Ir al contenido principal

Tomorrow Cantabile: música que toca el corazón.



Y llegamos a la recta final del año, y comienzo a terminar los últimos dramas que estaba viendo en emisión, siendo Tomorrow Cantabile, el último de ellos. Este ha sido una entrada difícil de escribir, básicamente por lo que significó Tomorrow Cantabile para mí (e imagino que para muchos más) en términos de expectativa versus realidad. A ver, desde que se anunció que Grupo 8 realizaría la adaptación coreana de Nodame Cantabile, uno de los más populares mangas japoneses, llevado con tremendo éxito a la televisión, el cine y el animé en Japón, se convirtió en mi drama más esperado del 2014. Jamás he leído manga, pero vi el dorama japonés, los especiales y películas consecutivos que realizaron, y la historia me conquistó completamente, siendo hasta hoy Noda Megumi y Chiaki Senpai de mis personajes favoritos. Entonces, sabiendo que Nodame Cantabile fue tan espectacularmente bien realizada casi 8 años atrás, y sabiendo que los coreanos siempre invierten más lucas, tiempo y desarrollo en sus adaptaciones, esperaba disfrutar esta nueva versión.

La confirmación de Joo Won como protagonista masculino fue un primer indicio positivo: pese a que no había visto ningún drama de él, siempre he leído muy buenos comentarios de sus actuaciones, entonces calidad en ese sentido habría. Luego vino lo sabido por todos: el anuncio de que Yoona, la integrante de las SNSD cuyo talento en la actuación es al menos dudoso, encarnaría a la protagonista, en lo que pareció ser una maniobra de márketing recurrente de la productora de tratar de hacerse más espectadores gracias a los poderosos fandoms de los idols devenidos en actores. Ardió troya entre los fanáticos (y no fanáticos también, por lo que pude leer), juzgando anticipadamente que Yoona carecía del talento necesario en la actuación para encarnar a un personaje tan complejo como Nodame. Lo reconozco, en ese momento, también fui parte de quienes, en una suerte de ritual colectivo, nos convertimos por espacio de horas en los tan despreciados netizens, clamando a diestra y siniestra el desastre en que se convertiría esta versión, gracias a la decisión irracional de la productora de poner a una persona poco adecuada para el papel principal. Al parecer en Corea la cosa no fue muy distinta a como lo sentimos muchos, porque semanas más tarde, se anunció que Yoona habría rechazado el papel, en post de un trabajo para cine. Jamás sabremos si las cosas fueron así o si derechamente la bajaron del proyecto viendo la respuesta poco favorable que su inclusión había tenido entre el gran público. Lo único cierto es que esta noticia fue recibida con suspiros de alivio, y continuaba la espera por la protagonista.

