lunes, 19 de diciembre de 2016

Antireseña de un drama: Oh Hae Young again

Hola hola a todos!  Me han extrañado? Espero que sí, porque eso significa que, pese al más de mes y medio que llevo sin publicar, hay gente que sigue interesada en los desvaríos a los que doy desahogo por aquí jeje. Ojalá que estén pasando un muy buen fin de año, increíble que ya se nos va el 2016!. El mío ha sido bastante agitado, y fin de año intenso sobretodo, así que estos días prenavideños trataré de ponerme un poquito al día con el blog, porque no saben lo mucho… muchisimo que tengo pendiente de estos meses de comentar y recomendar!. Ha sido un año muy productivo en libros y dramas, así que siendo buenas historias o que valgan la pena al menos, me siento con el deber de compartirlas y difundirlas.

viernes, 28 de octubre de 2016

Age of youth: o la juventud como la belle epoque de la vida


Una ligera revisión a las reseñas que he publicado últimamente en el blog me hace tomar consciencia de inmediato que en ocasiones son demasiado parcial hacia los dramas japoneses, y más estricta con los koreanos. No es algo consciente, sino resultado de ciertas preferencias personales que son satisfechas de mejor forma por la forma en que se realizan y desarrollan las historias niponas. El caso es que, para ser justa, reconozco aquí y ahora que hace un tiempo terminé de ver la gran sorpresa que he tenido este año, y que pasa de inmediato al top 3 anual: Age of youth, un drama que todo hacía presagiar que pasaría absolutamente desapercibido –canal de cable (JTBC), elenco relativamente joven y poco conocido, protagonistas femeninas (sin el factor macho alfa dominante), extensión menor a la habitual (sólo 12 capítulos, 12!!!)- pero que terminó siendo, para mi gusto, uno de los mejores del año. Un drama sencillo, sin pretensiones, real, con un sentimiento de calidez humana perceptible desde el capítulo uno, donde la amistad, el amor propio y las decisiones de la vida son las emociones dominantes en nuestras 5 protagonistas, por sobre incluso que el amor romántico; pero donde también  son dominadas por pasiones como la envidia, orgullo, la falta de sinceridad y la tozudez. Es lo propio de la juventud, la bélle epoque de la vida. Se justifican tantas alabanzas? A continuación lo explico.

martes, 25 de octubre de 2016

Recomendando libros: Hacia rutas salvajes, de Jon Krakauer.



Hola hola, ha pasado ya un tiempo desde la última vez que publiqué una reseña literaria, y no ha sido por falta de lecturas precisamente, es más, no puedo evitar presumir  y contarles que este año he leído ya 20 libros, todos los que recordaré en distintos grados de entusiasmo, pero que me han permitido recuperar la capacidad de abstraerme en mundos nuevos y distantes del mundanal ruido (frase robada de la novela de Thomas Hardy) de la cotidianidad, capacidad que sentía casi perdida pero que siento he recuperado. 

martes, 11 de octubre de 2016

Suki na hito ga iru Koto: Un cálido (y muy recomendable) dorama de verano.

Luego de haberlo pospuesto unos cuantos días por razones totalmente irrelevantes, hoy al fin traigo la reseña del último dorama japonés que logré ver en emisión, Sukina Hito ga Iru Koto, nombre que jamás pude aprender ni menos recordar, y que por supuesto debí copias y pegar aquí, y que me hace recordar esa manía –para mal de nosotros, público occidental, pero totalmente comprensible para ellos- que tienen los japoneses por poner nombres eternos a sus mangas, doramas y producciones en general. La traducción al español serían algo así como Una chica y tres encantos así que mejor quedemos con el nombre original jaja.

En fin, hace algunas semanas estoy en una verdadera crisis de dramas, he perdido totalmente el interés por ver nuevos lanzamientos e incluso tengo a medio terminar dramas que me tenían muy entusiasmada (Age of youth y Cinderella). Siento que, tal vez por la época del año, me siento un tanto saturada de ver tantas historias repetidas o semejantes, personajes que parecen calcados, y no mucha novedad, culpa que en gran parte atribuyo a los dramas coreanos, no así con los japoneses, que este año he visto algunos doramas para quitarse el sombrero (Juhan Shuttai, Watashi wo hanasanaide, Kaitou Yamaneko). Y bueno, como el sabio dicho un clavo saca a otro clavo, mi reacción a esta crisis ha sido precisamente aplicar tan sabio dicho: una serie de época saca otro drama: Downtown Abbey y Outlander son las responsables de mis alegrías estas últimas semanas, y es más, debo reconocer que con la segunda estoy en una fase de amor y fanatismo total y absoluto. Pero eso es tema de otra entrada, hoy traigo como les decía la reseña de este dorama japonés que vi en emisión, livianito y sencillo, pero cuyo encanto me hizo añorar el verano y la playa y el calorcito de esa época como nunca. Razones? Ahora les cuento.


martes, 4 de octubre de 2016

W: Original y adrenalínico drama sobre la alternancia entre dos mundos.

Luego de un par de semanas de haber terminado por fin de ver W, ese drama que a mediados de año nos sorprendió a todos con su potencia y originalidad, hoy vengo por fin a reseñarlo. En su momento comenté también aquí en el blog las razones por las que todo el mundo debía ver W, que para ese entonces me tenía loca perdida enamorada, estado que me duró digamos… hasta el capitulo 9 o 10 aproximadamente. Con ello no quiero decir que haya perdido interés en el drama, sino que a partir de este punto, al menos para mi, el desarrollo de la historia se complejizó en exceso, casi un ejercicio de tolerancia y deducciones lógicas para los espectadores, que no siempre están dispuestos a tal esfuerzo por un drama de tv. Pese a este cambio que se produjo en mi corazón relativo al drama, lo cierto es que vale la pena ver esos 16 capítulos, porque W con seguridad se convirtió en uno de los dramas más comentados del año, y al menos en el apartado originalidad saco buenos puntos.

Y por otra parte, me sirvió para acabar con cierto prejuicio que tenía con el protagonista, Lee Jong Suk, a quien hasta ver este drama consideraba sobrevalorado, un actor más bien halagado por su look bien parecido que por su trabajo. Pero viéndolo como Kang Chul, con la intensidad dramática que tuvo en incontables escenas, me quedó clarísimo que el chico tiene talento, más que cualquier actor de su generación tal vez. En fin, me estoy adelantando mucho y la idea es desarrollar más abajo, así que vamos con la reseña!.

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Watashi wo hanasanaide: un oscuro drama sobre el significado de la vida.

Hace ya algunos días que tenía la intención de publicar esta entrada, pero no es sino hasta hoy que puedo concretarlo. Watashi wo hanasanai de fue un drama japonés emitido a principios de año, enero o febrero (no recuerdo bien), pero que no pude terminar de verlo sino hasta esta semana. Las razones? El proyecto estuvo paralizado varias semanas en la página desde la que descargaba los capítulos, así que, no queriendo arriesgarme a ver algo en inglés de lo que no iba a comprender totalmente, preferí esperar a que estuvieran los capítulos doblados. Y bueno, en su momento escribí mis primeras impresiones de este drama, y allí les contaba las razones por las que había tanta expectativa al comenzar su emisión: primero porque se trataba de la adaptación de la obra del novelista Kazuo Ishiguro, Never let me go, adaptada ya al cine hace algunos años; y segundo porque el drama reunía a dos de los protagonistas más cotizados de la industria en Japón, Ayase Haruka y Miura Haruma. Y bueno, hay que reconocer también que el género mismo del drama y su argumento ya era de por sí atractivo porque, cuántas veces tenemos oportunidad de ver una historia que no es puramente comedia, ni romance, ni melodrama, ni tan siquiera fantasía sino más bien ficción distópica? Muy pocas la verdad. Y aquí quiero destacar algo: me parece muy positivo que, al menos en Japón, se estén arriesgando en adaptar al formato drama obras literarias, y ya no sólo mangas como ha sido la tónica los últimos años. Nada más el 2015 se adaptó el libro, también de ciencia ficción, Flowers for Algernon bajo el nombre del drama Algernon ni hanabata, y este año tenemos el drama que hoy reseñaré.

domingo, 4 de septiembre de 2016

Recomendando libros: Eleanor y Park, de Rainbow Rowell




Hola nuevamente queridos lectores, y gracias a quienes se dan el tiempito de pasar por aquí.  Espero que sepan que pese a mi falta de constancia en publicar, este rinconcito sigue siendo una parte muy importante de lo que me gusta compartir con el mundo (virtual se entiende), y saber que hay personas interesadas en lo que escribo, y más importante aún, interesadas en aquello sobre lo que escribo, pues es el aliento que me basta para seguir escribiendo aunque sea ocasionalmente.  Y bueno, estoy de vacaciones desde el pasado viernes, así que aprovecharé al máximo los días que tengo para hacer todo lo que quiero y no puedo por culpa de la rutina, y eso en orden de relevancia para efectos del blog se traduce en: leer, ver dramas, ver películas, visitar bibliotecas o librerías.

