Ir al contenido principal

Kazoku no Katashi: Un drama sobre la opción por la soledad.

Hola a todos! Cómo están? No saben cuánto he deseado que el día tenga unas cuantas horas más estas últimas semanas, que han sido de locos en mi trabajo, tanto que mi día alcanza sólo para trabajar y dormir, así que llevo toda la semana sin ser capaz de ver un solo capítulo de dramas.  Así que eso me ha mantenido alejada del blog, pese a mis intenciones (y proyectos en carpeta) de publicar muchas cosas que son dignas de compartirse.

En fin,  justo ahora estoy en el trabajo, y no es que me sobre el tiempo, pero en un pequeño acto de rebeldía individual aunque no advertido, voy a dedicar una horita de mi jornada laboral para escribir esta reseña, porque es justo y necesario!. Lo pensé y me dije a mi misma: “Gaeli, si a tu trabajo no le importa quitarte casi 12 horas diarias de tu vida, por qué te debe importar a ti quitarle una miserable horita a tu trabajo y dedicarla a lo que te gusta?. Y aquí estoy, dispuesta a recomendarles un drama japonés que vi hace casi 1 mes cuando sabía que quería ver algo, pero no sabía qué, pero estaba la certeza que debía ser algo japonés. Así llegué a Kazoku no Katashi, y me dejó tan buen recuerdo y sensación, que estoy segura a muchos les puede interesar. Así que vamos con la reseña!.



Reseña: Daisuke Nagasato (Shingo Katori) es un hombre de 39 años de edad, soltero y quien trabaja en una empresa de artículos de oficina. Él tiene una vision muy particular de la vida, conforme a la cual la soledad es la mejor elección para las personas, porque el relacionarse con otros no trae sino complicaciones. Daisuke siente que ha logrado el sueño de su vida cuando se muda a su recién adquirido departamento, el que él desea convertir en su pequeño palacio, disfrutando sus pequeños placeres: la bicicleta, cuidar su alimentación saludable, y beber cervezas de distintas variedades. Durante la mudanza, conoce a su vecina del piso  de arriba Hanako Kumagai (Juri Ueno), no generándose la más cordial de las relaciones entre ellos precisamente. Hanako tiene 32 años y vive sola, aunque estuvo casada alguna vez. Ella trabaja en una empresa y atesora de igual forma su independencia y soledad, aunque sus pasatiempos son algo menos comunes que los de Daisuke: ella disfruta escribiendo comentarios o reclamos de los productos que utiliza.

La vida de ambos da un giro inesperado cuando recibe, cada uno, visitas no invitadas: Daisuke a su padre, quien regresa luego de 5 años de no tener contacto, y lo hace nada menos que con un hermanastro adolescente de Daisuke, del que éste no tenía conocimiento. Y Hanako, por su parte, recibe a su madre, quien se instala en su apartamento a raíz de una pequeña crisis matrimonial. Estas dos familias comenzarán a relacionarse a pesar de ellos, y se producirán choques generacionales en los que se confrontan la visión de vida de estos adultos jóvenes individualistas, y la generación anterior, anclada a la concepción de las relaciones familiares y sociales como base de la vida.

Comentario Personal:  Debo decir que a primera vista el drama no me pareció nada atractivo: de hecho el poster promocional es feísimo, y jamás comprendí la relación que tenía con la premisa del drama, pero comencé a verlo por curiosidad, y me llevé la primera sorpresa: la protagonista es Ueno Juri, la recordada y querida Nodame, quien es excelente actriz por lo demás. Y ya el principio me atrapó con un guión muy actual y moderno, y personajes igual de reales y sinceros. Es el tipo de drama sobre la vida más que sobre personajes, profundiza más en los pensamientos y sentimientos de los personajes que en sus acciones, y no es pretencioso ni pretende ser absoluto en el discurso que adopta.  

La construcción de los personajes protagonistas fue todo un acierto, pues en vez de recurrir a los personajes prototipos de los dramas, se crearon unos muy modernos, con absoluto correlato en la vida social actual. De hecho, me pasó que muchas veces me sentí identificada con los pensamientos y opiniones de Daisuke en relación a las ventajas de una vida solitaria y las razones  por escogerla como forma de vida. Para mi esto fue absolutamente rupturista: rara vez en una ficción (menos aún en un drama) nos permiten apreciar a personajes que buscan y defienden su propia forma de vida, guiada por sus decisiones, convicciones, y experiencias personales, y no por pasiones más radicales como el amor, la venganza, la presión familiar. Es decir, cuando veo un drama (sobretodo los coreanos, ojo ahí) cada vez me es más difícil comprender a los personajes, porque nos los presentan como personas comunes, pero que se comportan de modo tan radical, se presenta todo tan blanco o negro, que esa supuesta normalidad termina siendo más falsa aún.

