Ir al contenido principal

Hajimari no Uta: un pequeño dorama sobre los sueños olvidados


Ayer estaba en una de esas tarde-noche que no me animaban a hacer mucho más aparte de vegetar frente al computador, y a falta de dramas en emisión de los miércoles y jueves, busqué algo ligerito y rápido para ver y matar el tiempo. Así encontré "Hajimari No Uta" (en español, Primera Canción), un dorama especial, de escasos 72 minutos, del que debo reconocer no me interesaba nada más que saber que era protagonizado por Matsumoto Jun, uno de mis japoneses preferidos desde que me enamorara como el inolvidable Domyoji Tsukasa de Hana Yori Dango. Bueno, el caso es que considero que Matsujun ha desarrollado una más que respetable carrera como actor (y merece ser reconocido como tal, pese a que deba mayormente su popularidad a ser parte de Arashi), y habiendo demostrado en Smile una actuación digna de todos los elogios que puedan existir, me he propuesto tratar de ver más de sus trabajos.
Wataru (Matsumoto Jun)
"Hajimari No Uta" es un pequeño drama que invita a reflexionar sobre el crecimiento de las personas, el camino emprendido para encontrar su lugar en el mundo, y cómo en el camino muchas veces los sueños son dejados atrás ante las perspectivas de la realidad. Es, además, un drama “sensitivo” por llamarlo de alguna forma… todo un deleite visual y auditivo durante el tiempo que dura, tanto gracias a la bellísima fotografía y secuencias realizadas, como también gracias a la música, que funciona como centro argumental  de dicha historia. Es un drama hecho para relajarse, tranquilo y calmado, casi contemplativo.
El Coro de niños, Wataru y Natsu, su antigua novia.
Sinopsis: Wataru (Matsumoto Jun) es un joven que dejó su pequeño pueblo natal para establecerse en Tokyo, con el sueño de poder conocer más del mundo, pese a que siempre quiso ser profesor de música. Han pasado ya 2 años desde la última vez que visitara su pueblo, y en la actualidad trabaja como fotógrafo freelance para una revista de viaje, un trabajo que le ha hecho olvidar sus antiguos sueños, más por lo rutinario que por las satisfacciones que le entrega. Sin embargo, bajo la promesa de lograr una mejor consideración en su trabajo, y pese a su reticencia inicial, Wataru es envado a su pueblo natal para realizar unas fotografías que ilustren el lugar.  Allí se reencuentra con su familia (padre, hermana y sobrino), con quienes ha perdido la cercanía que debiera ser natural, se reencuentra además con Natsuki (Eikura Nana), su antigua novia y compañera de instituto, con quien rompió para irse a Tokyo. Natsu es ahora profesora de canto en la que fuera escuela de ambos, y dirige un coro de niños, próximo a participar en una competencia regional. Con la llegada de Wataru, l impetuosa Natsu de inmediato le asigna la labor de ser el pianista de este grupo de niños. Así comienzan a reencontrar sus vidas, Wataru reflexiona sobre lo que ha hecho con la suya, y se replantea las decisiones que ha tomado para llegar a ser quien es.