Y bueno, sobre la lectura me siento bastante satisfecha de mis resultados este año pese a la falta de tiempo que siempre uso como excusa, pues a la fecha llevo leídos 16 libros de mi meta a fin de año que son 24. He tenido la fortuna de toparme con muy buenos libros: alguno obra maestra elevado de inmediato a mi altar personal de la literatura (Ensayo sobre la ceguera), otros que me reprocho cada día por qué no los leí antes (Los reyes malditos, terminé el libro II de los VII que completan la saga), y otros clásicos indispensables que me alivia haber leído al fin (Crónicas Marcianas, El extranjero). Pero hay una categoría especial entre esos libros que he leído, que son las sorpresas inesperadas: aquellos a cuyas páginas me asomé por mera curiosidad, sin expectativa de ningún tipo, y que me atraparon al instante, dejándome con las emociones a mil y obligada a leer capítulo tras capítulo, casi sin pausa. Y en este apartado, Eleanor y Park de Rainbow Rowell se lleva el premio mayor.

martes, 16 de agosto de 2016

Primeras impresiones: Cinderella y los 4 caballeros.


Bien, creo que al fin estoy retomando mis hábitos dramadictos! No es el gran avance, pero estar viendo 3 dramas en emisión es un logro  que hace no recuerdo cuanto tiempo no alcanzaba jeje. De momento, estoy viendo el kdrama W (lo amo, amo la historia, los personajes, el guión, los recursos técnicos, todo! <3) que ya va por su capítulo 8, es decir, a la mitad exacta del drama; también estoy viendo en emisión Sukia hito ga Iru koto, jdrama japonés bien meloso y veraniego, que va por el capítulo 6 y que me tiene atrapada de una forma ridículamente irracional! (lo estoy viendo en emisión gracias a las magníficas traducciones del foro crazyasiainlove, de verdad que se lucen con el trabajo que hacen). Finalmente, este fin de semana, no muy convencida me dispuse a ver los 2 capítulos de Cinderella y los 4 caballeros, drama que no esperaba particularmente porque 1) no sigo el trabajo de ninguno de los protagonistas (Park So Dam, Ahn Jae Hyun, Jung Il Woo, Lee Jung Shin), y 2) porque en serio otra vez una historia de Cenicienta, en el 2016?. Pero la curiosidad pudo más, y a qué negarlo, me encantan las historias con una prota y 2 o más chicos tras sus huesitos, como diría mi amiga Linda, “un harem inverso”, y eso es precisamente lo que me atrajo del drama. Inesperadamente, ambos capítulos se me fueron como agua entre los dedos de rápido, y ya, estoy arriba!. Vamos por la reseña para que sepan a que se enfrentan.

domingo, 31 de julio de 2016

Razones para ver W, el kdrama del momento.

Hola, muy buen domingo a todos! Espero que estén descansando y disfrutándolo como se debe. Hace días que tenía intención de escribir esta entrada, pero mi flojera fue mayor, y como no se me ha quitado del todo, pasaba por aquí fugazmente sólo porque siento la imperiosa necesidad de comentar que estoy todo lo que es atrapada y maravillada por ese tremendo drama que es W, el kdrama del momento. Seré breve y concisa, sólo deben saber que si no lo están viendo right now están perdiéndose de algo grande, así que tomen estas escuetas razones que mencionaré a continuación como meramente indicativas de la genialidad que les espera en cuanto lo comiencen.

domingo, 24 de julio de 2016

Juhan Shuttai: Hermoso dorama sobre la creación artística tras el mundo manga.



Hola! Espero que todos quienes pasen por aquí se encuentren súper bien. Llevo semanas (o meses, ya no recuerdo) queriendo escribir esta reseña, pero ya se habrán dado cuenta que por razones de tiempo no he podido hacerlo hasta ahora. No tengo excusas para tanta irregularidad en el blog así que iré directo al grano. En lo que va de año llevo vistos 10 dramas, 5 japoneses y 5 coreanos, y de esos 10 tengo mi top 3 hasta el momento (que de todas formas puede variar si W sigue la buena senda de sus 2 primeros capítulos): Signal (amor infinito a este drama), Juhan Shuttai y Kaitou Yamaneko. Así es, 2 de mi top 3 son japoneses, y de ellos el segundo, Juhan Shuttai fue una completa sorpresa para mí, pues en el caso de Kaitou Yamaneko, sabiendo que era el drama de regreso de Kamenashi Kazuya, tenía ciertas expectativas, y pues como fue una comedia policial-misterio se me hizo muy amena desde que leí su premisa.

Con Juhan Shuttai fue diferente: en principio el drama no me llamó nada, pues su poster publicitario fue bastante pobre así que cuando lo veía en las páginas de visionado de dramas no me llamaba en absoluto la atención. A ello se suma que en principio sólo estaba con subs inglés, pues no habiendo en su reparto ninguna estrella japonesa, baja mucho las chances de encontrarlo con subs español. Pero bueno, por alguna razón me atreví a mirar los primeros minutos y quedé enganchada de inmediato, luego intrigada, posteriormente interesada, continué entretenida y acabé maravillada. Es que juro que este drama es una auténtica joya oculta, un drama que no descansa en personajes sino en su historia, la historia es la protagonista absoluta, de una forma que me resulta difícil describir y sólo comparable a otra gran joya como es Biblia Kashodou no jiken techou. A ver, jamás pensé que diría esto de un drama que se centra en algo tan banal como el mundo de las editoriales de manga, pero la forma en que este drama fue escrito y dirigido fue lo suficientemente cuidadosa que no pude sino sentir el cariño que hubo en su creación, y la magia que querían transmitirnos a los espectadores. Conmigo lo lograron, y ahora les contaré por qué.


domingo, 10 de julio de 2016

Primeras Impresiones: Good Morning Call, enredos y amores bajo el mismo techo.

Hola hola!! Espero que aún queden lectores por aquí, aunque no me sorprendería si han abandonado este rincón, porque más de un mes y medio sin publicar es mucho para un blog que pretende sobrevivir. Pero como podrán imaginar, por más que armar este rincón me relaja y entretiene mucho, lo cierto es que también consume mucho tiempo, del que he estado escasa los últimos meses. El ritmo de trabajo está siendo tan agotador, que las fuerzas me dan para llegar a mi casa y dormir, así que poco he visto de dramas, mucho he leído, pero la inspiración para volver a escribir no llegaba. Pero este fin de semana decidí que será mi comeback al bloggeo, así que haciendo memoria tengo mucho material pendiente con el que espero ponerme al día las siguientes semanas: La reseña de los dramas que he terminado (Oh my venus, Please love the useless me, Oh Hae Young again, Juhan Shuttai (<3); reseñas de libros que he leído estos meses (El patriota, El extranjero, Crónicas Marcianas, El bebé de Rosemary), y en fin, me he propuesto cumplir esta vez, así que espero me acompañen!.

