Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2015

Recomendando libros: Seda, una sutil poesía.

Saludos, queridos lectores! Hace un tiempo ya que no he reseñado ningún libro en el blog, y no se crean que ha sido porque no he leído (creo haber superado mi mala racha del año pasado), ni tampoco porque los que he leído me hayan sido indiferentes, sino más bien porque en general tuve bien botado este pequeño sitio el último tiempo. Pero bueno, ya de regreso, les hago un pequeño resumen de lo que ha sido mi actividad  lectora el último tiempo:
*No sé a raíz de qué, pero en algún momento me di cuenta que, sin razón alguna, jamás había leído clásicos de la literatura, que en teoría debieron formar parte del curriculum de mi enseñanza escolar, pero jamás lo incluyeron. Se trata de 3 obras icónicas de la literatura de ciencia ficción, y en particular de eso que se dio en llamar representación del “futuro distópico”, hablo de Fahrenheit 452 (Ray Bradbury), Un mundo feliz (Aldous Huxley), y 1984 (George Orwell). Logré leer los dos primeros, Fahrenheit casi me vuela la cabeza, en serio, qué…

The time we were in love: cálido drama entre la amistad y el amor.

Hola gente querida! Ha sido un tiempo considerable desde la última entrada que publiqué, y no intentaré dar excusas en vano, porque la verdad no las tengo. Estuve un período sin ganas de escribir y, en ese estado, no me parece justo con mis lectores (ay que pretencioso suena eso :P) escribir “por obligación” algo sin sentimiento para mí. Porque bueno, creo tanto en la capacidad de transmitir de las letras, que estoy segura ellas pueden decir mucho de nuestro estado anímico.
En fin, sin más preámbulo, vamos a lo que nos convoca!. Terminé de ver hace ya varias semanas un drama que, previo a su emisión, generó altísimas expectativas, las que al parecer no se pudieron cumplir durante la emisión del mismo, al menos para el público coreano (pensando que tuvo rátings bajísimos). Hablo de “The time that i loved you”, drama del que ya en su momento comenté algunas razones de por qué me tenía encantada… razones que para mi gusto se mantuvieron en su mayoría hasta el fin. Porque sí, soy de la gr…