Opinión Personal: Como decía en la introducción, este dorama es de los que yo llamo “contemplativo”, lo que se acentúa y manifiesta aún más siendo un drama de 1 solo capítulo. En Hajimari No Uta la premisa central es sencilla a más no poder, y tal vez muchas veces ya utilizada, pero no por ello deja de ser efectiva. Ese regreso al pueblo natal de Wataru es el típico regreso a las raíces, que funciona como catalizador para el héroe y le permite contrastar lo que es su existencia actual con la forma en que la soñaba. Tenemos a Wataru, quien abandonó todo, antiguos sueños, novia, familia, con el propósito de lograr lo que él esperaba fuera más conveniente para su futuro... pero en el camino perdió algo esencial, como es la noción de sus propios sueños. Y lo peor es que esa pérdida ha sido acompañada de un conformismo enceguecedor, que le ha impedido observarse a si mismo y notar de que forma ha cambiado. No es sino este regreso a su pueblo, y la observación y admiración que despiertan en él esos niños llenos de sueños, alegría y vitalidad, lo que le permite abrir los ojos y darse cuenta que ha abandonado mucho por nada a cambio. Wataru ha perdido la fuerza y sentido de lucha que reinaban sus días de niñez.
Además de este autodescubrimiento, es interesante también la forma en que se presenta la evolución de la relación de Wataru y su familia: cuando él recién llega, es un extraño en su propio hogar, no tiene tema de comunicación con su padre, y se siento reprochado siempre por su hermana. La influencia de su sobrino, y los recuerdos de antiguos sueños lo hacen comenzar a abrirse a su familia, y comprender y valorar por primera vez en mucho tiempo a su padre y su hermana: el trabajo esforzado que cada uno de ellos realiza, él como conductor de una barcaza, ella como pescadera, y el sentido que ambos han sabido darle a su vida, sin necesidad de atravesar por grandes cambios para lograrlo. Este cambio en Wataru es evidente en la forma que concibe su trabajo, y conforme va tomando fotografías: si las primeras eran tomas frías, vacías, sin emoción, las fotografías que toma de los distintos habitantes de su pueblo manifiestan toda la humanidad de cada uno de ellos.
La familia que quedó atrás.
Como ya decía, la música juega un rol central: las interpretaciones del coro de niños, para el que Wataruu toca el piano, son melodiosas y alegres, inspiran vitalidad y fortaleza. (Dato anexo: la canción interpretada por el Coro de Niños, Furusato, es justamente del grupo de Matsumoto Jun, Arashi). Además de las bellas melodías, el dorama nos muestra también bellísimas imágenes, muchas de ellas sileciosas, que permiten disfrutar aún más el aspecto visual tan presente.

La verdad es que en el drama no hay una arista romántica clara, pese a lo cual ambos actores, Matsumoto Jun y Eikura Nana, tienen una química espectacular. El reencuentro de Wataru y Natsu es el de 2 viejos amigos, y le permite a Wataru ser consciente de lo que eran sus antiguos sueños. Se mira y ve reflejado en Natsu como su opuesto, lo que habría sido su vida si no se hubiera marchado.
El guión es bastante sencillo, los diálogos precisos para manifestar lo que se pretende demostrar a través de este viaje de Wataru, son lo necesario para manifestar esa reflexión que él realiza de su vida. Ambas actuaciones están muy bien logradas, pese a que no tienen muchas exigencias dramáticas, se sienten muy naturales y sin esfuerzo, tal y como podría ser la conversación de cualquier persona. En resumen, es un drama muy bien logrado para su escasa extensión, logra transmitir los sentimientos y emociones, y de forma inevitable uno se ve reflejado en Wataru, en sus miedos, sueños olvidados y necesidad de encontrar el camino correcto para su vida. Sé que no es de gusto masivo, pero hay veces en que pequeñas historias vistas en momentos inesperados se dejan disfrutar y dejan una agradable sensación y recuerdo. Lo recomiendo cuando quieran disfrutar algo breve y tranquilamente.
Wataru y Natsu.
Los antiguos amigos de Wataru

Algunos datos finales:

  • Dorama especial de 1 capítulo, 72 minutos de duración. Fue transmitido el año 2013 por NHK, y está basado justamente en la canción Furusato (“Mi ciudad natal”) interpretada por Arashi.
  • Es la segunda vez que Matsumoto Jun y Eikura Nana trabajan juntos: antes habían protagonizado el live action “Boku wa Imouto ni Koi wo Suru”, bastante controversial, por cierto, centrado en 2 hermanos que se enamoran, y bastante olvidable.


Fuentes: Japonismo.com; http://es.drama.wikia.com.

Comentarios

  1. Hola Gaeli ^^
    ¡Que nuena entrada!
    Yo no trngo mucho acercamiento a MJ, pero lo que vi de él, me gustó mucho, y parece ser un actor que siempre busca desafíos :).
    En cuanto a la chica, la vi en Library War y me encantó, emuy carismatica.