Y bueno, hoy vengo a contarles de un descubrimiento que hice este fin de semana y que me tiene de lo más contenta, porque involucra a la dupla más genial que se ha armado en dramalandia: Netflix y Japón. Así es, porque luego de ver y amar Atelier (<3 <3 <3), la primera colaboración que hubo entre Netflix y Fuji TV, las andanzas continuaron y este mes fue subido al catálogo Good morning call, dorama que marca la tercera colaboración entre ambos (la segunda es Hibana, que tengo muy pendiente de ver) y que me tuvo todo este fin de semana con una sonrisa de oreja a oreja, y obligándome a parar cuando iba en el capítulo 7 porque no quiero que este gustito se acabe tan pronto, pese a que son 17 capítulos, quiero seguir disfrutando este drama, que me pilló de sorpresa y se está colando en mi corazoncito.

lunes, 30 de mayo de 2016

Entrada literaria: De la A a la Z, Un cuestionario muy booklover.

Luego de algún tiempo (muchísimo tiempo a decir verdad) sin publicar reseñas o entradas literarias, hoy traigo una que me pareció muy divertida. La verdad he podido leer bastante este año, lo cual me tiene muy contenta, sobretodo porque mis lecturas han sido bien eclécticas, así que no dejo de sorprenderme con cada forma narrativa. El caso es que la falta de tiempo (nuevamente) me ha impedido escribir algunas reseñas que tengo mega agendadas de lecturas como: El extranjero, de Albert Camus, El Patriota, de Pearl S. Buck, y Crónicas Marcianas, de Ray Bradbury. Espero pronto ponerme al día con eso, por si a alguien le interesa regresar por ellas.

El caso es que, como buena lectora apasionada, no sólo me gusta leer libros, sino también pedirlos prestados (bibliotecas, de preferencia), comprarlos (de preferencia usados, originales y por internet), admirarlos (en Librerías y sus ediciones de lujo), ordenarlos (mi librero es lo más ordenado que poseo), leer reseñas (en blogs de confianza), escuchar reseñas (me he vuelto fan de unos cuantos booktubers, juro que amo el trabajo de ellos!), y contestar quiz sobre libros. Justamente, visitando una de estas páginas encontré un cuestionario genial, tu mundo lector de la A a la Z. Me entretuve muchísimo, en el transcurso de varios días, haciendo memoria con cada pregunta y respondiendo. Y bueno, les dejo por aquí mis respuestas, y siéntanse libres de tomar el cuestionario :D


jueves, 26 de mayo de 2016

Primeras impresiones: Beautiful Gong Shim, o la historia de vida de un patito feo.

No sé si les pasa a ustedes, pero siento que el tiempo se me escapa entre los dedos a una velocidad asombrosa!. Siento que sólo fue un par de días desde que comenzamos el mes de mayo, pero no, ya estamos en los últimos días… y eso significa que debo apurarme en publicar tanta cosa que tengo agendada. Y bueno, ya que lo tengo fresquito en la memoria porque apenas hace un par de días vi los 3 primeros episodios, les traigo mis primeras impresiones del drama koreano  Beautiful Gong Shim, también conocido previamente como The beauty of the beast. Este drama ya lleva al aire sus 4 primeros episodios, y se emite los sábados y domingos, pero con lo visto ya sé que lo quiero continuar.

Beautiful Gong Shim es una comedia romántica, que ha pasado más bien desapercibida, y que llamó mi atención por algo que seguramente muchos como yo agradecen: el primer rol protagónico de Nam Gong Min, ese hombre hermoso que los últimos años nos tiene acostumbradas a sus roles de psicópata o villano que te hiela al sangre de las miradas que tiene. Y si, es un actor que me gusta, pese a que lo último que vi de él fue el drama The girl who can see smells, un buen drama que destacó sobretodo por el magnífico papel de psicópata que hizo este actor. Y precisamente Beautiful Gong Shim lo reúne con el mismo equipo tras The girl who can see smells, acompañado de coprotagonistas que, si bien no son actores masivamente conocidos, cumplen sólidamente su oficio: Ohn Joo Hwan como segundo protagonista, Minah (del grupo idol Girl´s day) en su primer drama como protagonista, y Seo Hyo Rim, quien ha sido la eterna antagonista en los dramas (aún la odio por su papel en Scent of a woman), y que aquí llega nuevamente como segunda protagonista, pero esta vez no es una villana jeje. Bien, los invito a seguir leyendo para que sepan por qué me tiene entusiasmada este drama.

jueves, 19 de mayo de 2016

Kazoku no Katashi: Un drama sobre la opción por la soledad.

Hola a todos! Cómo están? No saben cuánto he deseado que el día tenga unas cuantas horas más estas últimas semanas, que han sido de locos en mi trabajo, tanto que mi día alcanza sólo para trabajar y dormir, así que llevo toda la semana sin ser capaz de ver un solo capítulo de dramas.  Así que eso me ha mantenido alejada del blog, pese a mis intenciones (y proyectos en carpeta) de publicar muchas cosas que son dignas de compartirse.

En fin,  justo ahora estoy en el trabajo, y no es que me sobre el tiempo, pero en un pequeño acto de rebeldía individual aunque no advertido, voy a dedicar una horita de mi jornada laboral para escribir esta reseña, porque es justo y necesario!. Lo pensé y me dije a mi misma: “Gaeli, si a tu trabajo no le importa quitarte casi 12 horas diarias de tu vida, por qué te debe importar a ti quitarle una miserable horita a tu trabajo y dedicarla a lo que te gusta?. Y aquí estoy, dispuesta a recomendarles un drama japonés que vi hace casi 1 mes cuando sabía que quería ver algo, pero no sabía qué, pero estaba la certeza que debía ser algo japonés. Así llegué a Kazoku no Katashi, y me dejó tan buen recuerdo y sensación, que estoy segura a muchos les puede interesar. Así que vamos con la reseña!.


jueves, 12 de mayo de 2016

Signal: maravilloso drama sobre lo humano, la justicia y esperanza.

Buen comienzo de semana a todos!. Les comenté hace algún tiempo (a principios de año para ser más exacta) que había comenzado a ver 3 dramas en emisión que me tenían bastante esperanzada: Cheese in the trap, One more happy ending, (las reseñas de ambos ya están en el blog) y Signal. Este último, sin embargo, no fui capaz de continuarlo a la par de su emisión, aunque sólo por cuestiones de tiempo, pero debido a las unánimes alabanzas que recibió, aproveché mis vacaciones para saldar esa deuda pendiente y terminé de verlo. Y me marcó, me impactó, asombró, emocionó, y produjo todos los sentimientos que ya no un simple relato de ficción puede producir, sino que todas aquellas emociones que son producto natural de nuestra naturaleza humana, y de nuestra empatía hacia los otros.
Esperaba que alguna vez un drama koreano me hiciera admirarlo de esta forma? Ciertamente no. Siempre he criticado la poca diversidad existente en la industria dramática coreana, a diferencia de la japonesa, por ejemplo, en que se atreven con más variedad de temas y formas. Con Signal, muy por el contrario, ocurrió que se conjugaron los mejores elementos que pueden hacer grande a un drama: un guión tremendamente sólido, consistente, ágil y profundo, actuaciones soberbias (pienso, sobretodo, en la de Choi Jin Woong, interpretando al detective Lee Jae Han), personajes e historias tan humanas y reales como no había visto en otro drama coreano, y una dirección espectacular. Como resultado de la conjugación de todos estos elementos, nos dieron un trabajo de joyería, que me atrevo a decir resulta una obra maestra, y definitivamente estableció un parámetro de calidad difícil de alcanzar.

Por qué tantas alabanzas, se preguntarán? Continúen con la reseña y lo explico más detalladamente. Advierto, eso sí, que no será una reseña como las habituales, tal vez daré menos datos duros, y será más una especie de divagación sobre mis pensamientos y reflexiones motivados por el drama. Qué profundo sonó eso (ok, no). En fin, espero les guste y motive a ver el drama!


domingo, 1 de mayo de 2016

Marriage Contract: un drama sobre el amor abnegado.


