sábado, 13 de febrero de 2016

Primeras impresiones: "Watashi wo hanasanai de", un comienzo maravilloso.

Recuerdan que hace SEMANAS que venía quejándome en cada entrada de las ansias que tenía por comenzar a ver el drama japonés “Watashi wo hanasanaide”?, y de mi sufrimiento por no encontrarlo online subtitulado al español? Pues bien, el día de hoy he dejado de sufrir! Al fin vi los primeros 2 capítulos (gracias a la amabilidad de una lectora que me comentó en la entrada anterior donde lo estaban subtitulando) y, maravilla, es todo lo que yo esperaba y mucho más, así que ya estoy oficialmente arriba de ese barco.

Tal vez se pregunten por qué tantas ansias por ver este drama, y les puedo responder con múltiples razones:




Su elenco. Es que en serio, tener reunidos a Ayase Haruka (Hotaru no hikari), a Miura Haruma (Boku no ita jikan), y a Asami Mizukawa (Ghostwriter) en un mismo drama, es un regalo de dramalandia, pues cada uno de ellos tiene cimentada su propia carrea como protagonistas estelares de dramas, y no es solo por sus caras bonitas (que sí las tienen), sino por el tremendo talento que han demostrado a lo largo de los años. Para muchos puede ser discutible: Ayase Haruka es la “It girl” de la actualidad en Japón, por lo que muchos consideran que está en exceso sobrevalorada. Respecto de Miura Haruma, algo parecido, es el hombre ideal de toda japonesa entre como… los 10 y 90 años, lo que a veces parece dejar en segundo plano el tremendo crecimiento que ha tenido en sus más de 10 años actuando (de verdad, comparen su actuación en 14 sai no ha ha y en Boku no ita jikan). Finalmente, Asami Mizukawa definitvamente tiene un perfil público mucho más bajo que sus compañeros de elenco, y puede que el último drama en que trabajó no haya sido un éxito de audiencia, pero tienen que ver Ghostwriter para admirar su nivel. En fin, para mi 3 pesos pesados reunidos en un mismo drama, me hicieron comenzar la espera.

Porque es adaptación de un libro: “Never let me go”, traducido al español como “Nunca me abandones, escrito por el autor británico de origen japonés Kazuo Ishiguro, y publicado el 2005. Aclaro que NO he leído el libro (la verdad no suelo leer mucho literatura contemporánea), pero sabía de la existencia de esta obra y en términos generales de qué trataba. Y amo! Cuando se toman obras literarias y son adaptadas (cine o tv, da igual), pues de esa forma historias maravillosas llegan a un público más amplio, al que no habrían alcanzado de quedarse tan sólo en el papel. Y sí, sé de los riesgos de adaptaciones que son fiascos e incluso insultos a la obra original (Anna Karenina de Joe Wright, adaptación del libro del mismo nombre de Lev Tolstoi), pero también de otras que se acercan mucho a la historia original, al menos en su esencia (Milagros inesperados, adaptación de The Mile green de S. King). Y bien, esta razón se vinculó inmediata y directamente con la siguiente:

Never let me go, la adaptación cinematográfica del año 2010 de la novela. Y es que antes incluso de saber la existencia del libro, vi la película cuando la pillé de casualidad en la tv. Y lloré, en serio, me afectó mucho la historia. La recuerdo como una película bellamente filmada, aunque con personajes poco empáticos. Es decir, si odié a Carey Mullighan toda la película, siendo la heroína (aunque creo que ella como actriz no me gusta), y le hacía barra a Keyra Knightley pese a ser “la mala”, y el sufrimiento de Andrew Garfield me resultaba indiferente… pues no conecté con los personajes.  Pero aún así, el guión y la dirección me encantaron, y con ello fue suficiente para olvidarme un poco de la apatía de los personajes.
Y bien, dichas tales razones, comprenderán ustedes las ansias que tenía por ver el drama. Está en emisión en Japón hace unas 3 semanas recién, así que como siempre, váyanse con precaución si no quieren sufrir la espera. Ya he escrito mucho, pero quiero terminar hablando del drama en lo posible y no de sus ancestros jejeje.