Cerca de fines de agosto, la mejor buena nueva que en relación a esta versión se podría esperar: la que muchos clamaban como la candidata perfecta para el papel, Shim Eun Kyung, conformaba como protagonista. Sólo unicornios y arcoíris podían verse en el horizonte gracias a la confirmación de una pareja protagonista con talento suficiente para encarnar a los personajes de culto. La gran duda: sería capaz Tomorrow Cantabile de cumplir todas las expectativas puestas en él? O se enfrentaría al karma constante de las adaptaciones coreanas de doramas japoneses, que sufren la comparación constante frente a sus símiles mayores?. Bueno, debo decir que inicialmente fui muy crítica hacia esta versión (ya les comentaré las razones), pero conforme avanzaba, logré apreciar y disfrutar el drama en su propio mérito, olvidando en lo posible la existencia de aquella primera versión japonesa tan grabada en mi memoria. Bueno, les invito a leer mis impresiones sobre este drama.  
Reseña: Cha Yoo Jin (Joo Won) es el estudiante de piano más talentoso de la Academia de Música Han Eum. Heredero de una tradición musical familiar, su padre es un reconocido pianista con quien no mantiene buena relación. Pese a su innegable talento, el difícil carácter de Yoo Jin le ha llevado a vivir su vida universitaria en forma solitaria, sin amistades, rodeado de una aparente arrogancia y desprecio hacia sus demás compañeros de Academia. Pese a su frialdad e indiferencia, e incluso desprecio hacia el resto de sus compañeros que demuestra en su escuela, Yoo Jin guarda un profundo secreto: sus deseos frustrados de convertirse en Director de Orquesta, tal como su maestro de infancia, el mundialmente famoso Sebastian Viera. Qué le ha impedido cumplir su sueño? Un trauma de infancia, que le impide tomar un avión o un barco, y por lo tanto, hace imposible que logre viajar al extranjero para cumplir su objetivo. Su estancia en Han Eum, por tanto, no es más que un martirio constante. Sin embargo, un día algo capta su atención en la Escuela: es una melodía de piano distinta a todo lo que ha escuchado, fuera de toda convención y tradicionalismo, como sólo podría interpretar alguien de talento innegable. En su búsqueda, descubre que este genio del piano no es otra que Seo Nae Il (Shim Eun Kyung), una estudiante de piano del montón, de carácter excéntrico, poco amiga del orden, y cuyo máximo anhelo es convertirse en maestra de guardería. Su único interés en estudiar piano es que le servirá para entretener a los niños a quienes tenga a cargo. Nae Il reconoce de inmediato en Yoo Jin al amor de su vida, su futuro esposo y el hombre más talentoso que pueda haber, atracción que no oculta y, por el contrario, manifiesta efusivamente a Yoo Jin cada vez que tiene la oportunidad, convirtiéndose en su sombra casi constante. Yoo Jin por su parte, se ve arrastrado, contra su voluntad, a ese mundo extraño en el que habita Nae Il, plagado de amigos que como ella, pasan por ser las sobras de la Escuela, los que no tienen talento: Il Rak (Go Kyung Pyo), un violinista con raíces más roqueras y poca atracción hacia lo clásico, y menos disciplina musical; Ma Soo Min, un timbalista que admira profundamente a Yoo Jin, y Min Hee (Dohee), una pequeña contrabajista que no logra avanzar en sus estudios debido a sus múltiples trabajos de medio tiempo, y quienes invaden el propio mundo hasta entonces en perfecto orden de Yoo Jin.

La Academia Han Eum se revoluciona con la llegada de Franz Von Stressmann (Baek Yoon Shik), un reputado director de orquesta de raíces coreanos pero adoptado en Alemania, quien llega dispuesto a formar una orquesta especial, integrada sólo por verdaderos talento sin explotar, que desafíen los convencionalismos de la música clásica. De esta forma, se inicia la desesperada búsqueda de estos estudiantes de música aparentemente sin talento, las sobras, por ser reconocidos por su valía, llegando a formar la Special Orchestra. De esta forma, además, Yoo Jin ve la oportunidad de tomar al profesor Stresseman como su maestro para cambiarse a la carrera de dirección orquestal, y por su parte Nae Il se convierte en la “mascota” de esta orquesta. En el camino de Yoo Jin y Nae Il por lograr sus sueños, cada uno de ellos influirá de manera decisiva en el destino del otro: Yoo Jin viendo posible aún convertirse en director, y Nae Il buscando lograr estar al nivel de Yoo Jin.

Personajes:


Seo Nae Il (Shim Eun Kyun): Nae Il, la estudiante de piano más desastrosa que puede haber en Han Eum, pero quien oculta un talento sin igual, oculto sólo gracias a la incapacidad de Nae Il de leer partituras, interpretando la música a su gusto y de oído. Una vez que conoce a Yoo Jin, declara su amor infinito hacia él, y comienza a ser parte de su vida. El talento de Yoo Jin al interpetar en piano, así como la emoción que siente al ver a la S Orchestra ser reconocida gracias a su esfuerzo, la hacen comenzar a cuestionarse la forma en que ha enfocado su carrera, y generan en ella unas ansias por mejorar su técnica, para así un día ser capaz de tocar junto a una orquesta, y lo más importante, junto a Yoo Jin. La falta de disciplina musical de Nae Il, y un trauma de su niñez que lo ha provocado todo, sin embargo, serán sus principales obstáculos a superar.

