker y Misuzawa: ambos con un pasado doloroso que ha condicionado su personalidad, pero que se muestran demasiado “traumatizados” lo que hace difícil verlos naturalmente.
El Director de Kogame no Ie, Mao.
Otsubone, la joven con alma de niña. 
El pequeño Pachi
Misuzawa, la Ice Doll
Los gemelos
Locker
Mención especial merecen las numerosas participaciones de actores y actrices que dan vida a los potenciales padres adoptivos, todas grandes actuaciones, por lo que ninguna hizo decaer el dorama ni su ritmo.
En resumen, Ashita mama ga inai parte siendo un dorama muy crítico, hacia la soledad en que son relegados los niños por el abandono de sus padres, cualquiera sea el motivo, así como las heridas emocionales y psicológicas que ello les puede causar. Puede que impresione un poco y sea difícil verlo por la dureza del guión y escenas de los primeros capítulos, pero vale la pena continuarlo. Durante su progreso, se desarrolla como un retrato emocional de la búsqueda y decisión de hacer familia, y de entregar amor a un extraño. Finalmente, termina siendo una lección sobre los lazos filiales, sobre la capacidad de entregar amor a quienes no tienen la misma sangre, lo que es una verdad universal, pues como muchas veces hemos escuchado y el dorama se encarga de recordarnos, “Una madre no es la persona que te da a luz. Una madre es la persona que te da todo su amor”.



Fuentes: asianwiki/ac-news.es.




Comentarios

  1. Hola querida Gaeli!!!

    ¡Que lindo está el blog! Me encantó ^^

    ¿Cómo estás?, ¿cómo andas? jejejeje.. Espero que super, por suerte hoy es viernes!! jajajaja...

    A ver, este drama lo vi hace un tiempo en una página, pero lo estaban subtitulando de a poquito así que no lo seguí, pues claro estaba al aire, pero de sólo ver la fotografía de portada ya me daban ganas de verlo (porque soy masoquista, está claro xD). Y es que personalmente a mi me gustan mucho los niños, los adoro, cuando veo uno corro a ellos y les hago carita, y curiosamente no tengo ganas de ser madre o más bien no sueño con eso en un futuro cercano ni lejano, pero me gustan los pequeños jejejeje. Con respecto a los niños actores, pues siento que acá en Chile o los eligen muy mal o no hay buenos niños actores, porque sinceramente desde que veo dramas asiáticos siempre me he impresionado con la calidad de estos niños y sobre todo porque les ponen escenas muy fuertes...

    Con respecto a la polémica que dices, según lo que he estudiado con respecto a la historia nipona, es parte de la idiosincracia del país, lamentablemente. Japón es un país extremadamente orgulloso de lo suyo y lo que tiene, de su historia y de sus acciones, por un lado está super bien, estar orgulloso del país que han construído, pero por otro lado, me parece que históricamente es una nación que esconde la basura debajo de la alfombra. Conocido es el caso de Japón en la segunda guerra mundial, arrasaron con muchos países asiáticos, los hicieron someterse bajo su imperio, nadie cuestionó al emperador, querían ser la gran potencia de Asia, pero terminaron siendo sometidos a las fuerzas aliadas, humillados... ¿Qué reflexión sacaron de eso? Pareciera que nada, ya que incluso hasta el día de hoy a los niños se les limita la historia del país, no se les enseña los crímenes cometidos en la guera, y el país está lleno de santuarios que honran a hombres que cometieron delitos contra los derechos humanos... Curiosamente y como a ti te gusta Big Bang, al igual que a mí, ¿sabías que a la supuesta novia de GD, la odian justamente por ser una japonesa que no tiene ninguna aprensión en usar la bandera imperial japonesa y visitar estos santuarios? Bueno, lo que he leído sobre ella en Corea, es que no la odian por ser quien es, ni ser japonesa, porque además la chica tiene madre coreana, la detestan porque la llaman "derechista", "imperialista" y para los coreanos es igual de detestable que ser Nazi, por ejemplo... Bueno, que me desvío del tema, pero quería entregar mi visión sobre la idiosincracia japonesa, que justamente con respecto a este drama (volvamos por favor a lo que estabamos hablando xD), creo que influye mucho a esa poca auto critica que tiene la sociedad japonesa, teniendo la libertad de hacerlo...

    Bueno, me has dejado nuevamente con un drama japonés pendiente en mi lista jajajjaa...Aunque debo decir que este me deja con ciertas aprenciones, porque soy super sensible con el tema de los niños ejjejee... Pero si lo pones en el nivel de tus favoritos junto con FTLY y Boku no ita Jikan, pues no puedo hacerle el quite, imposible. De hecho creo que Boku no ita Jikan sigue siendo mi drama favorito del año jejejejeje...

    Y además paso a contarte que estoy viendo Pride ¡Por fin! Y me está gustando mucho, aún voy en el episodio 4, no he podido pegarme maratón, pero ya me tiene enganchada la historia y la protagonista me agrada mucho. Y sí, ya estoy enganchada con la música de Queen jajajajjaa.