Reseña: La historia comienza en la sala de operación de algún hospital de Japón (Tokyo, suponemos), donde 2 hombres están siendo operados. Fuera de la sala, se encuentra Kyoko (Haruka Ayase), una mujer en sus 30 años, sin emoción alguna en su rostro, y quien parece haber renunciado a todo en la vida. A través de sus recuerdos, regresamos 20 años al pasado, al Instituto Yoko, donde viven y estudian niños que no tienen padres, aislado del resto del mundo por altos muros alambrados, y situado en medio de las montañas. Allí, Kyoko (Rio Suzuki) es una pequeña tímida y amable que asiste al cuarto grado, y tiene una estrecha amistad con Miwa (Sakura Mizuki de pequeña, Asami Mizukawa adulta), su compañera de habitación, extrovertida, simpática y querida por todas sus compañeras y maestros. Por su carácter amable, pronto Kyoko se acerca y entabla amistad con un compañero de curso maltratado por todos, y a quien nadie parece querer: Tomo (Tsubasa Nakawaga de pequeño, Miura Haruma adulto).

La vida de estos 3 pequeños, al igual que el resto de sus compañeros, transcurre en absoluta normalidad, salvo por el hecho que no tengan conocimiento del mundo exterior, vivan pobremente, y se les mantenga advertidos de un mito según el cual quien intente adentrarse en el bosque que rodea el instituto, muere víctima de un monstruo que devorará sus órganos y sólo dejará su piel. Hasta que llega el día en que todos los alumnos de cuarto grado son reunidos por la diretora de su instituto, y se les informe su verdad: ellos son niños especiales, no son como el resto de los humanos, han nacido con una misión en la vida, que es donar sucesivamente sus órganos a los humanos que los necesiten. Son, eb defintiva, ángeles en la tierra. A partir de esta revelación, la vida de los pequeños jamás vuelve a ser la misma, y los marca incluso cuando 20 años después, la vida a la que aún consiguen aferrarse los siga reuniendo.
Intenté ser lo más clara posible con la reseña de la historia, sin revelar nada esencial. Juro que vi estos 2 primeros capítulos con un constante nudo en la garganta, que un par de veces me hizo lagrimear incluso. Es que el comienzo de la historia ha transcurrido estos 20 años atrás, cuando los protagonistas son aún niños alegres e inocentes. Y de verdad, verlos sufrir al descubrir lo que jamás imaginaron, fue tristísimo. Quiero aclarar que no es para nada un drama efectista, es decir, no busca la lágrima fácil, de hecho no la busca, pero la forma en que está narrada la historia, y en que están filmadas las bellísimas escenas, no transmiten sino tristeza, soledad, y en medio de todo eso, bondad e inocencia. El guión ha sido impecable en dar voz a estos pequeños, no dándoles una madurez impropia de su edad, ni una alegría infundada, supongo que ello se debe a un buen trabajo de adaptación de la novela original. Y bueno, líneas argumentales como aquella en que los niños son incentivados continuamente a desarrollar su talento artístico, pues es la forma de probar que poseen alma, resulta simplemente desgarrador.
No tengo queja alguna para el comienzo del drama. Las actuaciones de los pequeños han sido impecables, y destaco especialmente a Rio Suzuki que interpreta a la protagonista, la misma niña actriz de ese drama maravilloso del 2014, Ashita mama ga inai. Me ha conmovido especialmente también la actuación de la maestra nueva de los niños, Ruko Horie (Ayumi Ito) quien llega con toda la vitalidad y energía para enseñar, y poco a poco va descubriendo los terribles secretos del instituto, sintiéndose obligada a enseñar a los niños que el mundo es inmenso y que pueden lograr lo que se propongan. Vuelvo a reiterar, la fotografía del drama es bellísima, lo cual refuerza aún más los sentimientos que este drama despierta en uno.