Hola a todos! Después de un mes entero alejada de las pistas, vuelvo con nueva entrada a este rinconcito, espero que los alegre tanto como a mi :D La verdad el alejamiento por este tiempito fue en parte voluntario y en parte involuntario: lo primero porque estuve de vacaciones, así que también quise darme un respiro del “trabajo” que significa mantener el blog, porque aunque sea un pasatiempo, me gusta escribir entradas que sean de calidad y no simple relleno, lo que implica dedicar buenas horas a escribir, editar, etc. La seaman pasada regresé al trabajo, y esa misma semana me llevé el susto más grande que he experimentado en mi vida bloggera: entro a mi mail y veo una notificación que informa que mi blog ha sido eliminado por infracción de las políticas de seguridad. No lo podía creer, y con mi natural pesimismo, pensé que había perdido todo, lo que me daba una pena infinita porque aunque humilde y sin saberlo manejar mucho, le tengo un gran cariño a mi blog. En fin, el caso es que en medio del no saber qué hacer, mis bellas amigas Su y Linda me ayudaron con sus consejos sobre qué hacer, apelé a esta decisión de eliminar el blog, y al día siguiente, para mi absoluto regocijo, fue restablecido, mediante un mail en que se me informaba se había tratado de un error y pedían las disculpas del caso. Créanme, el alivio fue grande. Así que conciudadanos virtuales de blogger, un consejo: siempre tengan respaldado TODO lo que publican en sus blogs, y si les llegara a ocurrir lo mismo que a mi, apelen SIEMPRE.

Luego de esta actualización informativa, les cuento que mi racha doramaniaca parece estar volviendo: en vacaciones vi y terminé unos 4 dramas (entre japoneses y coreanos) así que los próximos días estaré publicando constantemente, para que no dejen de visitarme!. Del que traigo la reseña de hoy es el último que terminé de ver, Marriage Contract, drama del que tenía cero expectativas en un inicio, pero que me conquistó inesperadamente, con una historia que aunque trillada, fue escrita y dirigida con una belleza y sutileza a veces sobrecogedora. Quieren saber más de él? Vamos a la reseña!.

jueves, 31 de marzo de 2016

Yamaneko, the phantom thief: O el ladrón justiciero con espíritu samurai.


Acabo de terminar de ver el segundo drama japonés de la temporada, y siento la necesidad imperiosa de comentarles aquí y ultra recomendarles esta genial historia. Se trata de “Kaitou Yamaneko”, también conocido como “The misterious thief Yamaneko”, un drama que se emitió en Japón entre enero y marzo de este año, al que llegué por mera casualidad y curiosidad. Y es que no tenía noticia alguna del drama, me llamó la atención simplemente el diseño de portada del drama tan particular,  y al darme cuenta que lo protagonizaba Kamenashi Kazuya (quien me encanta desde que lo ví en Tokyo Bandwagon y en Second Love), comencé a verlo y ya no pude parar. O sea, paré unos cuantos días que estuve fuera de Santiago, pero de haber podido lo habría visto en modo maratón jeje. Sabrán algunos o se imaginarán otros que el género de misterio y policial no son mi fuerte, de hecho diría que el 80% de los dramas que veo y reseño son más bien rom-com o melodramas, pero siempre hay excepciones a la regla, y la mía son los dramas de misterio japoneses, que en eso y en la comedia suelo disfrutarlos muchísimo más que los dramas coreanos. Y Yamaneko es un drama que mezcla genialmente 3 géneros en uno: misterio, policial y comedia, y consigue mezclarlos de forma notable!.

Bien, desde ya les digo que el drama me dejó más que conforme, pues superó las expectativas que tenía de él al comenzarlo al integrar muy acertadamente a la dinámica de misterio e historia policial un planteamiento sobre el significado de la justicia, que es el núcleo central del drama en sus 10 capítulos. Mejor no les adelanto más y vamos a la reseña. 


martes, 29 de marzo de 2016

One more happy ending: Un drama sobre cómo ser una damisela en apuros.

Hola a todos, cómo están? Yo totalmente inmersa en mis vacaciones tan esperadas, así que aprovecho el descanso para retomar la actividad bloguera que he tenido algo abandonada, con la reseña del último drama que terminé de ver en emisión. Sé que terminó hace algunas semanas ya, pero yo recién logré ponerme al día hace una semana, y la reseña viene recién hoy así que, un poco retrasada, lo sé jaja. Bien, One More Happy Ending es el drama del que les hablaré hoy, una rom-com que no fue todo lo que esperaba en un inicio, pero que pese a ello logró mantener vivo mi interés hasta el final, ya fuera debido a la actuación de ciertos actores, a alguna historia paralela, o algunos personajes que se me hicieron especialmente queribles.

La verdad es que este drama se puso en mi radar cuando supe que lo protagonizaría Jang Nara, quien como creo ya haberlo comentado antes, pese a no ser una gran actriz, logra siempre de alguna u otra forma elegir dramas y personajes que resultan entrañables o con los que uno puede empatizar fácilmente. Del actor protagonista, Jung Kyung Ho, no había visto nada hasta ahora, pese a saber que está muy bien valorado como actor, gracias a la buena elección de dramas que ha hecho los últimos años, con Heartless City y Falling for Innocence como los ejemplos más claros. Por lo demás, la historia centrada en un grupo de 4 amigas en los mediados de sus 30 años, todas ex integrantes de un antiguo idol girl group, viviendo una nueva oportunidad en el amor o descubriéndolo por vez primera, me hizo anticipar y esperar grados de comicidad lo suficiente para esperar el drama con gran interés. En fin, sin más preámbulo, vamos con la reseña!.


domingo, 20 de marzo de 2016

Primeras Impresiones: Marriage Contract, un melodrama de la vieja escuela.

Hola hola, cómo están? Espero que estén teniendo un fin de semana muy descansado. El mío se siente particularmente agradable (pese a algunos contratiempos que tuve ayer) pues el martes salgo a vacaciones, yeeey!!. Pero bueno, lo que nos convoca por aquí no son los detalles de mi vida, sino los dramas, así que a eso vamos. Luego de una semana completa de haber pospuesto una y otra vez la publicación de esta entrada, al fin hoy se las dejo por aquí, mis primeras impresiones del kdrama Marriage Contract. Ok, puede que esté un poco desfasada temporalmente, pues el drama ya va por el episodio 6 (emitido hoy en Korea), pero como yo solo he visto los 4 primeros y más vale tarde que nunca, les dejo mis impresiones por si alguien aún está en sequía doramaniaca y no sabe que ver.


viernes, 11 de marzo de 2016

Splash splash love: un minidrama demasiado breve para tanta dulzura y genialidad.

Hola hola como están? Espero que haya sido una bonita semana y estén comenzando de lo mejor su fin de semana J Hoy vengo con esta entrada en modo flash, porque es sobre un minidrama (2 capítulos) que no tenía pensado ver, pero que me capturó y conquistó en lo poquito que duró. Y bueno, obviamente hay mucho menos que comentar que en los dramas regulares, así que básicamente trataré de despertar la curiosidad que hay en ustedes para que vean pero ya Splash Splash Love!.
Este minidrama producido por KBS2, fue inicialmente lanzado como webdrama de 10 capítulos (de unos 10 minutos cada uno), para en diciembre del año pasado ser emitido en formato de drama de 2 episodios por las pantallas de la televisora. La respuesta positiva fue inmediata, y se ha mantenido en el tiempo, pues hace tan sólo unos días se anunció que el drama superó los 10 millones de visitas en la plataforma web, rompiendo todos los récords para los dramas en este formato. Con protagonistas más bien quitados de bulla (la siempre genial Kim Seul Gi y un perfecto Yoon Doo Jon), este minidrama llegó como viento fresco estos días. Estuve unos días en casa sin trabajar, así que, en vez de ponerme al día con los dramas que estoy siguiendo, me dediqué a ver esta joyita y alegrarme la vida. Les dejo con la reseña, a ver si se animan!.

lunes, 7 de marzo de 2016

Cheese in the trap: reseña del que pudo ser un gran drama (y sólo fue bueno)