    A mi todas las películas y dramas de estilo "contemplativo" me encantan, son mis favoritos. Y aunque la premisa sea más o menos simple y ya bastante conocida, si están bien contadas y armaditas, no tengo ningún problema jajajaja..
    Me gustó mucho la reseña y como analizaste los conflictos del héroe, ya que sigue patrones ya conocidos en la literatura, como lo es el viaje, que siempre, a lo largo de los años, nos ha traído grandes historias. Quizás por ello me gustan los viajes en la literatura y en las películas, porque los personajes mutan, crecen y tienen esas dudas existenciales, que a mi me encantan, lo admito jejejee... Ahora mismo estoy deslumbrada, maravillada, con Misaeng :), porque es un drama con belleza, hecho para que lo contemplemos ^^


    Muchas gracias por la entrada querida Gaeli, como siempre es un gusto y un placer leerte.
    Un besote linda!!!!! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. se me olvidó preguntar, ¿dónde lo encuentro?
      Abrazooooooos!!

      Eliminar
    2. Su querida!! gracias por tus palabras, me alegra que te haya gustado la reseña :)
      Yo de Matumoto Jun he visto unos 5 trabajos en total, entre dramas y pelis, no es mucho para todo lo que ha hecho, pero como tu dices prueba en bastantes áreas, no se quedó encasillado en el papel de niño bonito, y eso me encanta!. Eikura Nana no la conozco mucho, pero sabe actuar, asi que siempre es bueno verla.
      Coincidimos en el tema de los dramas y pelis contemplativos... siento que son los que mejor logran llevarnos a la reflexión o a pensar acerca de lo que ellos nos plantean, de una forma más explícita que el común de los dramas y pelis lo hacen. Creo que no todo en el cine y la tv tienen que ser palabras y acciones, a veces con silencios o imágenes nos pueden transmitir mucho más. Lo que dices del viaje como un patrón de la literatura es muy cierto: junto con la guerra y el amor deben ser los temas más utilizados como premisa argumental, son de esos que siempre serán válidos y realistas.
      Ya quiero ver Misaeng!!, he visto que está arrasando tanto en comentarios positivos como en rating en Corea, qué alegría!. Estoy ultra atrasad con lo que pretendo llevar en emisión: de Tomorrow Cantabile me he visto solo los 2 primeros capis, de Liar Game solo el 1, de Misaeng ninguno :¨( Es que este cuasi verano que tenemos por acá me obliga a salir de mi claustro jajaja los días calurosos me hacen alejarme del pc, asi que solo estoy viendo algun capitulo muy noche, asi no muero del calor jajaja
      Yo lo vi en doramastv.com. No sé eso si para descarga, porque siempre veo solo en linea, pero como es cortito, no se te va a hacer complicado :)
      Un abrazo Su, y que tengas buena semana!! se nos viene finde largo yey!!! :D

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cheese in the trap: reseña del que pudo ser un gran drama (y sólo fue bueno)

Luego de una semana alejada del blog, hoy traigo al fin la reseña de Cheese in the trap, el último drama en emisión que terminé de ver apenas ayer. Creo no aventurarme al decir que este drama fue la primera sensación del año, al menos de los dramas venidos de Korea, por el nivel de anticipación, expectativas, y producción que tuvo. Ese bastión ha sido tomado ahora por Descendants  of the sun, drama que está teniendo excelente acogida tanto entre los espectadores koreanos como en los seguidores internacionales. Pero volviendo a lo que nos convoca: Cheese in the trap. Mucho se esperó de este drama, mucho se habló antes, durante y después de su emisión. Antes porque, al estar basado en un famoso webtoon del mismo nombre, obra de la autora Soon Ki y que viene publicándose desde julio de 2010 a la fecha, de una tremenda popularidad, hizo que de inmediato los fanáticos de la obra exigieran y esperaran un drama a la altura del webtoon, y por supuesto en tal rango de exigencias la elección de…

Fated to Love You, un drama todo corazón.