Bueno, ya me extendía demasiado. Les dejo ultra recomendado este drama, como les dije, es difícil encontrarlo subtitulado al español (yo sólo lo ubiqué en un fansub en que me cree una cuenta), pero si lo esperan o se topan con él por ahí, no lo pasen por alto. Porque historias maravillosas como ésta no son comunes de ver en formato de drama, y porque reflexionar sobre la condición humana es un ejercicio que ya extrañaba que me fuera provocado por un drama.  






Fuentes: doramaworld.blogspot.com/asianwiki.com.

    

10 comentarios:

  1. tambien vi la pelicula y la encontre ... ni fu ni fa ... eso si el tema me dejo inquieta
    Me intriga como serà traducido el libro en imagenes desde el punto de vista tan especial del ojo japones
    Excelente reseña ! como siempre !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ceci! creo que con la pelicula me pasó algo parecido a lo tuyo, lo que me atrajo más fue el tema, porque como dije en la entrada, los personajes se me hicieron muy apáticos.
      Sabes que por tu inquietud, creo que ha sido el fuerte de los cap+itulos que he visto: ese ojo especial japonés, cuando se trata de intriga, suspenso y misterio, creo no hay quien lo supere. Así que mis expectativas están por los cielos con este drama.
      Gracias por comentar, besos!!

      Eliminar
    2. ¿ donde la estas viendo ? no la encuentro y me entusiasma seguirla

      Eliminar
    3. Estoy descargando los capitulos en el fansub crazyasianlove.tumblr.com. Están en muy buena calidad y muy buena traducción! el único pasito extra es que tuve que hacerme cuenta, pero ningun problema para ello. Me cuentas si lo sigues! ;)

      Eliminar
  2. Aún no veo un drama japónes =( Pero me han dado buenísimas referencias de las películas/series que están saliendo en Asia, aún me mantengo viendo un poquitin de anime jaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te recomiendo muchisimo este drama japo! aunque en general son más populares por este lado del mundo los coreanos, yo tengo debilidad por los japoneses, pues ofrecen variedad de tramas muy interesantes. Y sí, este último par de años ha habido tremendos trabajos de Asia: Ghostwriter, Biblia kashodou, Hirugao de Japón; Kill me heal me, It's ok, it' love, de Corea. Yo de animé si que no sé nada ajaja
      Gracias por visitar! :)

      Eliminar
  3. Nada más saber que ellos serían los protas definitivamente tenía que verlo, no he visto la peli ni he leído el libro así que no puedo comparar, quizás cuando termine el dorama lo haga, a mi me produce los mismo sentimientos es imposible para mi no derramar una que otra lágrima, porque es muy injusta una vida así.

    Echo de menos las actuaciones de los niños, en los pocos capitulos que salieron me encariñe con ellos <3

    Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa igual que a ti Mayy, acabo de ver el capítulo 4, y me conmueve cada vez más lo injusta que es la vida para ellos. Hasta el momento, siento que las dos actrices protagonistas se han lucido, Miura Haruma no ha tenido oportunidad de lucirse aún.
      Y sii, los pequeñitos se lucieron con su actuación, también los extrañé!
      Cariños, y gracias por comentar!! :)

      Eliminar
  4. wow! hacia mucho que no sabía nada de Miura Haruma... me paso lo mismo con la peli, le tengo más fé a los japoneses :) googleando el drama! gracias por el post

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cobs!! yo ya extrañaba a Miura Haruma, después de verlo en The hours of my life se me hizo una eternidad el tiempo que estuvo fuera de pantalla. O sea, hizo Attack of titan, pero no es lo mismo que verlo en un drama. Ojalá te animes con este drama, es escelente! yo estoy esperando ansiosa los subtitulos de los 2 capitulos finales.
      Cariños, y gracias por comentar! :)

      Eliminar