Uff, difícil papel el que tuvo que interpretar Shim Eun Kyun, y debo decir que el resultado fue regular. Los primeros capítulos, lo siento si alguien siente que exagero, pero creo Nae Il fue una burda caricatura de lo que es Nodame. Se notaba incluso que la actriz no estaba muy cómoda interpretando el papel… una mezcla de infantilismo fuera de lugar y un griterío constante, en resumen, sobreactuación al máximo. Sin embargo, mejoró de una manera notable conforme avanzaron los capítulos, y finalmente se definió el carácter de Nae Il, como una chica infantil e ingenua a la vez, pero que resultaba adorable finalmente. Sin embargo, eso no bastó para hacer el personaje memorable… cuando Nae Il debía ser el centro del drama, lamentablemente no cumplió, el personaje fue construido como sin fuerza, de modo que a veces incuso resultaba aburrido de ver. Pero, sumando y restando, fue una buena actuación, pero jamás impresionante ni mucho menos memorable.

Cha Yoo Jin (Joo Won): El pianista genio frustrado por su incapacidad para lograr su verdadero y máximo sueño: convertirse en director de orquesta. Normalmente considerado como un estudiante genio, pero arrogante y orgulloso, alumnos y profesores de Han Eum le temen por igual. Su encuentro con Nae Il le hacen comenzar a ver de otra forma la música que tanto ama, y renacen en él las esperanzas de ser director con la llegada del maestro Von Stressmann. El camino a su sueño se inicia dirigiendo a la Special Orchestra, en la que sólo los renegados de la Escuela de Música tienen cabida, ante el constante desprecio que sufren por parte de los estudiantes más avezados, integrantes de la Orquesta A. Para Yoo Jin, Nae Il no es más que un incordio al principio, tal como Il Rak, So Min, y Min Hee, sin embargo, el largo camino que incian juntos para lograr sus sueños lo llevan a descubrir en ellos a sus primeros amigos, a quienes confían ciegamente en él… y tal vez a descubrir en Nae Il el amor.

Joo Won, no te conocía pero me has conquistado. Excelente papel, creo que fue la actuación gracias a la que logré terminar este drama, y ojo que, de una manera inesperada, Yoo Jin fue siempre el centro de la historia, y no Nae Il como era más lógico esperar. Pese a ello, cumplieron decentemente la interacción entre sus personajes… aunque no llegué a ver esa conexión tan intensa que se supone la música causaba entre ambos. Yoo Jin no es un personaje que enamore, pues no es amable, pero sí que causa gracia el verlo sufrir constantemente por la vida, por pequeñas minucias que él hace graves. El estado de confusión y desesperación en que constantemente lo ponen Nae Il y sus amigos es también bastante divertido. Interesante fue también la relación entre Yoo Jin y el maestro Von Stressmann, que transitó entre la admiración mutua, la rivalidad, y la enseñanza.  


Lee Yoon Hoo (Park Bo Geom): El cellista genio, estudiante de la escuela Giulliard de Música de USA, quien de regreso en Corea, decide ingresar a la Academia Han Eum motivado por la presencia y el talento de Nae Il, el que desubre accidentalmente. Ella será una fuente de inspiración para tocar su música, y al mismo tiempo desarrolla sentimientos por ella.