Luego de una semana alejada del blog, hoy traigo al fin la reseña de Cheese in the trap, el último drama en emisión que terminé de ver apenas ayer. Creo no aventurarme al decir que este drama fue la primera sensación del año, al menos de los dramas venidos de Korea, por el nivel de anticipación, expectativas, y producción que tuvo. Ese bastión ha sido tomado ahora por Descendants  of the sun, drama que está teniendo excelente acogida tanto entre los espectadores koreanos como en los seguidores internacionales. Pero volviendo a lo que nos convoca: Cheese in the trap. Mucho se esperó de este drama, mucho se habló antes, durante y después de su emisión. Antes porque, al estar basado en un famoso webtoon del mismo nombre, obra de la autora Soon Ki y que viene publicándose desde julio de 2010 a la fecha, de una tremenda popularidad, hizo que de inmediato los fanáticos de la obra exigieran y esperaran un drama a la altura del webtoon, y por supuesto en tal rango de exigencias la elección del elenco fue muy comentada y criticada (al nivel que en su momento lo fue la elección del cásting de Cantabile Tomorrow).
El anuncio que el drama sería completamente pregrabado fue una primera acertada decisión, porque alejaría los siempre presentes fantasmas de vueltas de tuerca disparatados en el guión de acuerdo a la reacción del público, o al menos eso se pensó en el momento. Cuando se anunció a Park Hae Jin como protagonista, fue celebrado con suspiros de alivio debido a lo perfectamente adecuado que parecía el actor para el personaje de Yoo Jung. El protagónico de Hong Seol se le ofreció a la idol Bae Suzy de Miss A, quien lo rechazó, para luego recaer en la joven actriz de cine Kim Go Eun, quien también lo rechazó en primera instancia por conflictos de agenda. La producción insistió, adecuando incluso los calendarios de filmación a los tiempos de la actriz, hasta que fue reclutada como la protagonista, siendo éste su primer drama para la tv. Finalmente, interpretando a los hermanos protagonistas-antagonistas Baek In Ho y Baek In Ha fueron reclutados Seo Kang Joon, joven actor de fama ascendente los últimos años, y Lee Sung Kyung, modelo devenida en actriz quien recibió buenas críticas tras su debut con un pequeño papel en It’s ok it’s love. Cásting completo, filmación completamente pregrabada, consultas a la autora del webtoon para la elaboración del guión, y publicidad a raudales (numerosos fan meetings de los actores sobretodo, entrevistas, entre otros). Qué podía salir mal? Nada, en teoría. Qué salió mal al final? Casi todo, tristemente. No quiero predisponer a quienes aún no han visto el drama, así que antes de continuar comentando la debacle en el backstage en que se convirtió el drama, vamos por la reseña del drama!.


domingo, 28 de febrero de 2016

Atelier: maravilloso drama sobre la belleza de ser mujer.

Ayer por fin luego de meses de haber comenzado su visionado, terminé Atelier, el primer drama en colaboración de Netflix y Fuji TV de Japón. Tal vez recordarán que dejé aquí en el blog mis primeras impresiones sobre el drama (esto fue hace meses, no puedo creerlo), y si terminé recién ahora no fue por pérdida de interés o entusiasmo, muy por el contrario, Atelier resultó ser un drama tan bien hecho que quise ver cada capítulo con calma, disfrutar y apreciar el detalle de todo ese trabajo que se nos mostraba. Porque lo acepto, gracias a este drama, he cobrado interés como nunca antes en el diseño y la moda de lencería… es decir, siguiendo un poco el discurso del drama, yo era totalmente pro funcionalidad antes de verlo, mientras que hoy me he encontrado apreciando la lencería también por su belleza y elegancia, la nobleza de sus materiales y diseño. Y es que resulta imposible no caer rendida ante encajes, sedas, satín, broches y diseños conjugados y diseñados tan bellamente. En fin, como es un drama un poco fuera del radar de los dramas que vemos en emisión, primero porque es japonés, y luego porque está en Netflix, no quiero dejar pasar la oportunidad de reseñarle y ver si se animan con verlo. Vamos allá!

martes, 23 de febrero de 2016

Dramalandia llega a Netflix: guía de los kdramas que puedes ver en la plataforma.

Hola a todos! Cómo van sus días de febrero? Por acá en el centro sur de Chile estamos con una ola de calor de aquellas, así que ya estamos por declarar visita non grata a este verano implacable. En fin, cómo estamos terminando febrero, y al menos por este lado del mundo muchos se encuentran de vacaciones, ya sea del trabajo, universidad, escuelas, etc, quise publicar esta entrada que les puede ser de mucha utilidad si tienen Netflix. Bien, de pasada les cuento que actualmente sigo viendo Cheese in the trap, One more happy ending, Please love the useless of me, y Watashi wo hanasanai de (aunque sufriendo la espera de los subs de éstos últimos), Signal lo tengo pendiente, me quedé muy atrás. Y como si eso no fuera poco, ya que tengo a la vista los nuevos dramas que quiero ver (Please comeback ahjussi, Goodbye Mr. Black), entro a Netflix y veo entre los agregados recientemente un buen puñado de dramas coreanos. Y oh, maravilla! No son sólo dramas nuevos, sino también algunos con unos añitos ya, lo que significa mejor calidad en la imagen y subtítulos de lujo :D

Cuándo íbamos a imaginar algo así hace un par de años? Muchos comenzamos viendo los dramas en youtube (penoso XD), en 10 partes cada capítulo, con imagen casi a 240, y subtítulos cavernícolas, por lo que poder hoy ver esos mismos dramas en un formato de lujo es un regalo de los dioses. Creo que lo comenté a propósito de la entrada que publiqué sobre Atelier hace algunas semanas (la primera producción conjunta Netflix-Japón), y es que Netflix ha sabido captar bastante bien la fuerte tendencia que hay por los dramas asiáticos, que pese a ser aún productos de consumo de un público de nicho (quienes ya veíamos dramas hace años), el hecho de estar en una plataforma tan grande como Netflix abre un abanico de público enorme, y a la larga puede significar más colaboraciones. Bien, sin más preámbulos, les dejo el listado de kdramas disponibles en Netflix, luego de una exhaustiva y rigurosa búsqueda efectuada por su servidora jaja.


sábado, 13 de febrero de 2016

Primeras impresiones: "Watashi wo hanasanai de", un comienzo maravilloso.

Recuerdan que hace SEMANAS que venía quejándome en cada entrada de las ansias que tenía por comenzar a ver el drama japonés “Watashi wo hanasanaide”?, y de mi sufrimiento por no encontrarlo online subtitulado al español? Pues bien, el día de hoy he dejado de sufrir! Al fin vi los primeros 2 capítulos (gracias a la amabilidad de una lectora que me comentó en la entrada anterior donde lo estaban subtitulando) y, maravilla, es todo lo que yo esperaba y mucho más, así que ya estoy oficialmente arriba de ese barco.

Tal vez se pregunten por qué tantas ansias por ver este drama, y les puedo responder con múltiples razones:


lunes, 8 de febrero de 2016

Primeras impresiones: Please, love the useless of me!. Rom com japonesa para partir el 2016.

Buen comienzo de semana a todos!. Hoy vengo con una entrada flash, y es que… ya estoy enviciada con un drama nuevo!. Creo que, definitivamente, ya partí este año en racha J. Luego de haber disfrutado inesperadamente 5 ji kara 9 ni made, seguía a la siga de los sub español de Never let me go (pueden creer que aún no los encuentro?): fracasé nuevamente en la búsqueda, pero a cambio me encontré con una delicia de drama japonés también en emisión: “Dame na Watashi ni Koishite Kudasai”, que en inglés ha sido traducido como “Please, love the useless of me”, comedia romántica basada en un manga del mismo nombre (benditos sean que nos dan tantas historias!), que pese a no pecar de original precisamente, he disfrutado cada uno de los minutos de los 2 capítulos que he visto al momento, por eso quiero darles mis primeras impresiones y recomendarlo encarecidamente.


miércoles, 3 de febrero de 2016

Recomendando libros: Ensayo sobre la Ceguera, de José Saramago.

Luego de algún tiempo, hoy regresamos a la literatura para la entrada de hoy, aunque no será propiamente una reseña, sino más bien una recomendación muy personal y breve, creo. Bueno, mi enero fue bastante fructífero en cuanto a las lecturas que escogí, y “Ensayo sobre la Ceguera”, de José Saramago llegó a mis manos de improviso para causarme una impresión tan grande como no me provocaba ningún libro hace tiempo. Puede sonar como un lugar común el decir que un libro te ha “impactado”, pero en esta ocasión, de verdad que eso me pasó: es un libro tan profundo, desgarrador, intenso, que no puede sino dejar huella no sólo en nuestra memoria, sino más aún en nuestra consciencia y espíritu.