    Bueno, ya me voy a trabajar nuevamente, que nisiquiera me perdonan por ser viernes :(, pero aprovecho de decirte que tenemos una salida pendiente jejejeje ¡No lo olvides! ^^

    Un abrazo linda, espero que tengas un excelente fin de semana!!!

    pd: hoy subo mis primeras impresiones de Tomorrow Cantabile y me encantaría leer tu opinión :D

    Cariños !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Ohhhh!! Lo siento por el testamento xD

      Eliminar
    2. Susu querida!! me alegra verte-leerte por aquí otra vez, Y tranquila, aquí tienes otra masoquista para hacerte compañía XD No lo puedo evitar, amo las historias duras y que hacen sufrir! A mi la verdad no me fascinan los niños... salvo mis sobrinos, pero solo cuando se portan bien jajaja Pero tengo sensibilidad hacia ellos por mi experiencia profesional... me ha tocado muuucho casos de niños que sufren violencia intrafamiliar, que requieren medidas de protección, que son enviados al Sename...entonces me afecta y da rabia cuando veo algo así, pero lo reconozco como parte de la realidad. Creo que eso me motivó a ver el drama.
      Sobre lo de los niños actores... me da risa lo que dices, porque justo ayer pillé al voleo la teleserie nueva del mega, en una escena de 2 de los niños actores... y son péeeeesimos!!! de hecho me dio penita ajena, los vi un rato, me reí, y lo cambié XD Creo que los únicos niños actores decentes que he visto en la tv chilena son Félix y Bruno de Los 80... En fin, si lo comparamos con Corea, no sé qué les darán a esos niños que son tan buenos para actuar! aunque muchos crecen y se les va un poco mucho el talento XD En Ashita mama ga inai, las 4 niñas protas se lucen, pero especialmente Mana Ashida... era una viejecita pequeña!! amé su personaje :D
      Muy interesante lo que me comentas sobre Japón... tengo la impresión que el nacionalismo se ha mantenido y fortalecido en Japón post SGM. Incluso considerando que el actual gobierno es de extrema derecha, al menos en términos de política y derecho internacional, por todo el trauma de la SGM japón renunció en su Constitución a al guerra y al uso de la fuerza como resolución de conflictos internacionales, incluso renunciaron a mantener fuerzas militares... pero no hace mucho leí que actual gobierno pretende efectuar una revisión de esta Constitución, y derogar este artículo... lo que sería desastroso para las relaciones internacionales de Japón, considerando justamente su pasado de intervenciones y ocupaciones militares en países vecinos.
      Había leído que todo lo que odian a la novia de GD es por sus manifestaciones derechistas e imperialistas...pero no puede estar de acuerdo con los que la critican. Es cierto que Japón cometió horribles crímenes de guerra y lesa humanidad en el pasado, pero esa es la visión que tienen las naciones que sufrieron tales crímenes, y los terceros países no intervinientes. Pero para los mismo japoneses, creo que por el mismo nacionalismo extremo que prevalece en ellos (llevando incluso a un gobierno de esa corriente al poder), ese pasado puede que no sea algo condenable, sino parte de su historia... y supongo que la mayoría de las nuevas generaciones han sido criadas con ese pensamiento, de ahí que no me parezca "condenable" lo que hace esta chica. Pienso que es algo semejante a lo ocurrido en el pasado entre Chile y Perú: recordemos que el ejército chileno invadió y saqueó hasta la ciudad de Lima, entre otros crímenes (no hace mucho se devolvieron a Perú miles de libros saqueados por soldados chilenos en aquella oportunidad), y en Perú hasta hoy se recuerda y condenan estos crímenes en sus libros de enseñanza, no así en Chile: nos enseñan la Guerra del Pacifico como un conflicto casi meramente económico, sin hacer patente los costos humanos que ello trajo. Ahhh mira de lo que terminé hablando! XD Lo siento, mi punto es que comparar y decir que siempre hay 2 versiones de la historia, la de los vencedores y la de los vencidos: claramente cada sociedad maneja el discurso que a ellos los deje mejor posicionados, aunque ello implique desconocer los errores cometidos. Japón está en esa posición.
      Para verlo, tienes que estar con la disposición a que sufrirás un poquito, pero son casi los 2 primeros capítulos, luego ya se suaviza la cosa :) Y bueno, por razones que tengo más que explicadas, mi favorito este año sigue siendo FTLY <3

      Eliminar
    3. (Blogger me sigue diciendo que escribo mucho XD) Qué bueno que ya estás con Pride! ya me cuentas que te pareció :D
      Nuestra salida está más que anotada... ahora estoy con unos temas del trabajo que me tienen con incertidumbre, así que quiero estar sin esa preocupación y nos ponemos de acuerdo ;)
      Te comento en Tomorrow Cantabiile :D Y aquí terminé mi testamento es respuesta al tuyo jajaaja

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cheese in the trap: reseña del que pudo ser un gran drama (y sólo fue bueno)