Aquí seré cruel: no tengo la menor idea de cuál fue el objeto de incluir este personaje, en serio sobró absolutamente durante todo el drama. Entiendo que las producciones coreanas por regla general DEBEN tener un triángulo amoroso, y Tomorrow Cantabile, por más que fuera un drama enfocado en la música, no podía ser la excepción. Pero el gran detalle, es que el personaje jamás se vió como rival amoroso de Yoo Jin, básicamente porque no hubo un buen desarrollo de la relación que entabló con Nae Il, no se vió jamás química entre ellos ni ninguna especie de conexión especial. En el aspecto musical, tampoco aportó nada más de lo que ya estaba cubierto por los demás secundarios. El personaje en sí, por lo demás, se me hizo muy antipático, demasiado entrometido en las decisiones de los demás, y con esa constante sonrisa que a mí sólo me daba a idea de un cinismo muy bien contenido. En resumen, este personaje sobró, y pese a que quisieron darle protagonismo (innecesario), jamás se comprendió cuál era su rol.
No quiero destacar en particular a ningún otro personaje, básicamente porque los demás secundarios tienen más o menos la misma importancia. En ese sentido, para mí Il Rak fue el personaje más atractivo, divertido e interesante de ver de los que conformaban la Orquesta S. Me convenció esta actuación, fue agradable y natural, y me enterneció mucho la historia de amor que desarrolló con la concertino de la Orquesta A. Do Hee en el papel de Mini Min Hee, pues cumple también, no es que su personaje haya tenido grandes exigencias dramáticas. Sí me gustó mucho que en esta versión hicieran tan cercana la relación de ella con Nae Il, fue lindo ver que ésta última tenía una amiga del alma. En cuanto a Ma Soo Min, el chico de los timbales… mal, es cierto que el personaje es pequeño, pero tiene su importancia como parte de los miembros de la Orquesta más cercanos a Nae Il y Yoo Jin, y sinceramente el personaje no fue ni divertido, ni interesante, básicamente fue plano durante todo el drama. No aportaba el toque de humor que uno habría esperado. Finalmente, el maestro Franz Von Stressmann (Bael Yoon Shin), fue otra gran decepción: el personaje no estuvo bien definido, y carecía del mínimo carisma para hacerlo agradable. Sin embargo, me gustó que hacia los capítulos finales, fuera su consejo hacia Nae Il lo que le permitió a ella enfrentar de mejor forma la interpretación del piano.
Comentario Personal: Lo que pasó con Tomorrow Cantabile fue una de las cosas más penosas que he visto en dramalandia: partió el año siendo tal vez el drama coreano más esperado, generó más ruido mediático que cualquier otro drama antes de lograr asegurar a sus protagonistas, partió siendo profundamente criticado, y terminó pasando sin pena ni gloria por nuestras pantallas (o computadores). Tomorrrow Cantabile no fue una buena adaptación, siento decirlo pero es como lo pienso objetivamente hablando. Y ojo que no lo digo imbuida de mi admiración hacia el dorama japonés, lo sigo simplemente considerando a Tomorrow Cantabile como un drama en su propia y única dimensión. Y en esa propia y única dimensión, fue un drama tremendamente inestable e inconsistente a veces en su desarrollo, con capítulos muy buenos, con un desarrollo argumental consistente, para los siguientes capítulos caer en un letargo que parecía no tener fin. Creo que entre los capítulos 4 y 8 fue el momento más crítico del drama, de una lentitud soporífera, sin un desarrollo claro de las ideas ni los personajes. Lo más lamentable de todo ello fue que vimos destello ocasionales de mayor profundidad y emotividad, e incluso hacia la segunda mitad del drama hubo una mejora notable en el desarrollo argumental, pero fue precisamente esa irregularidad lo que impidió (al menos a mí) disfrutar el drama.

Ahora bien, cuál fue el fallo? Tengo una teoría: el drama no se quiso arriesgar más de la cuenta, entendiendo que podría estar expuesto a constantes comparaciones, se cortó por lo sano: seguir casi cada escena de la versión japonesa, y repetirla de forma autómata, sólo que despejando a esta versión de las dosis de hilaridad, excentricidad y bizarrería que gobernaban Nodame Cantabile, y dejándola sólo como un drama normal con un tono algo sentimental. Hasta ahí, todo bien, el problema fue que se cubrió todo con esa capa de normalidad que los dramas coreanos pretenden que creamos, incluyendo a todos los personajes… con excepción de Nae Il. Tremendo error, en una drama plagado de músicos, unos brillantes otros mediocres, eran todos gente normal y promedio, excepto Nae Il, que con sus niñerías y extravagancias sólo lograba parecer fuera de lugar. En Nodame Cantabile lo atractivo era que toda la escuela de música parecía una casa de locos, todos tenían sus excentricidades, el único normal era Chiaki. En Tomorrow Cantabile, en cambio, todos eran normales, excepto Nae Il, por lo que ese carácter distinto dejaba de parecer excéntrico y bizarro y causar gracia, y definitivamente se volvía fuera de lugar y causaba hasta vergüenza ajena. Ojo que no juzgo con ello a la actriz, sino la forma en que se concibió el tono del drama y el carácter de los personajes. En definitiva, Tomorrow Cantabile no supo definirse a si mismo como un drama distinto y original, haciendo un desastre argumental.