Bueno, como dije que seré breve, vamos a la reseña: “Una ceguera blanca se expande de manera fulminante por un país. Internados, en cuarentena, o perdidos en la ciudad, los ciegos deben enfrentarse a lo más primitivo de la especie humana: la voluntad de sobrevivir a cualquier precio”. Eso es lo que señala la contratapa del libro, y no puedo adelantarles mucho más. 

sábado, 30 de enero de 2016

Cheese in the trap, One more happy ending y Signal: o cómo fui reconquistada por dramalandia.

Hola gente!! espero se encuentren de lo más bien. Decidí escribir esta entrada para hacerlos partícipes de la inmensa alegría que estoy teniendo estos días, en que dramalandia oficialmente me ha reconquistado. Así es, porque mientras el 2015 fue mi año de crisis, este ha partido de la mejor forma, que ni yo me lo esperaba. Hace algunas semanas les comenté los dramas que estaban por comenzar, y cuales esperaba yo, pues bien, de ese listado estoy viendo actualmente en emisión Cheese in the trap (lo amo! Con pasión y locura), y One more happy ending, y se sumó Signal. No tenía planificado ver este último, pero gracias a los comentarios de unas amigas sobre la trama, el director y el elenco  (Linda y Su, saben que son ustedes :D) me decidí a darle una oportunidad. Porque siendo sincera, he visto mucho drama azucarado últimamente, y para compensar las cuotas de dulzura que tengo con Cheese y OMHE, algo más oscuro como Signal me vino como anillo al dedo. 3 dramas en emisión vistos a la vez! Me siento de regreso a mis mejores tiempos doramaniacos jeje. Y ojo que aún tengo pendiente comenzar Madame Antoine, y Watashi wo hanasanai de, drama japonés que no he logrado encontrar con subtítulos siquiera al inglés.

En fin. Sin más preámbulos, les cuento cómo van estos dramas que me han regresado la fe en dramalandia. No son unas primeras impresiones propiamente tal, sino más bien un comentario libre sobre como van para mi gusto:

sábado, 23 de enero de 2016

5 ji kara 9 ji made: Genial dorama sobre el amor, budismo e inglés.

Buen sábado a todos! Después de un tiempo considerable, orgullosamente les traigo… una nueva reseña de drama! Con la mala racha de dramas que tuve el año pasado, ahora me siento casi extasiada cuando soy capaz de terminar uno. Con el que les reseñaré hoy no fue un gran esfuerzo, debo decir. O sea, me demoré un par de semanas en terminarlo, pero fue por falta de tiempo, que si lo hubiera tenido, probablemente me habría maratoneado el drama. Debo decir, una vez más y a riesgo de parecer disco rayado, que con cada nueva producción japonesa que veo sigo quedando más y más maravillada del buen hacer que han conseguido en materia de dramas, y todo en su propio estilo. Lo alabo y agradezco, porque esa capacidad de inventiva es siempre un viento de aire fresco en una industria tan plagada de clichés y repeticiones.
El drama en cuestión es 5 ji kara 9 ji made (“De 5 a 9”, literalmente), emitido entre octubre y diciembre de 2015 en Japón por la cadena Fuji TV, y protagonizado por la genial Ishihara Satomi (buenísima actriz), y la estrella pop Yamashita Tomohisa (ya saben, Yamapi para los amigos), adorable (o como dirían los gringos, adorkable) en su rol de monje budista. En fin, sin más dilación, vamos por la reseña!.

lunes, 18 de enero de 2016

Resumen de lecturas enero de 2016: Algo anecdótico, algo gótico, algo dramático y algo de chick lit.

Hola gente, qué tal los trata la vida a todos!. Les cuento que mis días de enero han sido bastante… calurosos. Es lo primero que se me viene a la mente, de verdad que hemos tenido un pequeño infiernillo con las altas temperaturas este verano. Y bueno, tanto concreto y cemento en Santiago no ayuda mucho que digamos. En fin, mi comentario random del clima no viene al caso en absoluto respecto del tema de la entrada de hoy, pero no sabía como comenzar la entrada jaja. Pero, ohh, wait! Sí hay alguna relación: el calor excesivo me hace huir de los aparatos electrónicos, no sé si es muy extraño, pero siento que liberan muchísimo calor, que se añade al que ya me asfixia por naturaleza, so, eso implica adiós pc y maratones de dramas o series por horas y horas. Y como no hay mal que por bien no venga, a falta de dramas, regalo del cielo son los libros!, o más bien la mayor cantidad de tiempo de que dispongo para leer.
Justamente estas semanas mi distribución del tiempo de ocio ha sido ¼ para el par de dramas que estoy viendo (Cheese in the trap y 5 ji kara 9 ji made, amor para la primera, amor infinito par la segunda!), y ¾ para lectura. Lo cual significa que partimos bien el año, así que meta lectora de este año, allá vamos!!. Bien, paso a comentarles entonces las lecturas que he terminado en lo que llevamos de 2016, por si les interesa leer algo en estos días:
“Bartleby, el escribiente”, de Herman Melville: ¿Cómo llegó a mis manos este libro? Gracias a la gentileza de un buen compañero de trabajo, que lo recibió como regalo de amigo secreto por navidad, y me lo prestó una vez que él hubo terminado. La verdad no calificaría este  libro como novela tradicional, pues por su breve extensión (unas 70 páginas) y desarrollo de los personajes e historia, más bien nos acercamos a un cuento o relato.
La historia es como sigue: Un abogado que posee una pequeña oficina legal en la Nueva York de fines del siglo XIX, contrata a un extraño escribiente, el señor Bartleby. Sin pasado, sin referencias, el nuevo empleado ocupa su puesto frente a un biombo y una ventana ciega. Centrado y metódico, trabaja sin pausa hasta que, ante las órdenes para realizar el más sencillo de los trabajos, manifiesta que “preferiría no hacerlo”. Esto lleva a que el abogado dueño de la oficina comience a interesarse por la existencia de este personaje tan peculiar, de quien desconoce pasado, relaciones y forma de vida. Bartleby se convierte, entonces, en un acertijo por resolver.
Y no hay mucho más de historia. Conforme avanzan las páginas, el desconcierto, la confusión y las dudas se van haciendo cada vez más fuertes, y todo relatado en primera persona por el abogado ilustre empleador de nuestro personaje. El relato está narrado en un tono anecdótico y a veces cómico muy ameno, la lectura se hace rápida y entretenida, y lo que más destaco es la genial caracterización de los personajes, toda en palabras del narrador personaje. No había leído nada de este autor –el mismo de Moby Dick- y me sorprendió gratamente, así que si tienen una tarde aburrida, un viaje de mediana duración en bus, o si están descansando donde se les ocurra, léanlo, porque pasarán un rato agradable.
Frase típica de nuestro protagonista.
“Mi karma y yo”, de Marian Keyes: Alguna vez les comenté que mi placer culpable literario es el género chick lit? creo que no, así que ahora lo saben :p La verdad es que yo sabía poco y nada de la existencia de ese género literario (una especie de novela romántica-existencial-superación personal sobre mujeres contemporáneas, y dirigidas a las mismas) hasta que hace unos 6 años atrás descubrí los libros en que se basó la película El diario de Bridget Jones (escritos por la británica Hlen Fielding): descubrirlos fue como abrir una caja de pandora, de ahí salió hasta lo inimaginable. Cuando leí Sushi para principiantes, descubrí que su autora, Marian Keyes, es como la reina madre del género, con una multitud de libros publicados, protagonizados siempre por mujeres reales, con conflictos y vidas tan corrientes que cualquiera puede identificarse con ellas. Destaca especialmente la saga de las hermanas Walsh, que tengo super pendiente. Así, usualmente sus protagonistas lidian con las dificultades del mundo laboral, el amor y el desamor, las adicciones, la depresión, la maternidad, la vida en general.
Y bien, de qué trata este libro? Stella Sweeney lleva una vida muy normal en Dublín con su marido y sus dos hijos adolescentes. Ella trabaja a medio tiempo como esteticista con su hermana, y el resto del tiempo es una ama de casa con una vida apacible, propia de sus cerca de 40 años. Sin embargo, un día sufre un desmayo repentino, y la diagnostican con el síndrome de gillian barré. Todo esto mientras Stella es incapaz de mover un solo musculo de su cuerpo… al tiempo que su mente no deja de trabajar. Pasarán meses en los que Stella se encontrará en ese estado, viendo como las cosas tan seguras y estables que creía tener en su vida, lentamente comienzan a desmoronarse. Pero como todo tiene un final, y también la enfermedad de Stella, al recobrarse experimentará un cambio que jamás hubiera esperado en su vida: la carrera profesional, la maternidad, la relación con su esposo, el dinero, y el descubrimiento de la pasión serán la consecuencia de este cambio. ¿Ha sido el azar, el destino o el karma? Por primera vez en la vida de Stella, la verdadera felicidad está a su alcance. Pero ¿está preparada para atraparla?.
Debo decir que este libro lo leí en pdf, donde tenía como 1000 páginas (en serio, ahora odio pdf, creo que mi miopía aumentó al doble luego de terminarlo) pero que se me fueron como agua entre los dedos! Qué libro más entretenido y dinámico. La verdad es que la autora es experta en construir personajes a los que puedes comprender fácilmente, y con quienes eres capaz de empatizar. De verdad que sentí tanta simpatía por Stella, que a cada página estaba como alentando porque las cosas mejoraran para ella, y porque fuera tras esa vida que ella creía terminada. Odié a su marido (su egoísmo y egocentrismo son de antología), me dieron ganas de golpear a sus 2 hijos, y el doctor neurólogo… ya lo sabrán. En fin, el libro es Stella y Stella es el libro: sus pensamientos, sentimientos, desvaríos, y anécdotas, todo te mantiene atrapado. Ella no es una super mujer, ni ultra millonaria, ni una genio, ni una belleza deslumbrante, ni la amiga de todo el mundo, es sólo una mujer común y corriente, y ahí está su gran atributo y por lo que me conquistó este libro. Y bueno, también porque toma todo con humor, pudiendo haberlo convertido en tragedia. La primera sorpresa que me llevé este año, léanlo y terminarán con una sonrisa de oreja a oreja.