Y llegó el día que no quería que llegara. Porque todo lo bueno tiene siempre un final, llegó el momento de decir adiós a Fated to Love You, el drama que se robó por completo mi corazón (y mis buenas horas de sueño). Acabo de ver el capítulo final, y siento la necesidad de escribir con urgencia todas las emociones que sentí en este recorrido de 20 capítulos. No esperen una reseña objetiva, porque no la tendrán XD. Ok, la sinopsis será objetiva, pero el resto serán sólo mis impresiones y emociones y desvaríos varios, lo que es todo menos objetivo. Y lleno de SPOILERS. Bueno, aquí vamos.


Sinopsis: Lee Gun es el presidente de una empresa química que fabrica productos de belleza. Él tiene una novia bailarina, Kang Se Ra, de la que está profundamente enamorado, con quien lleva 6 años de relación. Por su parte Kim Mi Young es una joven tímida y servicial que trabaja como secretaria en un bufete de abogados. Su apodo es "Post-it", apodo que se ganó debido a su incapacidad para decir …

Million yen women: misterios y secretos de una casa.

Hola! Hace algún tiempo que no traía una recomendación de Netflix, así que en esta ocasión justamente reseñaré lo último que vi en el portal y que, afortunadamente, es un dorama japonés, así que cuando se comenzó a anunciar su emisión mis expectativas se elevaron de inmediato. Se trata de Million yen women, dorama que, ya en su tráiler, nos engancha con el aparente misterior que rodea a 5 misteriosas mujeres que acompañan al protagonista. Mi experiencia en Netflix viendo contenido japonés ha sido escasa y algo disímil: Atelier fue un dorama perfecto y hermoso; Good morning call fue adorable pero mediocre. Cuál suerte fue la que corrió Million yen women? Ahora les comento.

Primeras Impresiones: Good Morning Call, enredos y amores bajo el mismo techo.

Hola hola!! Espero que aún queden lectores por aquí, aunque no me sorprendería si han abandonado este rincón, porque más de un mes y medio sin publicar es mucho para un blog que pretende sobrevivir. Pero como podrán imaginar, por más que armar este rincón me relaja y entretiene mucho, lo cierto es que también consume mucho tiempo, del que he estado escasa los últimos meses. El ritmo de trabajo está siendo tan agotador, que las fuerzas me dan para llegar a mi casa y dormir, así que poco he visto de dramas, mucho he leído, pero la inspiración para volver a escribir no llegaba. Pero este fin de semana decidí que será mi comeback al bloggeo, así que haciendo memoria tengo mucho material pendiente con el que espero ponerme al día las siguientes semanas: La reseña de los dramas que he terminado (Oh my venus, Please love the useless me, Oh Hae Young again, Juhan Shuttai (<3); reseñas de libros que he leído estos meses (El patriota, El extranjero, Crónicas Marcianas, El bebé de Rosemary), …

Kuzu no honkai (live action): primeras impresiones.

Por fin, luego de un tiempo considerable y más extenso de lo normal, hoy comencé a ver un drama japonés y de él vengo a darles mis primeras impresiones. Antes que entrar al tema de lleno, me gustaría compartir una apreciación que tengo sobre los dramas japoneses del género “escolar”, y esto nada más basado en mi experiencia viendo doramas de este tipo. Han notado la bipolaridad que existe entre dichas producciones? Porque del universo de doramas escolares, las posibilidades de desarrollo se reducen básicamente a: o bien comedia hilarante rayana en lo absurdo –Mei chan no shitsuji, o Hanazakari no kimitachi e, los más claros ejemplos- o bien melodramas nivel supremo en lo cebollero –Akai ito, por ejemplo- en los que claramente se les pasa la mano en lo emo y termina siendo inevitable no reírse de las “tragedias” de los personajes que buscan, por el contrario, conmover nuestros resecos corazones. Pero, independientemente de cuál sea la categoría a la que se identifica un dorama escolar,…