Luego de una semana alejada del blog, hoy traigo al fin la reseña de Cheese in the trap, el último drama en emisión que terminé de ver apenas ayer. Creo no aventurarme al decir que este drama fue la primera sensación del año, al menos de los dramas venidos de Korea, por el nivel de anticipación, expectativas, y producción que tuvo. Ese bastión ha sido tomado ahora por Descendants  of the sun, drama que está teniendo excelente acogida tanto entre los espectadores koreanos como en los seguidores internacionales. Pero volviendo a lo que nos convoca: Cheese in the trap. Mucho se esperó de este drama, mucho se habló antes, durante y después de su emisión. Antes porque, al estar basado en un famoso webtoon del mismo nombre, obra de la autora Soon Ki y que viene publicándose desde julio de 2010 a la fecha, de una tremenda popularidad, hizo que de inmediato los fanáticos de la obra exigieran y esperaran un drama a la altura del webtoon, y por supuesto en tal rango de exigencias la elección de…

Fated to Love You, un drama todo corazón.

Y llegó el día que no quería que llegara. Porque todo lo bueno tiene siempre un final, llegó el momento de decir adiós a Fated to Love You, el drama que se robó por completo mi corazón (y mis buenas horas de sueño). Acabo de ver el capítulo final, y siento la necesidad de escribir con urgencia todas las emociones que sentí en este recorrido de 20 capítulos. No esperen una reseña objetiva, porque no la tendrán XD. Ok, la sinopsis será objetiva, pero el resto serán sólo mis impresiones y emociones y desvaríos varios, lo que es todo menos objetivo. Y lleno de SPOILERS. Bueno, aquí vamos.


Sinopsis: Lee Gun es el presidente de una empresa química que fabrica productos de belleza. Él tiene una novia bailarina, Kang Se Ra, de la que está profundamente enamorado, con quien lleva 6 años de relación. Por su parte Kim Mi Young es una joven tímida y servicial que trabaja como secretaria en un bufete de abogados. Su apodo es "Post-it", apodo que se ganó debido a su incapacidad para decir …

Million yen women: misterios y secretos de una casa.

Hola! Hace algún tiempo que no traía una recomendación de Netflix, así que en esta ocasión justamente reseñaré lo último que vi en el portal y que, afortunadamente, es un dorama japonés, así que cuando se comenzó a anunciar su emisión mis expectativas se elevaron de inmediato. Se trata de Million yen women, dorama que, ya en su tráiler, nos engancha con el aparente misterior que rodea a 5 misteriosas mujeres que acompañan al protagonista. Mi experiencia en Netflix viendo contenido japonés ha sido escasa y algo disímil: Atelier fue un dorama perfecto y hermoso; Good morning call fue adorable pero mediocre. Cuál suerte fue la que corrió Million yen women? Ahora les comento.

Primeras Impresiones: Good Morning Call, enredos y amores bajo el mismo techo.

Hola hola!! Espero que aún queden lectores por aquí, aunque no me sorprendería si han abandonado este rincón, porque más de un mes y medio sin publicar es mucho para un blog que pretende sobrevivir. Pero como podrán imaginar, por más que armar este rincón me relaja y entretiene mucho, lo cierto es que también consume mucho tiempo, del que he estado escasa los últimos meses. El ritmo de trabajo está siendo tan agotador, que las fuerzas me dan para llegar a mi casa y dormir, así que poco he visto de dramas, mucho he leído, pero la inspiración para volver a escribir no llegaba. Pero este fin de semana decidí que será mi comeback al bloggeo, así que haciendo memoria tengo mucho material pendiente con el que espero ponerme al día las siguientes semanas: La reseña de los dramas que he terminado (Oh my venus, Please love the useless me, Oh Hae Young again, Juhan Shuttai (<3); reseñas de libros que he leído estos meses (El patriota, El extranjero, Crónicas Marcianas, El bebé de Rosemary), …

Kuzu no honkai (live action): primeras impresiones.

Por fin, luego de un tiempo considerable y más extenso de lo normal, hoy comencé a ver un drama japonés y de él vengo a darles mis primeras impresiones. Antes que entrar al tema de lleno, me gustaría compartir una apreciación que tengo sobre los dramas japoneses del género “escolar”, y esto nada más basado en mi experiencia viendo doramas de este tipo. Han notado la bipolaridad que existe entre dichas producciones? Porque del universo de doramas escolares, las posibilidades de desarrollo se reducen básicamente a: o bien comedia hilarante rayana en lo absurdo –Mei chan no shitsuji, o Hanazakari no kimitachi e, los más claros ejemplos- o bien melodramas nivel supremo en lo cebollero –Akai ito, por ejemplo- en los que claramente se les pasa la mano en lo emo y termina siendo inevitable no reírse de las “tragedias” de los personajes que buscan, por el contrario, conmover nuestros resecos corazones. Pero, independientemente de cuál sea la categoría a la que se identifica un dorama escolar,…