“El lector”, por Bernard Schlink: Hace años que venia escuchando alabanzas hacia esta novela, y la verdad nunca tuve una idea muy clara de lo que trataba, por lo que siempre al elegir una lectura, lo pasaba olímpicamente por alto. Pero un primo mío desde el año pasado venía insistiéndome que lo leyera, que era excelente, que una joya, etc. No le hice caso, hasta que me prestó el libro y ni modo, lo leí. ¿Qué me pareció? Ahora les cuento. 
El lector (‘Der Vorleser’ en alemán, literalmente: ‘El lector en voz alta’) es una novela escrita por Bernhard Schlink, publicada en 1995 (y traducida a treinta y nueve idiomas) y que nos cuenta, en un primer plano, la breve relación entre el joven Michael Berg, narrador y personaje principal, y Hanna Schmitz, una mujer 20 años mayor que él, iniciada en la Alemania de post guerra. La trama está dividida en tres actos: los primeros tiempos de su relación amorosa, su reencuentro unos años después durante los juicios contra los criminales nazis, con Michael como estudiante de derecho y Hanna como acusada, y su nuevo reencuentro dos décadas más tarde.
Qué decir de este libro: una historia excelente, tal y como me la habían recomendado, no diría que es profundamente emotivo (que no lo sentí así al menos yo), pero sí tremendamente racional. A ver, lo primero que se me viene a la memoria al pensar en esta novela, es lo maravillosamente bien escrito que está: el uso de las palabras y oraciones resulta exquisito, con una sutileza notable, y unas descripciones tanto físicas como emotivas y psicológicas, que son dignas del mejor retrato. Ahora,  no es un libro que me haya conmovido, pese al tema tan sensible y complejo que toca en buena parte del libro: el holocausto judío, y los juicios a los acusados como colaboradores del régimen nazi. Creo que ello se debe, en buena parte, a que el autor optó en la narración en voz del protagonista, por intentar racionalizar al máximo posible los juicios que se realizan, deslizándose por materias como la vergüenza colectiva, la culpabilidad histórica, el totalitarismo, el colaboracionismo, la responsabilidad por acción y por omisión de una forma verdaderamente racional.
Una historia compleja, profunda, desgarradora en cierta forma por su horrenda analogía con la realidad, que creo debe ser lectura obligatoria para todos los amantes de la narrativa en general, de la  historia reciente, e incluso de la filosofía. Muy recomendado.
Fotograma de la adaptación al cine de la novela
“El mortal inmortal y otras fantasías góticas”, por Mary Shelley: Confieso que adquirí este libro sólo conociendo de nombre a su autora (la misma de la clásica Frankenstein o el moderno Prometeo), y porque el diseño gótico de su portada me encantó. Siempre he sido una fanática de la novela clásica inglesa, pero la verdad es que en cuanto a obras de mujeres, normalmente me he decantado por el realismo, el costumbrismo o el romanticismo (Jane Austen, Elizabeth Gaskell) antes que por lo gótico, género en el cual sólo he leído a las maravillosas hermanas Bronte (góticas más por defecto que por búsqueda consciente, creo yo). Bueno, me pareció interesante este libro de relatos justamente sabiendo que su autora dio vida a uno de los clásicos más grandes de la literatura universal, precursora de la ciencia ficción, y de las más destacadas autoras góticas.
Como primera lectura de ella, quedé muy conforme, y ahora les cuento por qué. El libro reúne 6 cuentos (fantasías góticas) tituladas La transformación, Historia de Pasiones, Roger Dodsworth, El mortal inmortal, El heredero de Mondolfo, Ferdinando Eboli, y El Sueño (para mi este último, la definición perfecta de lo gótico). En cada uno de estos relatos, Mary Shelley explora en los enigmas y temores más profundos para el hombre: la posesión demoníaca de las almas, el macabro juego de la inmortalidad, el destino trágico de los hombres en épocas pasadas a consecuencia de las pasiones propias, el amor, el odio, la venganza, la redención, la salvación y condena de los hombres.
Cada uno de estos relatos resultan maravillosos no sólo por lo oscuro de sus historias, sino también por la perfecta caracterización de personajes, ambientes y situaciones. Conforme avanzaba sus páginas, todo el tiempo tuve la sensación de encontrarme avanzando a tientas en medio de un banco de niebla, densa y profunda. Así sentí la narrativa de Mary Shelley. Y me sorprende y enorgullece pensar que fue una mujer, 200 años atrás, quien fue capaz de liderar una corriente literaria que trascendería tan profundamente en el tiempo. Porque todos sabemos que lo gótico tiene presencia importante hasta nuestros días, y qué mejor que honrar la memoria de esta pionera leyendo su obra. Y bueno, demás está decir que mi próxima lectura debe ser Frankenstein… necesito esa dosis de oscuridad!. El libro tiene 180 páginas (aunque en letra pequeñísima e interlineado mínimo), y la edición que conseguí es de El club Diógenes Valdemar. Si llega a sus manos algún día por la razón que sea, no duden en leerlo!.
Mary Shelley, la madre del goticismo.
Y bien, eso ha sido todo por hoy. Espero que les haya gustado este resumen de lecturas (el primero de muchos de este año, ojalá), y como saben que en la variedad está el gusto, no dejen pasar la oportunidad de leer algo anecdótico, chick lit, dramático o gótico. Comenten cuanto quieran, que aquí siempre habrá una lectora de corazón leyéndolos y conversando con ustedes!.

viernes, 8 de enero de 2016

Twenty years old again: Un drama sobre revivir la juventud perdida.