Ahora, como dije antes, la segunda mitad del drama es totalmente distinta a la primera en términos de calidad, y para mejor. En este pasaje sí que se le da a la música la importancia superlativa que debía tener desde el principio en la historia, pero que lamentablemente no tuvo. Particularmente notable es el camino de Yoo Jin junto a la Orquesta S para lograr él ser un director de orquesta, y la Orquesta S ser reconocida por su talento. Me fascinaron las interpretaciones que hubo en esta segunda mitad, todas ellas, y lo bueno fue que se vió un mayor respeto hacia la música que se estaba interpretando, cosa que no ocurrió por ejemplo, con la primera presentación de la Orquesta S por el capítulo 5. Ahora, aquí tengo otra gran crítica: el centro del drama debía ser Nae Il, pero como ya dije antes, en la práctica resultó ser Yoo Jin, pero la importancia de Nae Il quedó reducida incluso por debajo de la Orquesta S… no me explico cómo nadie percibió que la lucha de Nae Il por lograr ser una pianista exitosa quedó reducida a algo anecdótico en la forma que lo mostraron en el drama, sólo un par de capítulos y ya está, mientras que estuvimos al pendiente de la Orquesta S (luego convertida en Rising Star) hasta el mismo fin.

Bueno, ya no tengo mucho más que criticar, así que voy terminando. Sé que fui muy dura esta reseña, pero digo lo que pienso. Sé que a mucha gente (sobretodo que no ha visto Nodame Cantabile) le encantó esta versión, y me alegro mucho, porque son pocas las oportunidades de disfrutar de un drama en que el eje central sea la música (y clásica además), y no el amor. Sé que muchos otros (que vieron Nodame) claman aún las penas del infierno sobre Grupo 8 por la forma en que hizo esta versión. Yo, por mi parte, lo terminé con sentimientos mezclados: por una parte, el sentirme muy decepcionada de esta drama, porque lo esperé tanto, y finalmente fue tan poco el impacto que tuvo en mí, pero por otro lado, disfruté nuevamente una historia que me fascina, y pese a todas las imperfecciones que tuvo, fue una oportunidad de volver a escuchar lo único que permanecerá siempre en mi recuerdo de esta versión: la maravillosa música clásica, eterna y majestuosa.


Comentarios

  1. ▼▼ MILA ▼▼12 de enero de 2015, 9:55

    Hola Gaeli! Después de mucho tiempo me hice un hueco para comentar este post. Partiendo de la base de que no vi el dorama japonés para poder compararlo con el remake, comencé a ver Tomorrow Cantabile con las mismas expectativas de siempre. Posiblemente porque "algo" de la trama original subsistió en este remake, no lo abandone en el 2º capítulo cuando Seo Nae Il ya me parecía que tenía el coeficiente intelectual de una nena de 5 años. Es más, Shim Eun Kyun admitió que le costó hacer este papel ¿Se nota? Si, y mucho. Para más inri Joo Won en su papel tan serio hizo más abismal la diferencia con Shim Eun Kyun.
    La trama no me cautivó, creo que termine el drama mas por pena a dejarlo abandonado que por el interés que me generaba. La pareja no tuvo la química suficiente y el drama en mi forma de ver fue plano en los 16 capítulos. Creo entender que este fue el primer, o está entre uno de los primeros trabajos, de muchos de los actores del elenco y sirvió mas como semillero o carta de presentación que como una obra que permanezca en el tiempo. Mi puntuación para este drama es un 4,5. Poco para un 4 y mucho para un 5, eso si regular.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cheese in the trap: reseña del que pudo ser un gran drama (y sólo fue bueno)

Luego de una semana alejada del blog, hoy traigo al fin la reseña de Cheese in the trap, el último drama en emisión que terminé de ver apenas ayer. Creo no aventurarme al decir que este drama fue la primera sensación del año, al menos de los dramas venidos de Korea, por el nivel de anticipación, expectativas, y producción que tuvo. Ese bastión ha sido tomado ahora por Descendants  of the sun, drama que está teniendo excelente acogida tanto entre los espectadores koreanos como en los seguidores internacionales. Pero volviendo a lo que nos convoca: Cheese in the trap. Mucho se esperó de este drama, mucho se habló antes, durante y después de su emisión. Antes porque, al estar basado en un famoso webtoon del mismo nombre, obra de la autora Soon Ki y que viene publicándose desde julio de 2010 a la fecha, de una tremenda popularidad, hizo que de inmediato los fanáticos de la obra exigieran y esperaran un drama a la altura del webtoon, y por supuesto en tal rango de exigencias la elección de…

Primeras Impresiones: Good Morning Call, enredos y amores bajo el mismo techo.

