Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2017

Ani ni Ai Saresugite Komattemasu: un mini dorama alegre y juvenil.

Imagen
Hola! Hoy, para terminar esta semana, vengo con una entrada que será muy breve, tal y como lo fue el espacio de tiempo que me tomó terminar el drama del que les hablaré hoy. Bueno, en realidad se trata de un minidrama japonés, de 5 capítulos de 22 minutos cada uno aproximadamente, así que tal vez el mérito de haberlo terminado en una noche no sea mucho como me pareció en principio, jaja. Pero como les he venido contando en forma majadera, el tiempo de que dispongo es tan poco que me siento realizada al terminar un drama.  Así es que bueno, ayer tuve algo de tiempo libre y quería ver algo liviano, ágil, que no me hiciera pensar en absoluto sino sólo disfrutar. Y cuando leí la descripción de este drama escolar, en tono comedia-romance, supe que era lo que necesitaba.
El dorama se llama “Ani ni Ai Saresugite Komattemasu”, traducida al español como "My brother loves me too much", fue emitido este año (entre abril y mayo, creo), y está basado en el manga del mismo nombre que comen…

Million yen women: misterios y secretos de una casa.

Imagen
Hola! Hace algún tiempo que no traía una recomendación de Netflix, así que en esta ocasión justamente reseñaré lo último que vi en el portal y que, afortunadamente, es un dorama japonés, así que cuando se comenzó a anunciar su emisión mis expectativas se elevaron de inmediato. Se trata de Million yen women, dorama que, ya en su tráiler, nos engancha con el aparente misterior que rodea a 5 misteriosas mujeres que acompañan al protagonista. Mi experiencia en Netflix viendo contenido japonés ha sido escasa y algo disímil: Atelier fue un dorama perfecto y hermoso; Good morning call fue adorable pero mediocre. Cuál suerte fue la que corrió Million yen women? Ahora les comento.

Boku unmei no hito desu: un amor destinado.

Imagen
Hola hola! Luego de unas cuantas semanas desaparecida, al fin puedo regresar al blog, segura ya de tener material considerable sobre el que escribir. Como a muchos debe ocurrirles, el flagelo de la vida adulta me consume de tal forma, que me deja casi sin tiempo de ocio. Aún recuerdo con añoranza esos días en que podía darme maratones de dramas en un par de días, tristemente esa época quedó sólo en mis recuerdos, y no porque haya dejado de disfrutar de los múltiples mundos que nos proporciona la ficción, sino porque hoy disponer de tiempo libre para ver dramas o series es casi un lujo, así que cuando logro terminar algo, siento  orgullo y alegría por mí misma jaja.