Hola a todos! Espero que estén terminando esta primera semana de enero muy bien. La mía ha sido bien agotadora la verdad, y es que mucho trabajo + calor sofocante en la ciudad= cansancio máximo,  así que como previa al glorioso viernes, ayer jueves en la noche me di un atracón de dramas (como no hacia hace tiempo), y terminé de ver (al fin!) Twenty again, y vi el primer capítulo de Cheese in the trap (paréntesis obligado: creo que amaré este drama. No vi el capitulo 2 solo porque dramafever aún no lo tiene en español, y quiero verlo en buena calidad. Cuando lo haya visto, dejaré por aquí mis primeras impresiones).
En fin, comencé a ver Twenty Again casi en emisión el año pasado, pero conforme fue acercándose el final de año y mis fuerzas doramaniaca me iban abandonando, lo dejé por la mitad. Sólo pude retomarlo esta semana, y sólo porque los capítulos que había visto me entretenían mucho, y dejaban una sensación agradable. Así que retomé, terminé, y ahora les cuento como me fue. 
Reseña: Ha No Ra (Choi Ji Woo) es una ama de casa de 38 años, esposa de un profesor de psicología, y madre de un hijo por entrar a la universidad. Su vida gira en torno a ellos, desde que con solo 19 años abandonara sus estudios, su sueño de convertirse en bailarina y se fuera a Alemania junto a su marido, Kim Woo Chul (Choi Won Young), con quien se casara al quedar embarazada. Desde ese momento, ella se enfocó en su vida como esposa y como madre, sin amistades, sin una ocupación ni independencia económica, perdiendo el contacto incluso con su única familia: su abuela.
Veinte años después, y con el propósito lograr el nivel intelectual de su marido, con quien atraviesa una crisis que amenaza con divorcio, No Ra se prepara secretamente para ir a la universidad, y casualmente termina en la misma donde estudia su hijo Min Soo (Kim Min Jae) y trabajan su esposo Kim Woo Chul (Choi Won Young). Allí se reencontrará tras 20 años, con su antiguo mejor amigo Cha Hyun Seok (Lee Sang Yoon), quien es un reputado productor y profesor de teatro, al tiempo que debe iniciar una lucha por mantener en secreto de su familia su vida universitaria, así como debe tratar de insertarse y adaptarse en un ambiente donde quienes reinan son jóvenes de la edad de su hijo, y donde ella es vista como una ahjumma extraña. A raíz de ello, No Ra decide enfrentar la vida nuevamente como si tuviera 20 años.

Comentario Personal: A ver, en su momento decidí ver este drama por razones muy sencillas: la historia de una madre de casi 40 años, asistiendo a la universidad por primera vez, se me hacía muy interesante, y me hacía recordar a la teleserie chilena Mamá mechona…ok, esto último no es un halago. Me recuerda sólo por la historia de madre de familia con una nueva oportunidad en la vida por estudiar. El otro motivo: Choi Ji Woo. Los dos dramas que he visto de ella me han gustado mucho, y siempre (al menos esos últimos años) ha apostado por historia diferentes, y eso me agrada. La vi en Suspicious Housekeeper (un drama que me encantó), y en Temptation, así que la perspectiva de verla por primera vez en una comedia romántica era inmejorable. Por lo demás, cuando anunciaron a Lee Sang Yoon como su coprotagonista, el panorama mejoró aún más (le amé en Liar Game). Finalmente, el ser un drama de Tvn, siempre le da puntos extras a las producciones.

Me gustó mucho la forma en que se mostró la realidad de una mujer coreana dedicada a su familia, que como consecuencia de ello vió frustrado su propio futuro. Y me gustó porque no es sólo una realidad limitada a una sociedad machista y patriarcal como la coreana, sino que aún hoy, lamentablemente, sigue siendo una realidad universal, pese a todos los avances de empoderamiento de la mujer. Esa inseguridad, temor, falta de expectativas  con que está gobernada la vida de No Ra fueron muy reales y sinceras. La relación distante con su esposo producto del paso del tiempo, un hijo que la ignora y menosprecia en cierta forma, son situaciones que tristemente sufren día a día cualquier mujer. Pero más que todo eso, el hecho que se dotara al personaje de la valentía y perseverancia por cambiar su vida, fue lo más satisfactorio. Porque No Ra, conociendo sus limitaciones, se prepara para lograr ingresar a la universidad, y luego lucha por superar cada una de las trabas que se le presentan: la falta de dinero para su matrícula, la discriminación por su edad, la soledad en un ambiente de sólo jóvenes, la dificultad en la comprensión de los códigos de conducta y de relación social. Cada uno de estos retos se plantean de forma muy clara, y No Ra transmite ese proceso de cambio que sufre en el camino. Es maravilloso cuando, llegada la oportunidad, consigue cumplir uno de sus anhelos más frustrados, el bailar ante un público. Creo que fue una de las escenas más emocionantes del drama. Por tanto, el aspecto del desarrollo y crecimiento personal de la protagonista, fue perfecto.  

Ahora, si buscamos el aspecto “romance” del drama, creo que en ningún caso fue un tema central: fue simplemente accesorio a la búsqueda personal de No Ra por cumplir sus sueños y tener una segunda oportunidad en la vida para ser ella misma. Pese a que ingresa a la universidad para tratar de salvar su matrimonio, es evidente desde un inicio que ya no es el amor lo que une a esta pareja. Y, pese a que No Ra se reencuentre con Hyun Suk, su amigo de juventud, logra reconstruir nuevamente una relación de confianza y amistad con él, en la que se ayudan mutuamente, sin atisbos de amor romántico hasta bien avanzado el drama. Creo, sin embargo, que se dejó demasiado al final la resolución de este aspecto en la vida de No Ra, fue un tanto repentino, si puedo llamarlo de alguna forma, creo que habría sido necesario un mejor desarrollo de este aspecto de la historia.
El personaje del esposo de No Ra y el hijo de ambos, los detesté buena parte del drama: al marido por narcisista y arrogante, al hijo por insolente y malagradecido con su madre. Pero siendo una comedia, los personajes no están dotados de maldad en extremo, por lo que en cuanto se veían involucrados en alguna situación ridícula, los odiaba menos jaja. El personaje que no llegué a tolerar fue el de la novia del hijo… uno, porque la chica que la interpretó actúa pésimo (es una idol, de hecho, Son Na Eun de A Pink), y por su actitud cargante en el noviazgo con Min Soo. Los compañeros de clase de No Ra y que luego se convierten en sus amigos, adorables!.
En cuanto a las actuaciones, Choi Ji Woo definitivamente está hecha para el suspenso o el melodrama… la comedia no se le da muy bien jeje. Sentí que le faltaba expresión facial muchas veces (culpa del bótox?). Pese a ello, hizo un buen trabajo, interpretando de forma sencilla y cálida a la protagonista. Eso sí, a veces le daban comportamientos muy aniñados, y el crecimiento personal que tuvo no se vio bien reflejado en ciertos pasajes. Sus dos coprotagonistas, muy bien ambos!: el esposo era odiado, pero a la vez digno de risa y burla. El amigo profesor, un niño continuamente taimado en cuerpo adulto jejeje.

Mención especial merecen los actores que interpretaron a la pareja protagónica de joven: muy talentosos ambos, sobretodo la actriz que interpretó a No Ra. Los continuos flashbacks no fueron solo relleno, sino que entregaban elementos para comprender el rumbo que tomó la vida de No Ra. Muy interesante, además, fue la muestra de la vida universitaria, la presión que sufren los estudiantes por obtener calificaciones destacadas, y la importancia que tiene la obtención de un título para labrar un futuro estable y aceptado socialmente.
Bueno, eso en general me pareció el drama. Bien desarrollado en términos generales, aunque poco arriesgado en la forma de abordar las segundas oportunidades en la vida. No disfrute tanto eso sí los últimos 3 capítulos… se me hicieron tediosos, poco desarrollados, y con el cierre de las historias muy apurado al final, de hecho yo adelante mucho para terminarlo. Y eso ha sido todo. El drama tiene 16 capítulos, y es perfecto para entretenerse y lograr una sonrisa casi permanente en el rostro, y toca temas interesantes además. No será un drama amado ni que vaya a ver una segunda vez, pero me dejó un grato recuerdo. Alguno de ustedes lo vió?, Qué impresión les dejó? Nos leemos.