Hola hola!! Espero que aún queden lectores por aquí, aunque no me sorprendería si han abandonado este rincón, porque más de un mes y medio sin publicar es mucho para un blog que pretende sobrevivir. Pero como podrán imaginar, por más que armar este rincón me relaja y entretiene mucho, lo cierto es que también consume mucho tiempo, del que he estado escasa los últimos meses. El ritmo de trabajo está siendo tan agotador, que las fuerzas me dan para llegar a mi casa y dormir, así que poco he visto de dramas, mucho he leído, pero la inspiración para volver a escribir no llegaba. Pero este fin de semana decidí que será mi comeback al bloggeo, así que haciendo memoria tengo mucho material pendiente con el que espero ponerme al día las siguientes semanas: La reseña de los dramas que he terminado (Oh my venus, Please love the useless me, Oh Hae Young again, Juhan Shuttai (<3); reseñas de libros que he leído estos meses (El patriota, El extranjero, Crónicas Marcianas, El bebé de Rosemary), …

Recomiendo: Doramas japoneses vistos.

Bueno, tenía ganas de escribir alguna reseña de drama hoy, pero no me decido por ninguno. Así comencé a revisar los dramas que he visto, los que he comenzado pero no terminado, y los que tengo pendientes de ver, y me dí cuenta que son muchos. Muchísimos más de los que pensaba. Lo que significa que ha llegado la hora de armar mis propias listas, yey!!. Cuando comencé a ver dramas, y a guiarme por los blogs expertos en la materia, sabía con seguridad a dónde tenía que ir para decidir qué ver: las listas de favoritos, y aunque hace ya tiempo que dejé de guiarme por estas listas porque, salvo excepciones, suelo seguir el trabajo de determinados actores, o directores o guionistas (o cadenas: SBS me tiene como público cautivo hace tiempo jajaja). Pero creo que las listas aún son un buen instrumento para ordenar, y/o planificar las prioridades de futuros visionados, así que aquí comienza mi primera lista oficial!.
En ésta primera lista incluiré sólo los dramas japoneses que he visto íntegrame…

Recomendando libros: Un día en la vida de Ivan Denisovitch.

Hola! Cómo va la vida? Espero que estén teniendo días tranquilos y bueno, ya es viernes así que aún cuando no sea así, todo mejora ad portas del fin de semana. Tal como anticipé en la entrada de la semana pasada, hoy continuaré recomendando otra de mis últimas lecturas, a ver si se motivan con ella, pues tal vez como yo, la había rehuído por mucho tiempo sin razón concreta más allá de sonar demasiado “sombría”. Estoy hablando de Un día en la vida de Ivan Denisovitch, del Premio Nobel de Literatura soviético Alexandr Solzhenitsyn, libro que además de ser ya considerado un clásico del siglo XX, es una obra tremendamente valiosa en cuanto retrata tal vez la forma de vida más dura que hubo durante el régimen soviético: la de los condenados políticos en los campos de trabajo forzado en los agrestes territorios de la entonces Unión Soviética. La verdad, pese a que soy una amante de la literatura rusa, mi devoción hacia los clásicos me había impedido hasta ahora incursionar en obras de autor…

Fated to Love You, un drama todo corazón.

Y llegó el día que no quería que llegara. Porque todo lo bueno tiene siempre un final, llegó el momento de decir adiós a Fated to Love You, el drama que se robó por completo mi corazón (y mis buenas horas de sueño). Acabo de ver el capítulo final, y siento la necesidad de escribir con urgencia todas las emociones que sentí en este recorrido de 20 capítulos. No esperen una reseña objetiva, porque no la tendrán XD. Ok, la sinopsis será objetiva, pero el resto serán sólo mis impresiones y emociones y desvaríos varios, lo que es todo menos objetivo. Y lleno de SPOILERS. Bueno, aquí vamos.


Sinopsis: Lee Gun es el presidente de una empresa química que fabrica productos de belleza. Él tiene una novia bailarina, Kang Se Ra, de la que está profundamente enamorado, con quien lleva 6 años de relación. Por su parte Kim Mi Young es una joven tímida y servicial que trabaja como secretaria en un bufete de abogados. Su apodo es "Post-it", apodo que se ganó debido a su incapacidad para decir …