En Kazoku no katashi me sentí representada a veces, identificada otras tantas, con ciertas características de los personajes, a veces por sus pensamientos, otras tantas por sus acciones. Por ejemplo, Daisuke es un absoluto obsesivo compulsivo, siente que todo el orden y estructura de su vida será alterado si permite que cualquier persona ingrese en su espacio de confort, en el que  cree su palacio personal. Me gustó especialmente su mentalidad y razonamientos fuertes, absolutamente en concordancia con la madurez que uno esperaría de una persona de 39 años.
Hanako es un gran personaje también: es una mujer divorciada, pasó por la etapa en que creía que sería feliz por el resto de su vida, ahora que vive en soledad, siente que es la mejor etapa y el mejor estado en que puede encontrarse, porque no necesita que nadie la comprenda, puede ser ella y no lo que se espera de ella. Hanako tiene convicciones tan profundas como las de Daisuke, aunque menos radicales: ella sigue considerando una bendición a quienes eligen tener una familia, y encuentran su felicidad en ello, pese a que no comparta para sí ese anhelo. Ella es profesional, exitosa, independiente, pero su vida es tan banal como la de cualquiera: es algo floja, emprende actividades que jamás termina, por falta de tenacidad, o por flojera, o por todo ello. A diferencia de Daisuke, ella sí se permite recibir a más personas en su vida, pues aunque solitaria, no es tan estructurada, y valora y disfruta esta compañía cuando so  provechosas. En algún punto del drama, su ex marido regresará e intentará reconquistarla, y ello producirá que antiguas heridas, que creía cicatrizadas, vuelvan a  abrirse.
La relación entre Daisuke y Hanako es muy interesante, no hay nada romántico entre ellos en principio, pese al desagrado inicial, se dan cuenta que comparten una similar visión de la vida, y ello los hace comprenderse mutuamente. La relación de confianza que se comienza a dar entre ellos crece de forma muy natural, y ese vínculo ya implica un cambio a la forma en que ellos mismos solían vivir.
No comento en particular a cada uno de los personajes porque no acabaría nunca, pero de verdad que todos están muy ben hechos. La madre de Hanako y el padre de Daisuke se encargan, a través de sus diálogos y formas de ser, de representar la antigua visión de la vida social, esa del Japón de postguerra, cuando todo era tan difícil que no había forma de sobrevivir si no era apoyándose en los otros, ya fuera familia, vecinos, compañeros. Ellos mismos son testigos de la transición que se ha producido en la sociedad moderna, y pese a que se sorprenden e intentan preservar las antiguas formas de vida, aún ellos son integrados en este mundo nuevo, hiperconectado e individualista. El padre de Daisuke es todo un personaje, quiere vivir al máximo, rodearse de amigos y gente querida, disfrutar la vida como no lo hizo jamás en su juventud. Sus consejos a su hijo o a quien recurre a él son siempre tan certeros y sensibles, que uno no puede evitar encariñarse con él.
Bueno, no puedo decir más sin revelarles algo de la trama, pero creo que lo esencial por lo que deben verlo ya está dicho. Kazoku no Katashi  es un drama tremendamente innovador, simple y realista, pero que supo retratar fielmente un fragmento de la vida moderna, que permite que nos miremos como en un espejo. Lo esencial aquí no es el amor, ni la familia, ni la amistad, ni el compañerismo, sino que es la forma en que hoy en día las personas sobreviven en la sociedad, conviviendo entre las tradiciones del pasado y sus propios y nuevos mundos personales. De verdad lo recomiendo encarecidamente, es un drama que parece que no ofreciera mucho, y sin embargo emociona y hacer reflexionar y pensar como pocos que haya visto. Está entre lo mejor de este año, sin duda alguna, y son sólo 10 capítulos, así que denle el beneficio de la duda y me cuentan qué tal les va!.  




Comentarios

Entradas populares de este blog

Marriage Contract: un drama sobre el amor abnegado.

Hola a todos! Después de un mes entero alejada de las pistas, vuelvo con nueva entrada a este rinconcito, espero que los alegre tanto como a mi :D La verdad el alejamiento por este tiempito fue en parte voluntario y en parte involuntario: lo primero porque estuve de vacaciones, así que también quise darme un respiro del “trabajo” que significa mantener el blog, porque aunque sea un pasatiempo, me gusta escribir entradas que sean de calidad y no simple relleno, lo que implica dedicar buenas horas a escribir, editar, etc. La seaman pasada regresé al trabajo, y esa misma semana me llevé el susto más grande que he experimentado en mi vida bloggera: entro a mi mail y veo una notificación que informa que mi blog ha sido eliminado por infracción de las políticas de seguridad. No lo podía creer, y con mi natural pesimismo, pensé que había perdido todo, lo que me daba una pena infinita porque aunque humilde y sin saberlo manejar mucho, le tengo un gran cariño a mi blog. En fin, el caso es que …

Cheese in the trap: reseña del que pudo ser un gran drama (y sólo fue bueno)

Luego de una semana alejada del blog, hoy traigo al fin la reseña de Cheese in the trap, el último drama en emisión que terminé de ver apenas ayer. Creo no aventurarme al decir que este drama fue la primera sensación del año, al menos de los dramas venidos de Korea, por el nivel de anticipación, expectativas, y producción que tuvo. Ese bastión ha sido tomado ahora por Descendants  of the sun, drama que está teniendo excelente acogida tanto entre los espectadores koreanos como en los seguidores internacionales. Pero volviendo a lo que nos convoca: Cheese in the trap. Mucho se esperó de este drama, mucho se habló antes, durante y después de su emisión. Antes porque, al estar basado en un famoso webtoon del mismo nombre, obra de la autora Soon Ki y que viene publicándose desde julio de 2010 a la fecha, de una tremenda popularidad, hizo que de inmediato los fanáticos de la obra exigieran y esperaran un drama a la altura del webtoon, y por supuesto en tal rango de exigencias la elección de…

Primeras Impresiones: Good Morning Call, enredos y amores bajo el mismo techo.

Hola hola!! Espero que aún queden lectores por aquí, aunque no me sorprendería si han abandonado este rincón, porque más de un mes y medio sin publicar es mucho para un blog que pretende sobrevivir. Pero como podrán imaginar, por más que armar este rincón me relaja y entretiene mucho, lo cierto es que también consume mucho tiempo, del que he estado escasa los últimos meses. El ritmo de trabajo está siendo tan agotador, que las fuerzas me dan para llegar a mi casa y dormir, así que poco he visto de dramas, mucho he leído, pero la inspiración para volver a escribir no llegaba. Pero este fin de semana decidí que será mi comeback al bloggeo, así que haciendo memoria tengo mucho material pendiente con el que espero ponerme al día las siguientes semanas: La reseña de los dramas que he terminado (Oh my venus, Please love the useless me, Oh Hae Young again, Juhan Shuttai (<3); reseñas de libros que he leído estos meses (El patriota, El extranjero, Crónicas Marcianas, El bebé de Rosemary), …

"Flesh and Bone": cruda y oscura historia sobre el lado más brutal del ballet.

Hola, hola gente!! Qué tal les va en esta penúltima semana de diciembre? ha sido muy de locos para ustedes?. La verdad yo he sentido, más que ningún otro año, lo acelerada que se ha vuelto la vida. Sé que es por las fechas previas a fiestas de fin de año, navidad y año nuevo, pero en serio que adonde sea que voy es una locura!. La gente parece desquiciada, con las compras, el comercio, el consumismo de lo que sea, y creo que en el camino nos olvidamos de observar y disfrutar el minuto que estamos viviendo. En fin, dejando a un lado el intento filosófico, les cuento que estos pasados días estuve disfrutando mi último descubrimiento: la serie “Flesh and Bone” de la cadena norteamericana Starz, sí, leyó bien, gringa, cuya primera temporada de ocho capítulos, fue transmitida entre noviembre y diciembre de este año. Contra todos mis prejuicios e ideas preconcebidas, le di una oportunidad a esta serie porque su sólo afiche bastó para convencerme: lo vi y pensé: ¿ballet? Entonces me tuvo ase…

Recomiendo: Doramas japoneses vistos.

Bueno, tenía ganas de escribir alguna reseña de drama hoy, pero no me decido por ninguno. Así comencé a revisar los dramas que he visto, los que he comenzado pero no terminado, y los que tengo pendientes de ver, y me dí cuenta que son muchos. Muchísimos más de los que pensaba. Lo que significa que ha llegado la hora de armar mis propias listas, yey!!. Cuando comencé a ver dramas, y a guiarme por los blogs expertos en la materia, sabía con seguridad a dónde tenía que ir para decidir qué ver: las listas de favoritos, y aunque hace ya tiempo que dejé de guiarme por estas listas porque, salvo excepciones, suelo seguir el trabajo de determinados actores, o directores o guionistas (o cadenas: SBS me tiene como público cautivo hace tiempo jajaja). Pero creo que las listas aún son un buen instrumento para ordenar, y/o planificar las prioridades de futuros visionados, así que aquí comienza mi primera lista oficial!.
En ésta primera lista incluiré sólo los dramas japoneses que he visto íntegrame…